InicioSeriesAnálisis de Rick y Morty. Temporada 5. Capítulo 1

Análisis de Rick y Morty. Temporada 5. Capítulo 1

Rick y Morty, el producto estrella de Adult Swim y uno de los estrenos animados más destacados de los últimos años, ha vuelto… ¿tan pronto? Sí. A pesar de que la pasada temporada acabó hace unos meros doce meses, un suspiro para el equipo de la serie, volveremos a tener una tanda de diez capítulos cuyo estreno comenzó este mismo domingo. Dan Harmon y Justin Roiland han explicado que su nuevo contrato les permite trabajar con mayor rapidez y que hay grandes sorpresas preparadas para la quinta temporada. De momento, recibimos con los brazos abiertos a este dúo, que se enfrenta en este primer episodio a la curiosa némesis de Rick.

Rick y Morty aterrizan de nuevo

Tras una peligrosa misión en la que nuestro científico loco favorito acaba inconsciente, Morty consigue que su nave aterrice en la Tierra. Por desgracia, el vehículo impacta en el mar, lo que despierta la ira del monarca de las profundidades: Míster Nimbus, un poderoso ser obsesionado con el lujo y el placer que se presenta como el archienemigo de Rick. Así, a pesar de que su nieto ha conseguido mostrar finalmente el coraje necesario para pedir salir a su compañera Jessica, tendrá que ayudar a su familia a hacer frente a este inmaduro rey para evitar una invasión.

Rick y Morty

Rick le encomienda a Morty la misión de acudir a una dimensión donde el tiempo pasa mucho más deprisa para recoger un vino añejo que consiga facilitar las negociaciones. Sin embargo, querrá guardarse una botella para su amada Jessica, que se encuentra en otra sala de su casa. Mientras tanto, el matrimonio Smith tendrá que decidir si acepta o no una proposición indecente del monarca del océano.

De hombres submarinos y dimensiones paralelas

Este capítulo es un gran comienzo para la nueva temporada de Rick y Morty, y consigue contar una historia compleja y desternillante en apenas veinte minutos, dando sus momentos de gloria a casi todos los miembros de la familia. La dinámica entre Míster Nimbus y Rick es muy divertida, con dos individuos egocéntricos tratando de superarse el uno al otro, y el nuevo antagonista nos recuerda al microscópico Zeep Xanflorp en su empeño por hacerle la vida imposible al científico. Sin embargo, esta nueva adición es un personaje valioso por sí mismo, con unos diálogos entretenidos y una obsesión enfermiza por tener relaciones con los habitantes de la superficie. En ese sentido, no es descabellado que a los amantes de los cómics les recuerde a cierto monarca submarino con ínfulas de casanova…

Rick y Morty
Una imagen de Nam… de Míster Nimbus

Pero, sin duda, lo más destacable de este episodio es la subtrama en la que Morty debe recoger el vino para Jessica: una actividad en principio sencilla se convierte en toda una epopeya cuando una serie de errores provocan un cataclismo en la dimensión alternativa. Los habitantes de este mundo, en los escasos minutos que el chico pasa en su vivienda, desarrollarán toda una cultura cuyo foco es el odio a Morty, que para ellos se ha convertido en una mezcla siniestra del hombre del saco y Satanás. En las escenas que el chico protagoniza, podemos comprobar que ha evolucionado mucho desde su introducción, convirtiéndose en un personaje mucho más agresivo y dispuesto a tomar la iniciativa. En este sentido, se convierte en una suerte de antagonista dentro de la historia de esta obsesiva dinastía de alienígenas, en la que los creadores consiguen presentar a personajes bien caracterizados con los que empatizar en apenas medio minuto.

En cuanto a Jerry y Beth, su trama no es tan delirante como otras que han protagonizado, pero consiguen sacar una sonrisa al espectador gracias a un clásico de la comedia: gente madura tratando de ser innovadora y atrevida con demasiado entusiasmo. Los intentos de convencerse a sí mismos de lo conveniente de entrar en una relación abierta dan lugar a diálogos que no pueden competir con las dos otras líneas argumentales, pero que nos recuerdan por qué amamos a estos personajes. En cuanto a Summer, no tiene mucho protagonismo, pero es vital para la trama y sus escasas escenas resultan entretenidas.

Conclusión

Este capítulo es un comienzo muy sólido para una temporada que promete. Con referencias discretas a otros episodios pero disfrutable por sí mismo, Mort Dinner Rick Andre nos abre el apetito y nos deja con ganas de tomarnos un buen vino madurado en otra dimensión.

Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista. Redactor en esta página y, antes, en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS