IniciocineCrítica de Aquellos que desean mi muerte (2021), un thriller de manual...

Crítica de Aquellos que desean mi muerte (2021), un thriller de manual de Taylor Sheridan

Recientemente ha llegado a las salas de cine lo nuevo de Taylor Sheridan, frustrado actor y hoy reputado guionista y director. Este año participaba también en la (co)escritura del guion de Sin remordimientos, uno de los estrenos potentes del año a priori y que se quedaba finalmente en un ni fu ni fa. Mi compañero Pedro os trajo la crítica correspondiente. Ahora comencemos a hablar de la cinta que nos ocupa, al lío.

Un thriller de manual pero que engancha.

Muchas ganas le tenía yo a esta película, la verdad. Ya os hemos hablado de Taylor Sheridan en alguna ocasión tanto Pedro como un servidor. Es un guionista y realizador que nos gusta, cuenta historias que conmueven, con trasfondo, desarrollo de personajes cuyos actos tienen consecuencias. A priori, todo esto parece lógico y elemental pero cuesta encontrar gente que lo haga bien. Sheridan lo consigue.

En esta ocasión el cineasta opta por un thriller al uso donde los acontecimientos se van a ir sucediendo uno tras otro sin darnos tiempo practicamente a tomarnos un respiro. No es ni mucho menos de sus mejores historias pero eso ya se veía en el tráiler.

Angelina Jolie es sin duda el principal reclamo de la película, aunque lejos de su momento de gloria hay que reconocerle a la actriz que ella sola es capaz de cargar con el peso de una historia de acción donde su personaje es puro cliché. Una bombero forestal que acaba de sufrir una tragedia laboral y que viene recuperándose psicológicamente cuando un niño se le aparece lleno de sangre.

A partir de entonces los sucesos no paran de encadenarse. Una conspiración gubernamental de la que casi nada se nos cuenta y que debe ser silenciada hasta con la muerte de un crío.

No obstante y pese a lo estereotipado de los personajes, Sheridan es capaz de dotar de cierta alma a los personajes. Esto es importante, ya que nos acaba preocupando lo que les pueda pasar. Así también vamos a conocer al sheriff del pueblo y a su mujer embarazada (unos inspirados y aprovechados Jon Bernthal y Medina Senghore).

Es precisamente el tratamiento de personajes secundarios lo que me gusta de Sheridan y es que esto hace que la historia dentro de lo fantasiosa e incrédula que puede llegar a ser, no pierda ese halo de realismo.

Donde si flojea el director y (co)escritor en esta ocasión es en el tema de los villanos, dos matones con automáticas. Aunque hay que reconocer que consiguen que nos den miedo.

aquellos que desean mi muerte

Las relaciones humanas.

Lo que hace que este thriller no navegue en el lago del olvido es la relación de los personajes, si bien parece que Sheridan ha estado encorsetado a la hora de adaptar la novela homónima de Michael Koryta ya que en el guion participa el propio autor, si parece que el desarrollo y evolución de los personajes corre a cargo del guionista. Esto hace que nos interesen todos los personajes que aparecen en pantalla y sintamos miedo cuando llegan los malos.

En este sentido la relación materno filial que surge entre el personaje de Angelina Jolie y el joven Finn Little está bastante bien llevada, alcanzando su mejor momento cuando Hannah (Angelina Jolie) le espeta a un aterrado Connor (Finn Little) un “contigo es imposible autocompadecerse”. No os queráis imaginar la carcajada que solté en el cine.

aquellos que desean mi muerte

Consideraciones finales.

Mejor que Sin remordimientos pero lejos de sus anteriores trabajos, Taylor Sheridan entrega aquí un thriller muy recomendable para pasar el rato en el cine con un solvente reparto compuesto por Angelina Jolie, Nicholas Hoult, Finn Little, Jon Bernthal, Aidan Gillen, Tyler Perry, Medina Senghore y Jake Weber.

El realizador vuelve a acertar y a brillar eligiendo campo abierto para la acción; en este sentido hay que destacar la labor del director de fotografía Ben Richardson cuyas poderosas imágenes llenan la pantalla como ya pasase con las montañas nevadas de Wind River.

En definitiva como me comentaba mi compañero Pedro, es un thriller menor de Sheridan, y lleva razón, pero del bueno. Vayan al cine, pasaréis 100 minutos muy entretenidos. Eso si, menuda suspensión de la incredulidad en el incendio que asola a nuestros protagonistas. No quiero decir más…

Un saludo y sed felices.

Carlos María Porras Castañoshttps://despojosdelahistoria.wordpress.com/
Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad