Inicio videojuegos Críticas de videojuegos Bloodstained: Ritual of the Night (PS4, Switch, XboxOne y PC). El eterno...

Bloodstained: Ritual of the Night (PS4, Switch, XboxOne y PC). El eterno retorno de Symphony of the Night.

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Bloodstained: Ritual of the Night, la revolución.

bloodstained

En todo un gran avance, algo revolucionario, suele paralizar el reloj del tiempo durante mucho. En el fondo es comprensible. La cosa de la que hablemos siempre se ha hecho de un modo determinado, con sus más o sus menos. De repente una nueva forma de hacer las cosas aparece y tiene un éxito arrollador, muchas veces acompañado de muchas traiciones a la formula original. Traiciones que terminan siendo aplaudidas por el éxito conseguido. Esta revolución exitosa, que todos celebramos, trae consigo un nuevo estandar con sus fieles celosos de la ortodoxia que, a su vez, critican los intentos de realizar cualquier cambio y ya no digamos revolución.

Podríamos hablar de cómo algo así pasó con Zelda: Ocarina of Time, de las películas de James Bond o tantas veces en el mundo de la música. Es un fenómeno habitual: todos tendemos a querer una estabilidad en nuestras vidas, lo que incluye los elementos culturales que nos rodean. En el fondo la historia de la que hablamos hoy es la enésima repetición de este ciclo. Hoy hablaremos de Bloodstained: Ritual of the Night, que ha salido este 2019 para Playstation 4, Nintendo Switch, XboxOne y PC.

Y es que hablar de este videojuego es hablar de Castlevania. Al fin y al cabo este videojuego tiene detrás a Koji Igarashi, el legendario creador de la que suele considerarse mejor entrega de la saga, Castlevania: Symphony of the Night. Entrega, hay que decirlo, que encaja en lo que hemos empezado diciendo: se parte de una saga de un cazador de vampiros con un control más o menos ortopédico, una aventura más o menos lineal y una dificultad altísima como moldes anteriores, para realizar un videojuego protagonizado por un hijo de un vampiro, un control finísimo, una aventura no lineal y una dificultad muy reducida. Se toma toda una tradición de terror gótico y muchas de las melodías de los primeros juegos, pero la forma de jugar y sus mecánicas cambian cualitativamente. Y, en tiempos de la lejana Playstation, fracasa. Es un caso curioso: en su momento el juego revolucionario es un fracaso de crítica y público, que suele decirse que estaba obsesionado con los juegos en tres dimensiones y veía a un juego de dos dimensiones como una cosa arcaica y superada por los tiempos.

El juego sería reivindicado en años posteriores con el boca a boca y sería considerado un clásico de culto gracias a su diseño de niveles, rejugabilidad y estética acertadísima y única. Tanto sería el éxito posterior que el equipo de Koji Igarashi intentaría repetir la formula una y otra vez en consolas portátiles, añadiendo pequeñas modificaciones, convirtiéndose Symphony of the Night en casi un género de videojuegos nuevo con su fuertes reglas ortodoxas. Uno que, vamos a decirlo, genería desde entonces hasta hoy multitud de imitadores o juegos, especialmente en la escena independiente: Ori and the Blind Forest, Cave Story, Hollow Knight, Rogue Legacy, Guacamelee, etc. Otros juegos incorporarían elementos de este nuevo género, como los Batman: Arkham, especialmente en lo referente al acceso a nuevas zonas del juego cuando conseguimos nuevas habilidades o instrumentos, casi siempre a partir de zonas que ya hemos visitado anteriormente.

En definitiva, el paso por las tres dimensiones de la saga fue más o menos traumático y hemos vivido su correspondiente revolución en la últimas entregas, Lords of Shadow, creado por los madrileños MercurySteam, pero el mito de Castlevania: Symphony of the Night sigue siendo el más intenso en los seguidores de la saga. Como Konami, la dueña de la franquicia, lleva demasiado tiempo dejando de lado casi todas las propiedades relacionadas con videojuegos hemos visto una espantada de gente como Hideo Kojima o el mismo Koji Igarashi (más allá de los casos de cada uno). Así, cuando el mismísimo creador del mito pidió financiación por Kickstarter para hacer lo que era otro Castlevania (aunque con otro nombre) pero para consolas de sobremesa y ordenadores le costó poquísimo recaudar lo pedido.

Contaba con el equipo que hizo grande al mito: Michiru Yamane con el aspecto sonoro (creadora de algunas de las melodías más míticas de los videojuegos), Ayami Kojima (ilustradora magnífica y creadora visual de la estética única de la saga desde entonces) y el propio Koji Igarashi. Es decir, la parte estrictamente estética y sonora está a la altura del mito, por más que esta vez por temas de derechos no hayan podido recoger temas de los Castlevania, por supuesto. Pero, ¿qué pasa con la parte jugable?

Bloodstained: Ritual of the Night bebe, como todos los juegos del género, del mito rompedor de la época de Playstation. Un castillo enorme, con muchos secretos. Un personaje principal con superpoderes y un control finísimo. Una dificultad no precisamente mareante hasta que llegamos a determinados jefes (aunque tampoco suponen un problema enorme). La apertura de nuevas zonas y rutas en cuanto conseguimos determinados objetos o habilidades, casi siempre a partir de zonas ya visitadas. Exploración y secretos para estar horas buscando. Subida de niveles, armas y armaduras, decenas de habilidades para equipar que permiten hacer cosas cualitativamente diferentes (incluída una en la que podemos invertir la gravedad, je). En resumen, es jugablemente un Symphony of the Night, con añadidos de los juegos de Castlevania posteriores en las portatiles, como la posibilidad de aprender habilidades de los monstruos al matarles y luego equiparnos dicha habilidad. Hay técnicas a aprender en libros y hay por supuesto varios finales.

La mayor parte de la gente llegará al final llamémosle “malo” y verá que el grado de descubrimiento del castillo no llega ni a la mitad. Para poder acceder a casi la mitad del juego hay que hacer algo muy concreto en una pelea concreta, pero no puede hacerse sin haber explorado el castillo a conciencia y hacer alguna locura tras rompernos la cabeza. Es decir, que el juego recupera la forma que tenía Symphony of the Night de abrir casi un juego nuevo a los que busquen, rebusquen, se lean las cosas y observen a conciencia. Nadie debería asustarse demasiado porque el juego no es una cosa infinita y en unas 15-25 horas (depende de lo que dediquemos a subir de niveles) deberíamos tenerlo al 100% explorado.

Es un juego que por lo que puede ir viéndose por las redes está fascinando a quien nunca se ha metido en este género, por lo agradecido que es, lo bien que te recompensa constantemente en forma de nuevas y muy diferentes habilidades (desde aquí recomendamos la de la protección de los cuadros volantes), lo bello que es estéticamente y el diseño de niveles cuidadísimo. Quien amó el género en algún momento lo está gozando igualmente, al fin y al cabo es una depuración y perfeccionamiento de la formula juntando las mejores partes de las distintas entregas. ¿Le podemos criticar por continuista? Es una recolección de las cosas que han ido funcionando bien en el género, incluídas determinadas peleas con jefes finales, que van de menos a más en este caso, por cierto. Hay una sensación de haber visto muchas de estas cosas antes, pero la mezcla está lo suficientemente bien engrasada como para que no se juegue como algo repetido o repetitivo. Es un mérito de diseño, vaya.

En definitiva, el estándar del que hablamos al principio se va moviendo lentamente con los juegos independientes, y el creador revolucionario ha cogido algunos de esos elementos para incorporarlos a su canon. Es un gran juego, muy divertido y que ha salido muchísimo más barato que la mayor parte de videojuegos de hoy en día. Es cierto que de salida salió con algunos bugs que lo hacían injugable para determinadas partidas (concretando: algunos cofres que contenían elementos clave para poder avanzar en la trama aparecían abiertos y vacíos), pero se ha solucionado con el tiempo. Es cierto que la versión de Switch es menos espectacular, pero a pesar de eso es la que ha vendido mejor, señal de que el público que se compra una consola Nintendo es al que más gustan este tipo de videojuegos. En definitiva, es un videojuego que no supone ninguna nueva revolución en el género pero es un estupendo representante de este, tanto para los veteranos como para los nuevos. Si podemos criticar algo es, quizás, lo poco carismática que termina resultando la protagonista o lo olvidable de la trama argumental, pero el género siempre ha ido más de centrarse en la jugabilidad que otra cosa.

Sed felices.

Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Crítica de The assistant (2019), minimalista relato sobre el acoso sexual.

Sin lugar a dudas, uno de los movimientos más importantes de los últimos años en Hollywood fue el Metoo, surgido a raíz de las...

Análisis de Superman & Lois. Temporada 1. Episodio 2: Herencia

Bienvenidos fans del auténtico Superman. Tras el fantástico primer episodio de esta nueva serie todos teníamos nuestras dudas: ¿mantendrán el nivel? Podemos constatar que...

Especial Zack Snyder Liga de la Justicia | Crítica de Man of Steel (2013)

El siguiente especial dedicado a Zack Snyder está realizado por Juanma y Carlos, los mismos que os han tráido artículos como la crítica a...

Análisis de Snowpiercer. Temporada 2. Capitulos 4 y 5

Introducción Bienvenidos a la segunda temporada de Snowpiercer. El show de Netflix está de nuevo con algunas sorpresas. Agárrense en sus asientos que el Rompenieves...

Análisis de American Gods. Temporada 3. Capítulo 7

Bienvenidos, Dioses en el olvido, una semana más, a la historia antigua vuelta a contar de los Dioses Americanos y sus tribulaciones. Hemos recorrido...

Debate. Opinamos sobre la posible película de Black Superman

Buenas a todos. Ya tenemos debate sobre la posible película de Black Superman (Superman de raza negra) por parte de Warner Bros. Y es...

Series y películas de Netflix que debes ver en Marzo: Vuelve Sherlock (pero no la que piensas), serie de Pacific Rim y Moxie

¡Buenos días a todos, amantes de manta y Netflix! Este mes Netflix trae poco material original pero bastantes novedades en películas, como la española...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad