IniciocineDe los Coen a los Oscar: las diez mejores películas de Frances...

De los Coen a los Oscar: las diez mejores películas de Frances McDormand

Si hay una actriz que por estos días es noticia es Frances McDormand, y no es para menos: no solo se quedó con el Oscar por su actuación en Nomadland sino que, además, es el tercero de una carrera en la cual jamás traicionó su esencia. Aquí, un recorrido por las que considero que son sus diez mejores películas.

Nació como Cynthia Ann Smith un 23 de junio de 1957 en Gibson City, Illinois. Hija de madre soltera, fue dada en adopción a los dieciocho meses y criada por un matrimonio muy religioso de origen canadiense que la rebautizó, justamente, como Frances McDormand. Quizás el ser hija adoptiva la haya motivado a la larga a ser también madre adoptiva, como lo es actualmente de Pedro, ya hoy adolescente y de origen paraguayo (en la foto junto a él).

frances-mcdormand-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Supo que sería actriz tras interpretar a Lady Macbeth en una representación de su colegio. Es decir que comenzó nada menos que con Shakespeare y la ironía de ello es que hoy los hermanos Coen preparan una adaptación de Macbeth en la cual volverá a interpretar al personaje: círculo perfecto…

Estudió en el Bethany College, obtuvo un Bachelor of Arts en teatro más un Máster en Bellas Artes en la Universidad de Yale y allí conoció a Holly Hunter (otra futura oscarizada), iniciando una amistad que marcaría, casi por casualidad, su despegue actoral cuando, en 1984 (mismo año de su debut sobre las tablas de Broadway), compromisos teatrales previamente contraídos hicieron que su amiga Holly no tuviera agenda libre para participar en el rodaje de la película Simplemente Sangre y la animara a ella a presentarse al casting en el que quedaría seleccionada.

Trabajar para los hermanos Coen, significaba entrar al cine por la puerta grande y no solo eso: al tiempo se convertía en pareja de Joel Coen, con quien al día de hoy permanecen casados. Pasando en limpio: asiste a Yale, conoce a Holly Hunter, quien rechaza un papel en cine y la convence de presentarse al casting, queda seleccionada y termina siendo esposa de Joel Coen. Eso sí que no es una serie de catastróficas desdichas…

frances-mcdormand-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Con 37 años en la actuación y 35 en el cine, se ha convertido en una de las pocas privilegiadas en quedarse con tres Oscar, lo cual la ubica solo uno por debajo de Katharine Hepburn (quien comparte uno con Barbra Streissand) e igualada con Meryl Streep e Ingrid Bergman que, en ambos casos, tienen uno de los tres como actrices de reparto.

Además, cuenta con dos premios Globo de Oro, dos BAFTA, cuatro del Sindicato de Actores, un Emmy y un Tony, siendo de las pocas que ostentan la triple corona en cine, tv y teatro (Oscar, Emmy y Tony).

Este es un repaso por las que son, a mi juicio, sus diez mejores películas, abierto, desde ya, a aportes y opiniones en caso de que no compartan el orden de la lista o bien consideren que falta algún título. Es válido aclarar que no aparecen algunos filmes a todas luces excelentes, como Barton Fink, pero con un rol demasiado secundario por parte de Frances McDormand como para incluirlos en el listado.

# 10 – Jóvenes Prodigiosos (Wonder Boys), de Curtis Hanson, EE.UU., 2000

Conocida en América Latina como Loco Fin de Semana. Puede no ser la mejor película de Curtis Hanson, que en algún momento pintaba para disputar el puesto de sucesor de Alfred Hitchcock, pero fue girando después hacia el género dramático sin tanta suerte: de hecho, este filme fracasó en la taquilla.

Tampoco es que Frances McDormand tenga un papel principal, pero aporta lo suyo y ayuda a sostener una historia en la cual Michael Douglas, encarna a un escritor separado y con bloqueo creativo que tiene muchos problemas para encaminar su vida y que sostiene una relación con la canciller de su universidad (precisamente Frances) que es, además, esposa de una de las autoridades académicas. Con todo, es un filme interesante que reflexiona sobre las relaciones humanas y se sostiene en buenas actuaciones.

# 9 – Arde Mississippi (Mississippi Burning), de Alan Parker, EE.UU., 1988

Mezcla de thriller y testimonial, es esta una película acerca del racismo imperante en el sur de Estados Unidos durante los años sesenta. La historia que gira en torno a la desaparición de tres activistas en una pequeña comunidad del estado de Mississippi a la cual llegan dos agentes del FBI para tomar cartas en un asunto que los enfrentará con el conservadurismo local y con el mismísimo Ku Klux Klan, que se niega a desaparecer.

Frances McDormand interpreta el papel de la golpeada y maltratada esposa (papel para el que suelen convocarla) de un jefe de policía local y que, entremedio, establece vínculo con uno de los agentes antes mencionados (Gene Hackman). Aun cuando el núcleo de la historia principal no pase por ella, su arco es importante para la resolución de la misma y aporta su oficio en una actuación sin fisuras.

# 8 – Casi Famosos (Almost Famous), de Cameron Crowe, EE.UU., 2000

Aguda reflexión, en clave dramática, sobre la ética periodística y los trapos sucios del show business, particularmente del mundo del rock durante los años setenta con referencias indirectas a bandas como Led Zeppelin, Allman Brothers, Eagles o Kiss.

