InicioSeriesAnálisis de She-Hulk: Abogada Hulka. Episodio 5. Malota, verdosa y, en vaqueros,...

Análisis de She-Hulk: Abogada Hulka. Episodio 5. Malota, verdosa y, en vaqueros, una diosa

Bienvenidos al análisis del quinto episodio de She-Hulk: Abogada Hulka, titulado “Malota, verdosa y, en vaqueros, una diosa”, un capítulo en el que nuestra protagonista tendrá que reflexionar sobre su identidad ahora que además de Jennifer Walters es también Hulka.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores de la serie

Después de la demanda que Titania interpuso por uso indebido del nombre Hulka al haber registrado ella dicha marca, toca ver cómo nuestra protagonista se defiende. La encargada de este caso será Mallory Book, otra abogada de su despacho, tan fría y distante como competente. Y es que representarse a una misma no suele ser buena idea.

Hulka está contenta

La idea en torno a la que gira el juicio (y todo el episodio) es la de la búsqueda de la propia identidad. Jen ha sufrido una trasformación increible que puede que vaya más allá de los asombrosos cambios físicos asociados a su nueva personalidad de Hulka. Ya hemos visto como tiene que aceptar ser su alter ego verde para tener un nuevo trabajo o incluso para ligar. Y eso es algo que a la fuerza tiene que pasarle factura.

Encima, Titania ha registrado el nombre para sacar a la venta toda una nueva línea de productos de belleza que están generando enormes beneficios económicos. Así que la jueza tiene que decidir si Jen quiere ser Hulka para sacar un rendimiento económico o si  ha adoptado esa identidad como propia porque la siente parte de su ser.

Titania en el juicio

La clave es demostrar que Jen había asumido como propia el nombre de Hulka antes de que Titania empezara a forrarse usándolo. Y es algo complicado ya que Jen había dicho públicamente que era un nombre que no la representaba, aunque también acabó aceptándolo.

La resolución del problema se encuentra en la app de ligoteo que vimos en el capítulo anterior. Recordemos que para tener éxito, Jen se abre un perfil como Hulka, a través del cual tiene varias citas con hombres a cada cual más extravagante, pero que no dudan en acudir al juzgado para prestar testimonio sobre un hecho totalmente irrefutable. Ellos fueron a las citas con una mujer que había aceptado su identidad de Hulka y hacía plena ostentación de ello (malota, verdosa y, en vaqueros, una diosa era el título de su perfil).

Cuando esto queda claro, la jueza acaba dando la razón a nuestra protagonista, aceptando su demanda sobre la recuperación de su propio nombre y el cese de manera cautelar del uso comercial del mismo por parte de Titania.

¿Cómo vestir a un superhéroe?

En la trama paralela que acompaña a la principal del juicio, Jen acaba aceptando que tiene un problema con su manera de vestir, que es simplemente horrible. Pero claro, tiene que compaginar ropa para dos tipos de cuerpos muy, pero que muy diferentes. Menos mal que Nikki se ofrece a ayudar y con la colaboración de Pug, encuentran un peculiar sastre especializado en ropa superhumana.

Nikki y el peculiar sastre de los superhéroes

Acepta hacer ropa para Hulka por el desafío que supone el hecho de que su nueva clienta tenga dos cuerpos a los que debe valer la misma ropa. Y es que hay que recordar que en el UCM no existen los 4 Fantásticos por lo que tampoco existe Reed Richard ni las moléculas inestables que inventó en los cómics para que la ropa de los superhéroes se amoldase a sus poderes y habilidades.

El episodio acaba cuando Hulka va a recoger su ropa nueva, entre la que parece que vamos a tener un verdadero uniforme de superhéroe. Y en una caja en la sastrería vemos un casco amarillo con cuernos que anticipa la participación de un personaje al que todos estamos deseando ver…

Valoración del capítulo

La serie ha encontrado el tono que buscaba tanto en el fondo como en la forma. Su humor absurdo y el establecimiento de tramas en las que hay un juicio central y una historia secundaria que da apoyo sirve para que los guionistas nos presenten la vida de Hulka de una manera que intentan que sea amena y divertida. Y digo que intentan porque si el episodio anterior me pareció un poco flojo este tampoco logra que la cosa remonte demasiado.

