Análisis de Penny Dreadful: City of Angels. Temporada 1. Capítulo 1

2

Poco, en mi opinión, se ha hablado en esta humilde morada sobre Penny Dreadful. La maravillosa serie de terror victoriano creada por John Logan llegó a nuestras vidas en 2014, bajo el mando principal de J.A Bayona en su primer capítulo, y fue una de las series que más me sorprendieron en su momento. Un reparto excepcional, y una historia que debiera parecer trillada, pero que fue llevada con cariño y atención excepcional al detalle, convirtieron una idea del montón en una de las series del momento. Tres temporadas después, en 2016, nos dijo adiós. Y no fue hasta 2019 que a alguien se nos ocurrió comentar aquí esta obra de arte.

Si bien la serie no terminó de la forma que nos habría gustado… es decir, que hubiera continuado, en cierta manera lo hizo. A través del formato cómic, pudimos conocer más de aquellas aventuras y, finalmente, ha llegado el esperado spin-off. City of Angels es un spin-off, pero no como esperamos. Es más una heredera, en la que no vamos a contar apenas con actores conocidos, tramas anteriores, y ni si quiera seguimos en el mismo continente. City of Angeles nos traslada del oscuro Londres victoriano, a la brillante ciudad de Los Ángeles en 1938. Pero ¿De qué va City of Angels? Bueno, pues para eso estoy yo aquí. Para llenar vuestros sueños de nuevos y bellos monstruos, y para destripar, capítulo a capítulo, la nueva creación de John Logan, con un arranque firmado por la ibérica mano de Paco Cabezas. Ahora, permitidme presentaros a la Santa Muerte.

Puedes leer aquí todos los análisis de Penny Dreadful en la web.

El caos, la muerte y el Reich

Desde el inicio, City of Angels quiere marcar la diferencia. Empezamos con un sol abrasador, porque esta nueva entrega quiere escapar de las sombras, y con una versión preciosa de La Llorona, en español el original. En un campo de temporeros encontramos a Magda (una siempre colosal Natalie Dormer) y la Santa Muerte. Si bien no sabemos quién es Magda, si sabemos lo que busca: el caos, la destrucción… Y el fuego. Porque lo brillante también puede ser oscuro, y me ha encantado como han querido jugar con la luz, con el calor, y con el fuego. El incendio se extiende por el cultivo, atrapando a uno de los trabajadores. Y su hijo, que estaba allí viendo a su padre trabajar, intenta ir a buscarle. Aquí hay una escena preciosa de la Santa Muerte protegiendo al niño. Pero ¿Por qué? ¿El niño la ve a ella? La Santa Muerte le ha dicho a Magda que no tiene corazón para los vivos, pero…

Inmensa, Natalie Dormer

Magda se transmuta. Cambia de forma y de ambiente, moviéndose entre los hombres. El Doctor Craft (Rory Kinnear) es un hombre de origen alemán, que vive una vida mediocre. Parece un buen hombre, es evidente que quiere a sus hijos, trata muy bien al servicio, y se preocupa por el evidente alcoholismo de su mujer. En el trabajo, el doctor Craft trata a niños asmáticos. Nada reseñable hasta la aparición de Magda. Esta escena es maravillosa… hasta que hablan. La conexión entre ambos personajes es absolutamente épica, y un guión más sutil la habría convertido en redonda.

Un rato después, descubrimos que Craft es miembro de la German American Bund, y se dedica a campañas publicitarias en su tiempo de descanso. Esta ha sido una de mis escenas favoritas del capítulo. La German American Bund, que fue un movimiento real, que llegó a contar con cerca de 20.000 miembros, y debemos recordar que, antes de la Segunda Guerra Mundial, los nazis no estaban tan mal vistos. Lo que más me gusta es que el discurso es bueno, y apela a un sentimiento de paz, y muy conocido a día de hoy. América no tiene nada que ver con otros lugares. Es un pueblo pacífico, y amigable, que no necesita involucrarse en peleas de otros. La actuación pacífica y amable de Kinnear, y la reacción, igual de amable del improvisado público en una luminosa y agradable mañana es terrorífica. Una de las grandes escenas del capítulo.

Te llevas nuestro corazón…

Tiago (Daniel Zovatto), una vez salvado por la Santa Muerte, es ahora el primer inspector de policía chicano de Los Angeles (los chicanos son estadounidenses de ascendencia mexicana), y está en evidente conflicto interno. Por un lado tiene su trabajo, es inspector, el primero de los suyos. Por otro lado, su familia vive un barrio culturalmente cerrado, y es evidente que poseen un fuerte sentimiento de comunidad, del que Tiago parece desligarse.

Este conflicto se ve personificado por un lado en su hermano Raúl (Adam Rodríguez, el hombre más guapo de la historia) un hombre de carácter, ligado al barrio y a su cultura, que vive a pocos metros de la casa dónde creció, y  trabaja en la conservera del barrio; y en su nuevo compañero, el inspector Michener (Nathan Lane, muy conocido por su papel de Pepper en Modern Family). En equilibrio entre ambas identidades, encontramos a María, la madre de Tiago, una mujer profundamente creyente del folklore mexicano, pero también convencida del sueño americano, que ve cumplido en Tiago.

Literalmente, AMO a este hombre. Tampoco os encariñéis mucho

Y aquí, un breve apunte sobre la madre. Si bien hay muchas escenas en las que dicen palabras o cantan en español, en el momento en que María habla con la Santa Muerte lo hacen en inglés. Y la verdad es que me ha roto mucho la magia del momento, porque aunque los hermanos Vega son nacidos en Estados Unidos, María es mexicana. ¿Por qué no se comunica una mujer mexicana con una deidad mexicana en español? Si incluyes a esto, el hecho de que el director es español… me chirría.

El conflicto de Tiago se materializa en la construcción de una nueva carretera, que va a requerir la demolición del barrio de los chicanos. Raúl se enfrenta, junto con gran parte de la gente del barrio, al concejal de transporte Charlton Townsend. Nos encontramos con otra escena de casi. Raul y los otros chicanos empiezan a cantar en mitad del pleno. La escena tiene mucha fuerza, pero, de nuevo, esta sobreexplicada. Si todos se hubieran puesto sencillamente de pie y cantaran,sin música y sin diálogo previo, habría resultado muchísimo más impactante.

Vemos también el conflicto de Tiago en una noche de esparcimiento, en la que sale a hablar con sus dos hermanos, Raúl, y el pequeño Mateo. Esta escena es absolutamente preciosa, jugando con la oscuridad de la noche y las luces; además del precioso plano de los tres hermanos, que finalmente se cierra en dos primeros planos contrapicados de Raúl y Tiago, representando las dos caras de la misma moneda: ser mexicano en estados unidos.

… nos llevamos el tuyo

Tiago cuenta, en su nuevo puesto como inspector, con un compañero. Nathan Lane da vida de forma irregular al inspector Michener. En su primer caso, Michener y Tiago se encuentran ante lo que parece un crimen ritual, que parece indicar que los mexicanos quieren venganza ante aquellas personas que los echan de sus hogares. Aunque es evidente que el tema racial es uno de los ejes de la serie, me parece demasiado evidente. ¿A nadie se le ha ocurrido que es DEMASIADO evidente? ¿Que pueden estar tratando de inculpar a los mexicanos?

Seven mal

Pero retomemos al Doctor Craft y al concejal Townsend, porque aquí hay más que contar de lo que nos parece, y todo orquestado por Magda, a la que vemos desfilar como un camaleón entre los diferentes escenarios, susurrando palabras de guerra. Y es que los nazis, como ya he dicho, no estaban TAN mal vistos antes de la Segunda Guerra Mundial. Pero ¿hasta que punto están dispuestos los americanos, o algunos americanos, a ser amables? Esa es la pregunta que nos hacemos sobre Townsend, cuando un oficial nazi le propone ayudarle en su escalada política, a cambio de concederles la construcción de las carreteras a empresas propiedad del Reich. Y aquí añadiré que me gusta bastante la construcción del personaje del Townsend. Me gusta que tenga algunos redaños, porque le da profundidad. Es ambicioso, pero no un total rastrero. 

Con nazis o sin ellos, Townsend tiene claro que un grupo de mexicanos marginal no va a parar el progreso, y envía a la policía a parar a los protestantes. Esta escena, en la que la policía y los chicanos se enfrentan, es maravillosa. El momento en que llega Tiago es bastante anticlimático, pero es bastante impresionante ver como, en los planos cortos, la policía parece ser multitud, pero hay un plano precioso en el que se ve que los chicanos son más, y aún así, se les ve en minoría. El discurso de Tiago, de nuevo, incluye una única frase en español, que se nota poco natural. Aquí la actuación de Natalie Dormer es épica, moviéndose como una serpiente, y provocando la primera bala. El momento en que Tiago mata a Raúl es desgarrador, y la imagen es preciosa, hermano contra hermano; Santa Muerte contra Magda.

Pero hay cosas que no entiendo. La Santa Muerte no es bondadosa. Solo hace su trabajo, que es recoger a los vivos. La Santa Muerte es la compañía al otro lado. Pero parece evidente que no la están presentando como la contraposición de Magda. Quizá haya que esperar para ver la evolución e historia de ambos personajes.

La opinión de Sofía

Debo decir que este capítulo me ha generado sentimientos encontrados, y creo que la mayoría de las cuestiones negativas derivan del propio título de la serie. Por mucho que el propio Logan se encargara de explicar que se trata de un “heredera espiritual”, el nombre Penny Dreadful me ha creado unas expectativas en cuanto a trama y estilo; que no han llegado a satisfacer. City of Angels tiene, por ahora, poco que ver con su predecesora, aunque es necesario aclarar que esto no es necesariamente negativo. 

Que escena tan PRECIOSA

Mi segundo problema es con el guión. Una de las bases de un buen guión es “Muestra, no cuentes” y creo que este primer capítulo ha pecado de lo contrario. Hay escenas maravillosas, que pierden toda su fuerza por estar sobre explicadas. Un ejemplo es la escena entre Dormer y el Doctor Craft: es una escena potentísima, y en el original, el acento alemán de ambos es sutil, pero marcado; y el momento en el que ambos se reconocen como alemanes es un ejercicio brillante de dirección y actuación. Después de esto, cuando ya has entendido lo que ocurre, ambos personajes explican de nuevo que son alemanes. No es necesario, ya lo hemos entendido, y de esa manera eliminas la potencia de la escena y el interés del espectador por indagar en la escena. Por desgracia, esto pasa muy a menudo durante el primer capítulo.

Por supuesto, tenemos aspectos muy positivos. La idea es muy interesante, la fotografía es maravillosa (una de las cosas que más me han gustado de la serie) y el casting es realmente bueno. Además, me parece divertido e inteligente que el hilo conductor sean las carreteras, como vías de progreso.  Siendo honestos, a la Penny Dreadful original le costó un poco arrancar, por lo que espero que la serie arranque, adentrándose en los asesinatos, e involucrándose más en los aspectos del folklore 

La semana que viene, más y mejor. Hasta entonces…. sed felices.



el autor

En mis ratos libres soy la Chica Ardilla

2 comentarios

  1. Las cosas que nos hacen felices ya lo he leído. Coincido en todo. Las imágenes cuando sale la Santa Muerte son “cuadros”. La escena con el padre del protagonista es como un paso de la “Soledad” de Semana Santa. El ambiente de la ciudad, la tienda de discos con el locutorio dentro.. Son imágenes muy bien pensadas. Y la trama me gusta, es una trama un poco al “Hombre en el Castillo” con el tema de Hitler en América. Me ha encantado… Harta de leer subtitulos, pero muy bien.

    • Sofia Ricarte el

      Muchas gracias por tu comentario, Rosa! Me fijaré en las escenas de la Santa Muerte, a ver si puedo captar esas referencias, porque no me había dado cuenta , muchas gracias!
      Espero tu opinión del segundo capitulo!

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad