Reseña de Conan el Bárbaro #1. Vuelta a Marvel con sabor clásico

0

Conan ha vuelto a casa. Después de varios años viviendo sus aventuras en la editorial independiente Dark Horse (desde 2003), el cimmerio más famoso de todos los tiempos regresa a Marvel, el sitio donde sus comics empezaron a ser conocidos y relevantes.

Marvel parece decidida a recuperar las licencias que había perdido y que en los 70 salvaron a la editorial de la quiebra. Después de volver a hacerse con Star Wars, le llega el turno a la creación más famosa de Robert E. Howard y cómo en el caso de las aventuras de Luke, Han Solo y compañía, Marvel pone toda la carne en el asador para ofrecer a las nuevas generaciones un comic de Conan interesante y atractivo, todo ello sin olvidar a los fans más fieles del personaje.

El salvajismo y la sangre no pueden faltar en un comic de Conan

Para conseguirlo pone al frente de los guiones a Jason Aaron, un valor seguro. Aaron es uno de los escritores más importantes de Marvel y en principio parece una buena elección viendo algunos de sus trabajos previos (por ejemplo Thor). En la parcela artística tenemos a Mahmud Asrar, un dibujante con un estilo claro y espectacular, un tanto alejado de las versiones más paradigmáticas del personaje.

En este primer número el guionista nos presenta al personaje. En principio todo el mundo lo conoce, pero no está de más una pequeña presentación que Aaron hace con el párrafo más famoso de las novelas de Robert E. Howard: “Sabe, oh príncipe, que entre los años que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades, y los años de aparición de los hijos de Aryas, hubo una edad no soñada en la que brillantes reinos ocuparon la Tierra, como el manto azul entre las estrellas:. Y allí llegó Conan, el cimmerio, cabello negro, adustos ojos, espada en mano, ladrón asaltante, asesino, de grandes tristezas y grandes alegrías, preparado para pisotear con sus pies calzados con sandalias los enjoyados tronos de la Tierra”. Adornado además de una doble página con un collage con ilustraciones icónicas de los mejores dibujantes que se hicieron cargo del personaje en su anterior etapa en Marvel: Barry Windsor-Smith, John Buscema, Ernie Chan…

Una bella mujer se acercará a Conan… ¿Con qué intención?

Después entramos en la historia propiamente dicha. Aaron conoce al personaje y nos presenta todo lo que le ha hecho famoso. Salvajes combates, bellas mujeres, un Conan altanero y peligroso, magia negra… Y lo hace prometiendo que vamos a asistir a la muerte del cimmerio en una trama que se alargará durante doce números y que saltará entre dos periodos temporales distintos. En el primero vemos a un guerrero joven y salvaje que da muerte a una peligrosa bruja. En el segundo contemplamos a un Conan que ya es rey y que tiene que hacer frente a un peligro con el que creía haber acabado hace mucho tiempo.

Este truco permite al guionista acercarse a las dos versiones más icónicas de protagonista. El Barbaro y el Rey. A priori es una manera interesante de presentar la trama, pero que sonará y mucho a los fans del escritor. Es lo mismo que está haciendo en la colección de Thor, mostrando a tres versiones del Dios del Trueno a lo largo de su dilatada historia. Parece que Aaron se le están acabando los ases en la manga y repite los esquemas que le funcionan en dos personajes que tienen muchas similitudes.

También veremos a Conan en su encarnación de Rey de Aquilonia

Dejando de lado esta falta de originalidad en el planteamiento, el comic se lee bien. Presenta la amenaza de manera entretenida y hay una buena caracterización del protagonista (muy bien las diferencias de carácter que se establecen entre la versión joven y la crepuscular). En definitiva, estamos ante un comic entretenido que nos deja con ganas de saber más. Perfecto para un número uno.

Por otro lado Mahmud Asrar hace trabajo correcto a los lápices. El problema es que es un dibujante muy “pijamero”, con un estilo adecuado para trabajos de corte superheroico pero que para un comic de Conan, queda demasiado limpio y aséptico. No tiene la fuerza y salvajismo del Conan de John Buscema o la fina elegancia de Barry Windsor-Smith. A pesar de ello ofrece buenas composiciones y algunas escenas espectaculares. Además, su Conan es totalmente reconocible, permaneciendo fiel a la encarnación más clásica del personaje. Estamos ante un comic agradable a la vista pero al que tal vez le falta algo de fuerza, algo de chispa.

En resumen, este primer número de Conan en Marvel es un comic que, sin llegar a ser sobresaliente, sí que es una lectura amena y agradable a la que merece la pena echar un vistazo y ver cómo se desarrolla la historia.



7.3 Notable

La vuelta de Conan a Marvel nos deja un comic con un regusto a las historias clásicas del personaje en el que podemos ver al cimmerio en su versión de joven guerrero y de anciano rey en una trama que se alargará durante doce números y que promete mostrarnos la muerte del protagonista. Todo con un dibujo agradable y limpio al que quizá le falte algo de la fuerza y elegancia que habíamos visto en anteriores versiones del bárbaro.

  • Guión 7,5
  • Dibujo 7
  • Interés 8
  • User Ratings (0 Votes) 0

el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Larga se ha hecho la espera y es que la noche es oscura y alberga horrores. Y son muchas lunas las que han pasado desde…