Crítica de Green Book: Un viaje hacia el sur

7

Green Book es el nuevo filme de Peter Farrelly, un director más acostumbrado a la comedia como se puede ver en su extensa filmografía (Algo pasa con Mary, Dos tontos muy tontos). A pesar de que Green Book supone un leve desvío en su repertorio cinematográfico, sí que posee elementos cómicos, pero en esta ocasión son más sutiles, no son momentos desternillantes, pero sí que le ponen una sonrisa en la cara al espectador. El filme de Farrelly ha sonado mucho en la temporada de premios, incluso llegando a ser nominada a varios premios de la Academia norteamericana, entre ellos mejor película, mejor actor, mejor actor de reparto, mejor guion original y mejor montaje. Si bien es posible que se lleve alguna estatuilla, es muy probable que Green Book no gane mejor película ya que Peter Farrelly no ha sido nominado en la categoría de dirección y muy pocos filmes han logrado la estatuilla en dichas condiciones. Además, el filme no está exento de ciertas controversias, que por otro lado es habitual en los tiempos en los que vivimos, y quizás por eso sus posibilidades se vean aún más mermadas.

La historia de Green Book está inspirada en acontecimientos reales ocurridos en los años 60 en Estados Unidos, en el centro de la historia se sitúan Tony Vallelonga (Viggo Mortensen) y Don Shirley (Mahershala Ali), aunque es cierto que desde un primer momento seguimos al personaje de Mortensen, de ahí que uno esté nominado a mejor actor y el otro a mejor actor de reparto. Tony se queda sin empleo y decide empezar a buscar trabajo. Ahí es cuando se encuentra con Don Shirley un refinado pianista afroamericano que lo contrata para que sea su chófer en una gira musical que van a realizar desde Nueva York hasta el sur del país. En su viaje utilizarán un libro conocido como Green Book, que servía en aquellos tiempos como guía de los establecimientos en los que los ciudadanos negros podían alojarse en el sur del país.

Imagen relacionada

El aspecto biográfico del filme que comentaba anteriormente ha creado polémica ya que familiares de Shirley cuestionan la representación que se da del pianista y la relación que se muestra entre los dos protagonistas. Pero no se debe olvidar que uno de los escritores y productores del filme es un familiar de Tony, así que realmente es difícil saber la verdad que esconden estos hechos, lo que no se puede negar es que este producto cinematográfico brilla especialmente por la dinámica que crea entre ambos personajes que son polos completamente opuestos pero que tras pasado un tiempo ambos empiezan a aceptarse y a cambiar incluso ciertos comportamientos del otro. Al principio del filme, Tony se muestra como una persona racista, en una de las primeras escenas, dos trabajadores negros arreglan algo en su casa, su mujer les ofrece algo de beber y Tony posteriormente tira a la basura ambos vasos. El estar “atrapado” en un coche con Don provoca que cambie su forma de actuar. Por otro lado, Tony ayuda a que Don supere esa frigidez emocional que lo caracteriza. Alguna pega que se le podría poner a este cambio de comportamiento es que todo sucede muy rápido.

Si por algo esta película ha sido nominada a tantos premios es por las actuaciones de Mortensen y Ali. Recomiendo visionar el filme en su versión original para captar todos los detalles de sus actuaciones. Mortensen se ha entregado de lleno al papel ganando varios kilos para interpretar a Vallelonga y adoptando un acento italo-neoyorkino. Ali cambia levemente su tono de voz para que se ajuste más a la de Shirley. Ciertamente si el filme se lleva algún premio en los Oscar creo que será en una categoría de actuación.

Resultado de imagen para green book

La película, por otro lado es previsible, desde un primer momento se sabe cómo va a acabar la historia, entonces el punto de interés central es el cómo se llega ahí. Además el filme tiene una estructura repetitiva: a lo largo del camino los protagonistas se encuentran situaciones racistas y las van afrontando.

En conclusión, Green Book es la típica película que se nomina a los Oscar con un mensaje positivo, grandes actores e incluye el tema racial. Todo esto no quiere decir que sea mala ni mucho menos. Green Book se caracteriza porque puede complacer a un tipo de público muy amplio, es cierto que no arriesga demasiado, ni es revolucionaria, pero tiene claro lo que quiere contar y lo hace con simpleza y elegancia.



el autor

Actualmente estudio traducción e interpretación, pero mi verdadera pasión es el cine, una pasión que, en mi caso, no comprende de géneros, solo de calidad.

7 comentarios

  1. Me gusto mucho el Film. Como bien omentas, el punto fuerte esta en las actuaciones de sus dos protagonistas y su peculiar y divertida relacion. No inventa la rueda y no arriesga nada pero se pasa un muy buen rato con su visionado. Y todo eso confesando que es una tematica que me tiene harto y que por lo general mi interes es poco o nada. “Que si, que el racismo y ser racista es malo y esta mal, ya lo pillamos”. Un poco cansinos, pero teniendo en cuenta la situacion en USA es lo que toca. Un saludo.

    • Efectivamente, en los últimos años están saliendo muchas películas que tocan el tema racial, puede llegar a ser cansino, pero también han surgido muy buenas películas. Todo depende del enfoque que se le de y de que haya variación entre una y otra.

  2. Muy buenas, deseando ver la película, más por el dúo de actores que por su guión en sí, que es repetitivo. Es increíble lo que Morthensen, es capaz de hacer con su voz. Por lo que comentas, aquí ha vuelto hacer un buen trabajo al respecto. Quién haya tenido la idea de hacer esta película es bastante inteligente se llevará un buen pellizco en taquilla y una buena saca de premios debido a su temática. Nota final. Te felicito por la foto que has escogido, creo que; A propósito de Llewyn Davis, es la mejor película de los hermanos Coen, y eso es mucho decir. Saludos.

    • Muchas gracias Hyuga. Llewyn Davis es una de mis películas favoritas, todavía tengo que ver algunas películas de los Coen, pero creo que va a ser difícil de superar.

  3. Fernando Vílchez el

    A mí la película me ha encantado. En mi opinión sí que innova en algo. Por primera vez, y al contrario de lo que se pueda pensar, el personaje de Ali no es la fuente de inspiración de Mortensen en el sentido “vale soy un racista y debo cambiar”. La película desarrolla una amistad en la que ambos personajes acaban modulándose a través de lo que conocen el uno del otro: Vallelonga deja de lado su racismo cultural y Shirley su frialdad emocional. El mensaje, aunque simple, es difícil de encontrar en el cine de hoy día: el ser humano es social y, por muchos libros que se lean o cultura que se tenga, el mejor método para aprender es la experiencia. Tanto la de uno mismo como de las personas con las que recorre el camino de la vida. En resumen, un canto a la amistad como medio para elevarnos como seres humanos.

    • Me alegro de que te haya gustado. A mí sí que me parece fundamental la interacción con el personaje de Ali para que Vallelonga cambie, pero cada uno tendrá su propia interpretación. Si te interesa el papel que juega la sociabilidad en los humanos te recomiendo la película Capitán Fantástico, explora ese tema mucho más profundamente que Green Book.

  4. Vista. Una película sencillamente entretenida y de muy buena factura. Pasa a ser fabulosa por las soberbias actuaciones de sus actores, especialmente Mortensen, que en mi opinión, y ya vistas las demás. Se merece el Óscar. Pero ya sabemos que esos premios….Saludos.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Introducción Con este segundo Integral Planeta Cómic continúa con la edición de Las Torres de Bois-Mauri, una aclamada serie de álbumes, obra de Hermann Huppen, muy bien…