Todos estamos esperando ver al dueño de este casco

El hecho de que no aparezca ningún invitado especial (más allá de Titania, que parece ser la antagonista de la serie) no es que haga que el capítulo sea peor. Ese no es el problema.

Es más bien que, aunque haya algunas buenas ideas, como esa de que el primer enfrentamiento Hulka-Titania sea en los tribunales y no en una pelea, la historia no acaba de despegar y no sabemos muy bien si hay un hilo conductor para toda la serie. El humor absurdo del que hace gala (tomemos como ejemplo todos los momentos en los que Nikki y Pug están en pantalla) puede estar bien al principio, pero después corre el riesgo de perder poco a poco la gracia.

Nikki y Pug vestidos para la ocasión…

Tampoco hay que olvidarse del toque feminista, aunque en esta ocasión está bastante mejor llevado y no se hace tan cargante. Todo el capítulo gira en torno a la idea de Jen aceptándose como Hulka, en cierta manera empoderándose para ser algo más que una buena abogada como siempre había querido. Y eso funciona mucho más que la crítica a los hombres porque sí (aunque algo de ello también hay, no os creáis).

La relación de nuestra protagonista con Mallory Book resulta ser una de las cosas más interesantes de la historia. Esta abogada se nos presenta como una mujer decidida y fuerte, que no teme enfrentarse a nada pero que a la vez puede ser una buena amiga en el futuro. Veremos si esta relación tiene más recorrido.

Mallory Book y Hulka en el juicio

Por último, el CGI sigue sin mejorar, siendo un verdadero cantazo varias veces. Por eso me hace mucha gracia cuando Titania llama Shrek a Hulka. Y es que es verdad que muchas veces parece un orco verde moviéndose de manera rara entre seres humanos.

¿Separados al nacer?

En resumen, parece que esta serie está hecha para gustar a los que sean capaces de conectar con su peculiar sentido del humor, alejándose de los estándares a los que estamos acostumbrados en el UCM. De todas maneras, hay muchos fans que están pendientes de la anunciada aparición de cierto abogado ciego y será después de ese momento cuando tal vez sea la hora de juzgar más en profundidad She-Hulk: Abogada Hulka. Y es una pena, ya que debería ser una serie que pudiera sostenerse por sí sola, algo en lo que está empezando a fallar.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

2 COMENTARIOS

  1. ¡Hola, Juanjo! Como en el episodio anterior, también coincido con tu análisis. ¿El mejor momento del capítulo? los 2 segundos en que aparece el casco amarillo, jeje. Respecto al humor (ya que la serie se encuadra dentro de este género) lo resaltaría un poco más y lo haría algo más variado. Es que hay capítulos de Cobra Kai en los que me río más con las tontunas de Johnny que con las situaciones de Hulka. Siempre he pensado que la comedia es el género más complicado. El CGI pues eso, se nota mucho en la cara. Visto el resultado, no sé por qué no pensaron en usar maquillaje y andando (en los primeros planos). Por cierto, ¿soy el único que pensó en el Gladiador la primera vez que hablan de un sastre de superhéroes (con el actor de la serie de Netflix)? A ver qué tal los siguientes episodios. ¡Saludos!

    • Qué tal Jama? Pues si, es una pena que lo mejor del capítuo sea lo del casco, pero es lo que hay. Estamos ante una serie cómica que ha abrazado un tipo de humor absurdo que desde luego no es del gusto de todo el mundo, ya veremos si logra remontar un poco en los episodios que quedan. Con lo que no tengo muchas esperanzas es con el CGI. Y por cierto, no se me había ocurrido lo del Gladiador como el sastre, pero madre mia que buen puntazo habría sido¡¡¡¡

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Crítica de Lou, entretenida y a ratos angustiante película con una gran Allison Janney

Netflix ha estrenado una película que, la verdad, resulta muy entretenida. Hablamos de Lou, protagonizada por Allison Janney (Oscar a la mejor secundaria por...