InicioSeriesAnálisis de Superman & Lois. Temporada 1. Episodio 14: El Erradicador

Análisis de Superman & Lois. Temporada 1. Episodio 14: El Erradicador

Bienvenidos a un nuevo análisis de Superman & Lois. Esta vez toca el capítulo 14 titulado El Erradicador, donde por fin vemos el plan que Tal-Rho y su padre tenían para traer de vuelta a los Kriptonianos. Ya sólo queda un episodio para el final de temporada y las espadas están por todo lo alto.

Enlace a los análisis anteriores de Superman & Lois.

Después del enésimo parón, algo que sin duda ha perjudicado mucho a la serie, esperaba que los dos últimos capítulos fueran un no parar de acción mientras se resolvían los cabos pendientes que quedan. El problema es que este capítulo empieza incidiendo una vez más en los problemas de la gente de Smallville. Que si los Cushing se van o se quedan, que si Chrissy tiene que vender el periódico por que la situación económica está muy mal, que si los lugareños están entre enfadados y asustados por la presencia de Defensa en el pueblo… Una trama que se me está haciendo muy pesada.

Menos mal que después de 20 minutos de Crisis en SmallVille el capítulo despega y de que forma. Aunque también tenemos algo de tiempo para un poco de romance adolescente ya que Sarah y Jordan siguen con su historia de amor, aunque si la familia Cushing acaba marchándose del pueblo ya veremos que pasa. Y Jonathan da a Tegan Wickham una segunda oportunidad después de su desastrosa primera cita. Además, nos enteramos de que la chica también es nueva en la ciudad ya que su madre y ella vienen de Central City para empezar de cero después de que su padre haya acabado en prisión. ¿Se abre una nueva trama para la siguiente temporada?

Que bonito es el amor

Tal-Rho y Leslie Larr hacen su jugada y aparecen en Metropolis. Superman se marcha para allá acompañado de Irons y Lois para ver que traman. Pero es muy extraño ya que están allí parados sin más. Hasta que de repente varias personas que había mirando salen disparadas hacia el cielo para destruir Metropolis. Todo empieza a aclararse. Tal-Rho tiene ya no existe, sólo existe El Erradicador y como tal tiene el poder de imbuir a los Kriptonianos en la gente sin necesidad de máquinas o kriptonita alguna.

Tal-Rho se queda suspendido en el aire mientras Irons y Superman van a enfrentarse a los nuevos kriptonianos y a Leslie. Lois se sube a un edificio donde hay una compañera con una cámara para contar a los habitantes de Metrópolis y al mundo lo que está pasando. En ese momento Leslie aparece por detrás para acabar con ella. Sin duda es la mejor escena del episodio. Jonathan y Jordan están viendo la tele y el primero de ellos no puede evitar acordarse del video que vio en la camioneta de Irons y que mostraba como moría su Lois casi de manera idéntica. Cuando Leslie se dispone a matar a Lois, justo en el último segundo, el martillo de Irons aparece milagrosamente para acabar con la kriptoniana y salvar el día en una secuencia que tiene los tiempos perfectamente medidos para ser muy emocionante.

Tal-Rho conviertiéndose en El Erradicador

Mientras, Irons y Superman acaban con los convertidos y con Leslie pero Tal-Rho escapa a Smallville donde ataca al coche en el que estaban Jonathan y Jordan con su abuelo. No pueden hacer nada contra él y se acaba marchando con Jordan para llevárselo a un lugar en el que ni Superman puede localizarlos.

La última escena es realmente aterradora. Tal-Rho convierte a un Jordan que se levanta con los ojos rojos y dice “Bien hecho, hijo mío. Vamos a empezar”.

Valoración del episodio

Es una pena que los primeros 20 minutos vuelvan a insistir sobre el tema de Smallville. Los lugareños parecen cada vez más pesados y siguen erre que erre echando las culpas de sus desgracias a los Cushing, al departamento de defensa, a todo el mundo. Creo que los responsables de la serie quieren enseñarnos como han cambiado los pequeños pueblos de EE UU en los últimos años, un fenómeno muy en alza en ese país en estos tiempos, con un aumento del paro y unas peores condiciones de vida que influyeron decisivamente por ejemplo en el alza de Donald Trump. Personalmente toda esta trama me parece que sobra y que lo único que hace es “ensuciar” el recuerdo de Smallville como cuna y crisol de los valores que encarna y defiende Superman.

Otra cosa que me chirria un poco es que Tal-Rho sólo “convierta” a cuatro o cinco kriptonianos en Metropolis. Si el plan era hacer daño a Superman destruyendo esa ciudad, lo lógico sería formar un ejército como hizo en el universo de Irons. De todas maneras, esto se puede perdonar por lo bien solucionada que está la escena de Lois a punto de morir. Sin duda uno de los momentos de la serie.

Sólo queda un capítulo para que acabe la temporada y por fin tenemos todas las cartas sobre la mesa. El final, con Jordan “poseído” por el padre de Tal-Rho, hace que tenga muchísimas de ganas de ver el cierre de la temporada.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS