Crítica de Hogar (2020) El nuevo thriller perturbador de Netflix con Javier Gutiérrez y Mario Casas

2

El pasado 26 de marzo llegaba a los salones de nuestra casa lo último de los Hermanos David y Álex Pastor con dos nombres de relumbrón, Javier Gutiérrez y Mario Casas, quizás dos de los actores más activos e importantes del cine español actual. A ellos dos los acompañan Bruna Cusí, Ruth Díaz, David Ramírez, David Selvas, David Verdaguer y Vicky Luengo, entre otros. 

Hogar es el nuevo proyecto de Netflix en España tras la exitosa Klaus y todo hay que decirlo, les ha quedado una muy buena película sustentada sobre todo en un grandísimo Javier Gutiérrez.

Javier Muñoz (Javier Gutiérrez) está en el paro. Antaño fue un publicista de cierto éxito, pero ahora en pleno 2020 se destila otro tipo de marketing el cual a Javier vamos intuyendo que le coge un poco desfasado por no decir mayor. Así toda su vida que se basaba como la de cualquier persona con sueños, es decir propiedades, se va viniendo abajo y es que estando en el paro más de un año las facturas le acucian. ¿El objetivo? Dejar esa casa tan ampulosa y bonita que los señalaba como una familia de dinero en una zona pudiente de la capital barcelonesa e ir a la segunda casa que tienen alquilada a unos chinos en un barrio humilde, el Carmel. Hasta aquí solo podemos sentir una empatía para con este padre de familia que es Javier, ya que lo vemos pasarlo bastante mal. La película construye un personaje para ser querido al menos en los primeros veinte minutos de película hasta que de manera accidental descubre que posee una copia de las llaves de la que fue su antigua casa. Tras este hallazgo nuestro protagonista inicia un escabroso camino.

Un thriller perturbador sustentado en un inmenso Javier Gutiérrez.

A partir de aquí el filme deriva en una asfixiante película. Personalmente es el tipo de historias que no me gustan porque me ponen muy nervioso y taquicárdico, en serio. Y reconozco que eso es bueno porque imagino que la película consigue su objetivo. Pero las historias de intrusiones y en los hogares ajenos me ponen, como decía, muy nervioso. Ya me pasó también con la igualmente magnífica Mientras duermes (2011) dirigida por Jaume Balagueró y protagonizada por Luis Tosar. O con otras como La mano que mece la cuna (1992) con esa Rebecca De Mornay y su carita de buena.

¿Y cuál es ese cambio de tercio al que me refería? Resulta que Javier decide intimar con la familia que habita en su antiguo hogar y ser el amigo perfecto. Para ello se ira valiendo de artimañas rastreras sobre todo hacia Tomás (Mario Casas).

La película es un reflejo de la actualidad.

Los Hermanos David y Álex Pastor, son realizadores a seguir. Desde La ruta natural,  cortometraje de 2004 dirigido por Àlex, sus historias siempre tiran hacia temas sociales y actuales. En esta ocasión a través del personaje de Javier  conocemos una realidad que por desgracia habita en muchas familias: el paro. La depresión, el consumismo y la drogodependencia también están ahí. En este sentido es curioso que tan solo hace unos días hablásemos de El Hoyo, otra magnífica película española en la que los personajes se encuentran desprovistos de toda pertenencia, sin duda alguna otra inquietante reflexión sobre nuestra sociedad como rezaba la crítica de la película realizada por mi compañero Juanjo y que podéis leer aquí.

Valoración Final.

Estamos sin duda alguna ante uno de los mejores estrenos del año en Netflix hasta el momento. Por un lado el tándem formado por Javier Gutiérrez y Mario Casas funciona a la perfección, obviamente con una balanza desequilibrada para uno y es que Javier es un personaje oscuro, roto con muchas aristas que el intérprete aprovecha para deleitarnos con uno de sus mejores papeles. Otra cosa a alabar es el ritmo y la ajustada duración de la película, 100 minutos. Un ritmo sustentado además de una muy buena labor por parte de los directores, en la fotografía de Pau Castejón y en la música de Lucas Vidal que nos va metiendo en esos caminos escabrosos de Javier. Sin duda alguna una recomendable película del subgénero que más me suele poner nervioso, las «home invasion«.

Un saludo y sed felices. Y ya sabéis, cuando os mudéis a la casa de vuestros sueños cambiad la cerradura de la puerta y ponerse una alarma.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. José Carlos García el

    Saludos Carlos, gran crítica. Javier hace un gran papel, aunque el de Mario lo podría haber hecho cualquier actor porque es muy limitado su rol, imagino que querían alguien como reclamo para el público. Admito que tampoco suelo ver películas de este tipo porque también me inquietan, en especial cuando ves la facilidad (y la naturalidad de la que hace gala) con la que alguien como Javier hace lo que hace, sin remordimientos, sin miramientos hacia su verdadera familia, sin escrúpulos ni límite. Hiela la sangre lo que hace y de la forma espontánea en que va progresando su maldad. Creo que su situación precaria no hizo sino despertar el psicópata retorcido que siempre tuvo dentro. No obstante, y aunque no sea mi género favorito, el ritmo no da descanso y se pasa en un suspiro todo. Admito que no me gusta el final, entiendo el simbolismo por el anuncio publicitario que ha hecho realidad para sí, y el toque inquietante que pretenden dar con el grifo goteando, pues así empezó todo en su anterior vivienda. Quizás el mensaje final de que ser un hdp te permitirá tener una vida feliz y lujosa me resulta desalentador, habría preferido que el jardinero lo encontrara y lo matara o lo hubiera dejado en silla de ruedas por ejemplo jaja, un cierre más visceral. ¡Un abrazo!

    • Si, el final no es el más deseado la verdad. Es un personaje que no merece un final bueno. Respecto al rol de Mario Casas seguramente sea reclamo, tarda media hora en salir y es verdad que su papel no es tan jugoso. También ed verdad que ha firmado con Netflix otra película así que se asegura trabajo una temporada. Para papelón de Mario Casas en la película Adiós que reseñé al día siguiente. Saludos.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos al quinto análisis de esta quinta y penúltima temporada de Better Call Saul. Nuestro querido abogado está teniendo una evolución constante, llegando casi al…