Análisis de Rick y Morty. Temporada 4. Capítulo 8

2

Rick y Morty vuelven a nuestras pantallas, y esta tanda de episodios se va acercando lentamente a su final: el antepenúltimo capítulo de la cuarta temporada comienza explorando un cliché de la cultura popular, pero pronto se convierte en algo completamente distinto. Titulada literalmente El episodio del tanque de ácido, esta entrega ofrece un disfrute que nada tiene que envidiar a los episodios más legendarios de la serie, con una gran multitud de giros que no solo funcionan desde un punto de vista cómico sino también desde la perspectiva del desarrollo de personajes y… sí, incluso el drama.

Una idea estúpida

El científico loco que protagoniza esta serie y su nieto participan en un intercambio de diamantes con una banda de mafiosos extraterrestres dentro de una fábrica abandonada. Las instrucciones de Rick son claras: si algo sale mal, ambos deben saltar al mismo tanque de ácido falso, dentro del cual se encuentran un aparato de respiración asistida y una pila de huesos diseñada para simular que unos cadáveres han caído a esa presunta muerte segura. Cuando los criminales deciden traicionarlos, acaban recurriendo a esta treta antes de liquidarlos, algo que Morty le recrimina a su abuelo.

Según le cuenta al científico, el plan podría haber salido terriblemente mal, lo que supondría que una de las ideas de Rick ha fracasado. Por ello, el compañero de aventuras de este megalómano le implora que ponga en práctica una de sus ideas por una vez: crear un dispositivo que le permita establecer puntos de guardado en la vida real para poder volver atrás sin consecuencias. Hastiado por la insistencia del adolescente, el supergenio acaba aceptando su desafío y le entrega una máquina que le permitirá revivir los mismos momentos una y otra vez como si su vida fuera un videojuego. Sin embargo, el pobre chaval descubrirá que, quizás, su idea es más estúpida que la de recurrir a un tanque de ácido falso.

Dos tramas bien exprimidas

Este episodio comienza con una idea aparentemente estúpida, parodiando todas aquellas escenas en las que el villano cae a un tanque de una sustancia nociva y acaba muriendo o deformado. Cuando vemos a los protagonistas sobreviviendo en el ácido falso, llegamos a creer que podrían pasar veinte minutos escondiéndose de los mafiosos, pero la realidad es mucho más sorprendente: después de este prólogo, gran parte del capítulo se centra en el nuevo dispositivo que Rick ha inventado solo para demostrar a Morty que puede hacer cualquier cosa… o, tal vez, con otros propósitos ocultos.

En cualquier caso, la trama que sigue a este gag inicial bebe de fuentes como Atrapado en el tiempo o Click, en las que un protagonista demasiado ingenuo recibe un regalo envenenado: en este caso, Morty Smith comprobará cómo el funcionamiento del nuevo aparato inventado por su abuelo tiene consecuencias atroces sobre la realidad, y tendrá que tomar una decisión ignominiosa para enfrentarse a ellas. Cabe decir en favor de los guionistas que, a pesar de que la trama del tanque de ácido parece abandonarse por completo en el segundo acto, logran integrar las dos líneas argumentales de un modo inesperado y orgánico, dándonos veinte minutos constantes de risas y sorpresas que culminan con una escena gloriosa después de los créditos. Esta entrega supone una excelente lección de guion sin ningún cabo suelto, en la que cada acción tiene su reacción.

Dejando a un lado esta muestra de comedia magistral, este episodio se asemeja al capítulo One Crew Over The Crewcoo’s Morty, también de esta temporada, en el excelente retrato de Rick Sánchez que lleva a cabo. En esta ocasión, los momentos cómicos se ven acompañados de una serie de escenas dramáticas muy bien condensadas entre las que se incluye un precioso montaje mudo que, cómo no, acaba en una sonora carcajada por parte del espectador.

Conclusión

El episodio del tanque de ácido, frente a una cuarta temporada correcta pero algo decepcionante, tiene potencial para formar parte de las entregas más míticas de Rick y Morty: está a la altura del episodio de la poción amorosa, del episodio en que los protagonistas exploraban el motor de la nave del inventor, es superior a aquel capítulo en que Rick Sánchez se convertía en un pepinillo… en definitiva, reúne todos los elementos tragicómicos que han hecho que esta serie triunfe, y logra contar una historia autocontenida gracias a unos excelentes diálogos y a la ausencia de ellos en algunos de sus tramos. Sin duda, es lo mejor que nos ha ofrecido esta última temporada, al menos por el momento. A Dan Harmon y Justin Roiland aún les quedan dos episodios para superarse.



el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado siete libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

2 comentarios

  1. Pues, no voy a poder estar de acuerdo contigo. Este capítulo me ha parecido muy bueno (como casi siempre) pero dentro de las aventuras típicas de la serie. En cambio, la temporada en sí, a falta de 2 capítulos, cuyos títulos prometen mucho juego, quizá sea la que más me esté gustando, tanto por la calidad de los episodios estándares (como este) como en los que arriesga un poco más, como el pasado o en el anterior, no lo recuerdo ahora. Pero, bueno, mientras éste sea el nivel, aquí me tendrán.

    • Es pronto para hablar todavía, pero el episodio del tren metaficcional (si es al que te refieres) también me ha parecido bastante bueno. Este se me antoja mejor porque, aunque no hace nada nuevo, aplica la fórmula a la perfección.
      En cuanto a la temporada, la considero la más floja de momento. La segunda me pareció la mejor, en parte por el cliffhanger del final, y la primera y la tercera tenían episodios fuera de lo convencional como el mencionado capítulo de la poción amorosa o el que se centra en la ciudadela de Ricks. Esta no ofrece todavía nada igual.
      Sin embargo, a los creadores les quedan todavía dos capítulos para sorprendernos, y espero que mi opinión cambie cuando lleguen. En cualquier caso, esta serie sigue pareciéndome muy por encima de la media.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad