InicioCómicsConstantine de los Nuevos 52 de Lemire y Fawkes: Muy buen cómic...

Constantine de los Nuevos 52 de Lemire y Fawkes: Muy buen cómic aunque algo descafeinado

Me llena de orgullo y satisfacción escribir sobre Constantine, también conocido con el bastardo inglés por ser un cínico, mentiroso, egoísta, caradura y fumador empedernido además de ocultista, exorcista y gran conocedor de las artes mágicas y místicas. Hechas las presentaciones, hoy he venido aquí a hablar este tomo en cartoné que publicó ECC el 29 de septiembre guionizado por Jeff Lemire (que lo está petando merecidamente con Black Hammer) y Ray Fawkes.

Constantine

Siento un cariño muy especial por este personaje (al igual que por Batman y Green Lantern) y suelo sacar la parte positiva de sus aventuras, aunque estas estén por debajo de la media. Por esta primera línea ya os podéis imaginar que no nos encontramos ante una obra que podríamos considerar de lo mejor de Constantine. Aunque lo que nos cuentan estos guionistas entretiene y nos va a mantener pegados a las páginas, si amas a este personaje y te atraen sus peripecias, te darás cuenta que le falta gas, un punto más para ser excelente. Esta obra se queda un par de peldaños por debajo de aquellas del sello Vértigo que tan buenos momentos les dio a todos los lectores.

Lemire y Fawkes nos entregan una historia que sin muchos aspavientos entretiene mucho y nos va a dejar satisfechos tras su lectura. Para un lector novel (que no haya probado nada de este personaje) puede dejarle mucho mejor sabor de boca que a uno que lleve muchas historias de Vértigo a sus espaldas.  Constantine se enfrentará a La Llama Fría (formada por poderosos magos) para recuperar el Compás de Croydon, un misterioso artefacto capaz de detectar actividad mágica en cualquier parte del mundo. Toda fuente mágica (ya sean objetos o personas) les sería desvelada a este grupo y podrían dar caza a todo lo que se les opusiera.

Con este sencillo planteamiento avanza la historia, nada complicado, aunque bastante funcional durante todo el tomo. Estos guionistas realizan un buen trabajo, incluso con la personalidad del protagonista, pero se siente (como he mencionado en el párrafo anterior) que le falta un último empuje para terminar de despegar.

Hablando del gran carisma de Constantine, Lemire y Fawkes, se acercan mucho a lo que leímos en Vértigo, aunque pasado por un filtro “Disney” (por llamarlo de alguna forma). Durante toda la lectura vamos teniendo ‘ramalazos’ de aquel ‘bastardo inglés’ que nos conquistó antaño, pero no llega a destaparse el frasco de las esencias.  Aunque somos espectadores de su egoísmo, su ingenio y su humor ácido, quienes hemos saboreado algo de este personaje (aunque no todo, por desgracia) se llega anotar que hay cierta contención, un intento de ser rebelde pero dentro de unos parámetros que consigan no ofender demasiado. A mi parecer, esto tiene mucho que ver con que este personaje haya sido sacado de un sello más para adultos (como fue Vértigo) y haya acabado conviviendo en el mundo del resto de superhéroes de DC. La etiqueta de “todos los públicos” no le sienta bien al sucio y oscuro universo sobrenatural de Constantine, pero que nada bien.

En la parte gráfica creo que esta obra está a muy buen nivel, siempre desde el punto de vista de una persona que no sabe ni dibujar una nube, y hace lucir a Constantine muy bien. Renato Guedes plasma perfectamente el universo tenebroso y místico de este personaje, dándole más empuje a la narración. Creo que la elección del brasileño para dar vida al guion de Lemire y Fawkes ha sido, como mínimo, acertada y creo que le va como anillo al dedo.

Conclusión

Este tomo de Constantine es entretenido, tiene ritmo y la historia, pese a no complicarse con tramas retorcidas, mantiene el interés del lector para descubrir todo lo que se trae entre manos La Llama Fría y que hará nuestro protagonista para frenarla. Creo que es buen punto de partida para quienes no conozcan al personaje y quieran usar esto de trampolín para adentrarse en la etapa de Hellblazer en Vértigo.

Lemire y Fawkes cumplen y nos dejan buen sabor de boca aunque no lleguen a explotar todo lo que el carácter de este ocultista puede dar de sí. Podríamos compararlo con un excelente plato al que le faltan algunos condimentos para hacerlo magistral.

Guedes hace un trabajo excelente para que el producto final sea visualmente recordable y que se acerque a lo que antaño fue el universo de este personaje.

Como ya he mencionado, gracias al buen ritmo de la historia, no vamos a aburrirnos en ningún momento y eso nos hará devorar las casi 500 páginas con facilidad.  Una divertida aventura de nuestro inglés más egoísta y cínico para conocerlo antes de la llegada de su secuela (aun en producción) a los cines.

Página de ECC de este tomo de Constantine.

Portada del tomo recopilatorio

Más reseñas de cómics de otros compañeros:

Reseña de Hellblazer: John Constantine y los demonios personales

Constantine: Hellblazer Núm.1

Hellblazer de Garth Ennis 1

Saludos desde la tierra de Sir Francis Drake.

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS