InicioSeriesAnálisis de The Walking Dead: World Beyond. Temporada 2. Episodio 6

Análisis de The Walking Dead: World Beyond. Temporada 2. Episodio 6

Entramos ya en la segunda mitad de temporada y nos vamos encaminando hacia el final de The Walking Dead: World Beyond. Analizamos hoy el sexto episodio de esta segunda temporada, cuyo título es ¿Quién eres Tú? La serie postapocalíptica creada por Matthew Negrete y Scott M. Gimple, se emite para España por Movistar+ y para Latinoamérica por AMC.

Bienvenidos sean a un nuevo análisis de The Walking Dead: World Beyond, que se pone cada vez más interesante a medida que nos acercamos al final (recordemos que siempre estuvo pautado que serían dos temporadas) y nos trae un episodio con un par de revelaciones importantes y, aunque indirecta… una referencia a Rick Grimes. Es el sexto de esta segunda temporada y pasamos a analizarlo advirtiendo que SE VIENEN SPOILERS DE LA TRAMA.

Análisis anteriores de The Walking Dead: World Beyond, aquí.

Análisis de The Walking Dead, aquí.

Análisis de Fear the Walking Dead, aquí.

Plan Pospuesto

Un flashback al inicio nos lleva al día en que Leo y Lyla se conocieron, permitiéndonos saber que ella ya venía con sus turbias investigaciones desde antes. Volviendo al presente, el grupo que se halla dentro de la base ha decidido cambiar de plan a la luz de nuevos datos que merecen ser investigados, particularmente que Omaha y el Campus fueron arrasados con químicos y después se atrajo a los zombies como cortina de humo.

Hope es quien más defiende la idea de quedarse un tiempo más para averiguar los motivos detrás de ello y llevar certeros datos a Portland. A Leo, por su parte, se lo ve obsesionado por saber hasta qué punto Lyla sabía del asunto.

Acuerdan, por lo tanto, hacer llegar un mensaje a Elton y Willy avisándoles que el plan se pospone. En cuanto a Silas, dan por descontado que no los esperará, pues eso fue lo que Iris le instruyó que hiciera pasado un cierto tiempo prudencial. No saben, claro, de su detención, ni nosotros nada nuevo al respecto durante todo el episodio.

Van en busca de Jennifer, a quien prácticamente someten a interrogatorio. Ella cree que la decisión de eliminar las colonias fue del general Beale (todavía un misterio para nosotros) y no de su madre, aunque admite que la orden debió haber pasado por ella y no podía desconocer su contenido. Con una mirada de hielo, Percy la acusa de que entonces la decisión de dispararle a él y asesinar a su tío fue suya propia, a lo que Jennifer nada responde.

Cuando se le pregunta por el posible motivo de las masacres, ella aventura que los asentamientos podrían tal vez haber desequilibrado la economía de la RCM al sumarse cuando la misma ya estaba funcionando. No parece convencerlos y a nosotros tampoco.

Jennifer se cruza con Jadis, a quien viéramos en el episodio anterior y en el primer crossover importante de la serie arribar a la base con uniforme militar. Tal como advirtiéramos en el adelanto, alude a ella como suboficial Stokes, sin que sepamos aún por qué porta el apellido del sacerdote Gabriel: algo en los años intermedios (unos siete, tal vez) permanece sin ser explicado.

La sorpresa es que la propia Jadis, aun ocupando un cargo más alto, reconoce a Jennifer como su mentora. Según dice, Elizabeth Kublek le encomendó la misión de cuidarla aunque, sin pelos en la lengua, se pregunta si será que la teniente teme por la seguridad de su hija o más bien que no confía en ella o en los contactos y amistades que pueda haber establecido fuera de la base.

Esto es Guerra

Al Perímetro ha llegado la nota avisando a Elton y Will de la posposición del plan. El problema es que se cierra diciendo “vamos a quemar este lugar hasta los cimientos”, sentencia que, leída por las autoridades, siembra discordia en la comunidad. “Esto es guerra”, afirma Indira a la vez que quiere mantenerse leal a la palabra empeñada con quienes han entrado a la base; el resto, en cambio, son más bien partidarios de no entrar en conflicto con la RCM y así es como, casi en un golpe de estado, le imponen voto de censura en la toma de decisiones.

Will, sin embargo, no quiere abandonar a sus compañeros quedándose en el Perímetro, por lo que se pone en camino para ingresar de incógnito a la base siendo Dev quien lo guía hacia un posible acceso.

Elton, en cambio, decide quedarse y su vínculo con Asha es cada vez más fuerte, al punto que le pide que lo haga partícipe del ritual que, junto a su hermano, practicaban con los caminantes a los cuales eliminaban. Consiste en colocar flores sobre las vacías cuencas de los zombies caídos para así, según ellos, liberar sus almas y nutrirse con la energía positiva de tal liberación.

Fantasmas del Pasado

Leo invita a Lyla a cenar junto a sus hijas, pero en realidad es una distracción que busca despejar el laboratorio y permitir una visita secreta para averiguar más sobre las masacres. Tal visita está a cargo de Felix y Jennifer, quien consigue tarjetas de acceso para ambos y, una vez dentro, descubren registros de reiteradas visitas de Lyla al subnivel 6, que pasa a ser su siguiente objetivo.

Por el camino, Jennifer le cuenta a Felix sobre su relación con Dennis, quien formalmente sigue siendo su esposo. Al parecer, ella lo cubrió en el pasado por alguna metedura de pata que costó vidas, aunque aduce que salvó muchas más pero la situación se complicó por haber él actuado bajo efectos del alcohol, lo cual derivó en su degradación y posterior desplazamiento a la planta de erradicación.

Uniendo cabos, podemos recordar el momento en que Dennis le pidió a Silas que quitara de su vista una botella de whisky y, además, terminar de confirmar que el puesto de erradicación es una especie de purgatorio para quienes han incurrido en indisciplina o errores militares: algo así como la Guardia de la Noche en Juego de Tronos.

Mientras tanto, en la cena, se produce una discusión entre Lyla e Iris acerca de los posibles límites éticos en la investigación científica, particularmente en cuanto a la utilización de animales. La cuestión termina con Iris levantándose indignada de la mesa y Hope yendo tras ella para regañarla: es que la suya es una actitud no solo inmadura sino terriblemente torpe ya que amenaza dar por terminada una cena que, se suponía, debía prolongarse para dar más tiempo a Jennifer y Felix. Iris está empezando a resultar algo irritante y, de hecho, fue la autora de la conflictiva nota que llegó al Perímetro. Mala suya por partida doble y en un mismo episodio.

Afortunadamente, Leo logra retener algo más a Lyla, quien, incluso, reconoce que Iris tiene razón y, al parecer, le ha tocado alguna vieja herida del pasado.

Es entonces cuando cuenta que al principio del apocalipsis, le tocó ver cómo su esposo y su hija se convertían en zombies sin poder hacer nada para curarlos y sometiéndolos a cosas terribles sin resultado alguno. Siendo médica oncóloga, ello le llenó de culpas y se propuso, al menos, ayudar a salvar a la humanidad, que es lo cree haber estado haciendo.

Sombras de Traición

Felix ha cortado la energía eléctrica para poder ingresar al subnivel 6 sin monitores ni sistemas de vigilancia. Una vez dentro, se encuentra con muchos cuerpos identificados con letras y números, así como varios tanques que, presumiblemente, podrían contener el mismo químico utilizado en las masacres de Omaha y el Campus. El hecho de que los tengan almacenados podría dar a pensar que están planeando utilizarlos nuevamente contra alguna otra colonia.

Pero la energía regresa y el sistema de seguridad se activa, con lo cual queda encerrado en la cámara refrigeradora ante la doble perspectiva de congelarse o bien ser descubierto: poco alentadoras ambas. Sospecha que Jennifer lo ha abandonado o traicionado, pero tal temor se esfuma cuando ella, desde afuera, le abre la cámara.

A todo esto, Will ha llegado hasta las cercanías de la base acompañado por Dev. Este quiere entregarle la pistola que a él mismo le legara su padre, pero cuando está a punto de hacerlo, recibe un disparo y cae al suelo, presumiblemente muerto. Will alcanza a ver aproximarse una partida de hombres armados de la RCM antes de tomar el arma que Dev no llegó a darle y ocultarse entre la vegetación.

Balance del Episodio

La tensión crece y nos indica que empezamos el camino hacia el desenlace. En este episodio hemos tenido sendas revelaciones sobre el pasado de Dennis y de Lyla, que nos permiten empatizar algo más, sobre todo con la segunda.

Lo que es una lástima es que no hayamos visto ni por un instante a Julia Ormond (Kublek) ni a Hal Cumpston (Silas), dos de los puntales sobre los cuales la serie se sostiene. Por cierto, el presente de ambos es un misterio: no sabemos en qué anda la primera ni qué pasó con el segundo luego de ser capturado.

A propósito de esa detención, pareciera tener alguna conexión entre esa detención y la emboscada sufrida por Will y Dev con presunta muerte de este último. En ambos casos, se puede pensar en un posible pase de información: en el primero, es dable sospechar de Dennis (se le notó desconfiado cuando Silas le pidió la llave del camión en la entrega anterior) y en el segundo de alguien del Perímetro pues, en principio, nadie fuera del mismo sabía del plan de Will. Pero también cabe la posibilidad de un mismo informante cuyos nexos aún no vemos.

Iris, como hemos dicho, está algo irritante: su inmadurez, de tan romántica e idealista, raya en la estupidez e inclusive estropea planes. En cuanto a Elton, comienzo a tener el pálpito de que quizás acabe quedándose en el Perímetro, en tanto que a Percy se lo obsesionado con la venganza que difícilmente se abstenga de llevar a cabo. Todo un problema, ahora que Jennifer está colaborando con el grupo.

Por último, Jadis: más allá de sus palabras y de que pareciera no haberse guardado nada, su verdadero papel aún se nos escapa y lo del cambio de apellido permanece todavía como un gran misterio.

Pero puede llegar a haber algo más en relación a ella y quizás tenga que ver con Rick Grimes, de quien los fans esperan noticias desde que saliera de la serie principal en la temporada 9.  “Le di a la RCM algo muy valioso y conseguí a cambio una nueva vida“, afirma.

No me parece, honestamente, que vayamos a ver a Rick en esta serie, pero estando Jadis tan vinculada al momento de su desaparición, no es para descartar que sus palabras nos den alguna pista en próximos episodios, lo cual sería una interesante forma de darle interés a esta serie al no solo integrarla con la principal, sino, además, hacer que sirva como fuente de algunas respuestas.

En general, creo que la serie va bien, entretiene y, sobre todo en esta segunda temporada, nos deja intrigados con cada cierre de episodio, lo cual no es poco: lo que se dice, hasta aquí, un spin-off digno.

Veremos cómo sigue la cosa: les espero para analizar el próximo episodio. Hasta entonces y sean felices…

Rodolfo Del Bene
Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Locust. Leviathan Labs nos lo traerá en abril de 2023.

Bienvenidos a Las cosas que nos hacen felices. En pocos meses, en abril de 2023, Leviathan Labs nos traerá ... Locust. Atentos al equipazo creativo que lo ha realizado. Mi amigo Massimo Rosi a los guiones y el dibujante español Alex Nieto.