Conan el Bárbaro: Bienvenido a Marvel

0

Conan, creado por Robert E. Howard, es uno de los personajes más importantes de la literatura fantástica. Este exponente del subgénero de espada y brujería lleva ya casi noventa años entre nosotros y, a pesar de su indudable influencia en otros autores, es probable que muchos le conozcan por la magnífica adaptación de John Milius o los cómics que Marvel publicó a partir de los años setenta. En cualquier caso, parece estar viviendo una segunda edad de oro recientemente.

Tras una etapa en Black Horse con críticas generalmente positivas, la Casa de las Ideas ha vuelto a adquirir los derechos de publicación del personaje, y ha confiado en Jason Aaron para poner al día la leyenda del cimmerio. Además, Amazon está desarrollando una serie sobre el mítico rey de Aquilonia, lo que podría devolverlo a primera plana de actualidad si esta tiene éxito. Aunque esto está por ver, Panini no ha desaprovechado la ocasión de volver a publicar material sobre Conan: además del comienzo de la etapa de Aaron, ha sacado al mercado el cómic de 48 páginas Conan el Bárbaro: Bienvenido a Marvel, en el que se recupera el número 13 de la colección What If? ¿De qué iba esta serie? Quédate con nosotros y te lo contamos.

Un hombre fuera de su tiempo

What If? fue un movimiento editorial ideado por Roy Thomas, el discípulo y sucesor de Stan Lee al frente de Marvel. Este devoto de la continuidad ideó un nuevo modo de contar historias que no tenían cabida en el universo habitual por alterar demasiado el statu quo de los personajes. Así, este imaginativo guionista dirigió una publicación de culto que mostró cómo hubieran evolucionado los acontecimientos de sus series más longevas si Elektra hubiera sobrevivido, si Spiderman se hubiera unido a los Cuatro Fantásticos, si Lobezno hubiera matado a Hulk… y un largo etcétera. Esta idea será adaptada a la televisión, seguramente basándose en la continuidad de las películas.

El ideólogo de esta colección también fue quien trajo al legendario bárbaro a Marvel: él gestionó la compra de los derechos y guionizó su serie durante más de cien números, con colaboradores gráficos excepcionales como Barry Windsor-Smith o John Buscema. Conan se convirtió en uno de los personajes más populares de la editorial, por lo que tenía sentido que el equipo estrella de Thomas y Buscema lo incluyeran en esta antología de historias alternativas.

En esta ocasión, el bárbaro viajará a nuestro mundo a través de un portal, tras uno de sus habituales combates contra un hechicero de la Era Hiboria. Allí, tendrá que adaptarse a las costumbres de un mundo que se le antoja incomprensible sin abandonar los fuertes principios que siempre le acompañan.

Un cimmerio en la Gran Manzana

Esta historia sigue un esquema clásico: el de sacar a un personaje de su zona de confort para introducirlo en un lugar que le resulta extraño. Para que nos entendamos, este tebeo comienza como una clásica comedia con similitudes con Un yanqui en la corte del Rey Arturo, pero invertida: no es un hombre del futuro quien viaja para traernos sus innovaciones tecnológicas, sino un guerrero quien llega hasta los débiles habitantes del presente para recordarles las costumbres salvajes que han abandonado. Si el conflicto principal en el Conan primigenio había sido el del buen salvaje contra la civilización, Thomas lo eleva a su máxima potencia cuando lo contrapone al mundo moderno. Sus carencias lingüísticas y la incomprensión que le provocan los avances tecnológicos dan pie a equívocos moderadamente entretenidos.

Pronto, sus habilidades con la espalda y su tendencia a meterse en líos le harán enfrentarse a los criminales de la peligrosa Nueva York de los años setenta. Cuando la policía empiece a buscarle, tendrá que refugiarse con una mujer… y, siendo Conan, surgirá una poderosa atracción entre ellos a pesar de los milenios que los separan. En este sentido, la trama de este número es sospechosamente similar a Hércules en Nueva York, protagonizada por un bisoño Schwarzenegger que acabaría encarnado a Conan en la gran pantalla. Casualidades de la vida.

En cuanto a la calidad, aunque no deslumbra, no podemos dejar de apreciar el cariño que Roy Thomas le tiene al personaje y su conocimiento enciclopédico del mismo. El guionista se esfuerza en situar esta aventura dentro de su cronología, después del relato de Howard Nacerá una bruja, y el bárbaro que sale de su pluma es completamente reconocible como el aventurero que encandiló a tantos lectores españoles. Quizás este sea el principal problema: frente a lo que suele ser habitual en los What If?, esta es una simple aventura de Conan. Su autor más conocido no aprovecha la libertad que le aporta este formato para alterar la idiosincrasia del personaje, y esto juega en su contra. Aun así, se sigue tratando de una aventura de Conan ideada por Thomas y Buscema, con un dibujo que nunca falla a la hora de retratar a nuestro cimmerio favorito.

Conclusión

Ha sido una buena idea rescatar este número del limbo. Nos recuerda las posibilidades que existen a la hora de mezclar a Conan con el Universo Marvel, sin necesidad de desnaturalizar al personaje para hacerlo más simpático para los lectores biempensantes. Difícil tarea tiene por delante Jason Aaron si quiere emular lo que estos dos gigantes del guión y el dibujo hicieron por esta leyenda: actualizar su mitología manteniéndose fieles al brutal universo creado por su autor y darle una imagen perenne en la que seguimos pensando cuando se pronuncia el nombre de este guerrero. Este número suelto, si bien no es el culmen de su larga colaboración, nos recuerda los logros de la Casa de las Ideas en el terreno de la espada y brujería.

 



el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado seis libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a esta sección semanal, que por poco no llega. Deprisa y corriendo pero por fin estamos aquí. Lo más destacado de la semana en…