Frances McDormand compone magistralmente a la madre de un joven periodista que ve la posibilidad de triunfar en el mundillo del periodismo especializado y es quien, precisamente, intenta desviarlo de un futuro que él ve como promisorio pero que no lo llevará por buen camino. Al momento de su estreno, el filme gozó del beneplácito de la crítica, pero no así de la taquilla, más aún cuando Crowe venía de un éxito resonante como Jerry Maguire (1996). El tiempo, sin embargo, lo convirtió en clásico de culto.

# 7 – Agenda Oculta (Hidden Agenda), de Ken Loach, Reino Unido, 1990

Thriller de intriga política y denuncia social ambientado en Irlanda del Norte, más específicamente en Belfast, adonde una comisión de derechos humanos llega para investigar posibles crímenes de estado contra la población civil. La muerte, supuestamente accidental, de un abogado integrante de dicha comisión, hará que su compañera Ingrid se aboque a la tarea de desnudar una red de corrupción y encubrimiento tras la cual se halla el gobierno de Margaret Thatcher.

A las órdenes de Ken Loach, Frances entrega una actuación memorable como la abogada que se enfrentará a todo y no parará hasta la verdad. El filme resultó premiado en el Festival de Cannes.

# 6 – En Tierra de Hombres (North Country), de Niki Caro, EE.UU., 2005

Conocida como Tierra Fría en algunos países latinoamericanos. Una historia ambientada en Minnesota puede remitir a los hermanos Coen, pero esta es una película que nada tiene que ver con la comedia negra sino que su enfoque es más dramático y de denuncia, haciendo referencia tanto a las condiciones de explotación sufridas por los trabajadores de las minas como a las diferencias que, dentro del mundo laboral, se plantean entre mujeres y hombres.

Frances McDormand compone a Glory, principal apoyo moral para su amiga y compañera Josie (Charlize Theron), madre soltera que, con dos niños a cargo debe, al igual que ella, sobrevivir en el claramente masculino mundo de las minas de hierro. La química entre las dos actrices es notable y cabe mencionar que el filme está inspirado en un hecho real que llevó a cambiar la legislación referente al trabajo femenino en la minería.

# 5 – Tres Anuncios en las Afueras (Three Billboards outside Ebbing, Missouri), de Martin McDonagh, Reino Unido/EEUU., 2017

Conocida en algunos países latinoamericanos como Tres Anuncios por un Crimen o bien Tres Carteles en las Afueras de Ebbing, Missouri. Este papel le valió a Frances McDormand no solo su segundo Oscar como actriz principal, sino también el Premio Bafta en el mismo rubro y el Globo de Oro como mejor actriz dramática (pueden leer aquí la crítica publicada en nuestra web).

Compone aquí a una madre que, sin respuestas por la violación y asesinato de su hija, renta tres carteles publicitarios en las afueras de una pequeña ciudad para alertar tanto acerca del caso no resuelto como de la desidia del jefe de policía local (Woody Harrelson). El hecho de que este último sufra cáncer de páncreas le pondrá difíciles las cosas en la medida en que se genere una corriente de opinión favorable hacia él y la trama, por cierto, no cae en el lugar fácil de presentarlo como villano corrupto sino más bien como oficial atormentado por las culpas. De hecho, la confrontación McDormand/Harrelson es, como no podía ser de otra forma, de antología.

Frances vuelve a hacer de esposa maltratada, en este caso por un esposo que, directamente, la acusa por lo ocurrido con su hija.

Un dato de color: en la fiesta oficial tras la premiación en que la actriz recibiera su Oscar, la estatuilla le fue robada pero, por fortuna, se detuvo rápidamente al ladrón y le fue restituida.

# 4 – Nomadland, de Chloé Zhao, EE.UU., 2020

Este filme le ha valido a Frances McDormand el tercer Oscar de su carrera. Basada en un libro de Jessica Bruder que es, en realidad, ensayo y no novela, la película gira sobre los excluidos del sistema y, particularmente, de quienes, afectados por la crisis de 2008, quedaron sin hogar y obligados a vivir de modo nómada y en caravanas.

Si el acierto de la directora (fiel a su estilo) es dar al filme una impronta realista y antropológica que hace que la historia fluya casi naturalmente y como si no hubiera guion de fondo, el mérito de Frances es insertarse en tal contexto como una más, sobre todo considerando que el resto del elenco, con la excepción de David Strathairn, no son actores sino protagonistas reales del drama mencionado. De hecho, el principal mérito de un actor es hacernos creer que no actúa y ningún marco puede ser mejor para permitir a Frances mostrarnos exactamente eso. Uno se termina creyendo que ella no es actriz y el resto sí: en esa paradoja reside el gran mérito tanto de Zhao como de McDormand.

Además de la estatuilla a mejor actriz, el filme se quedó con el de mejor película y fue también galardonado en la entrega de los Globo de Oro, así como en los festivales de Venecia y Toronto.

# 3 – Vidas Cruzadas (Short Cuts), de Robert Altman, EE.UU., 1993

Una joya del maestro Robert Altman basada en nueve cuentos y un poema de Raymod Carver, pero uniéndolos de tal modo de conformar un único mundo en el cual, con un muy interesante y poco convencional manejo del tiempo, los distintos relatos originales se tocan en algún punto o bien hay personajes que pasan de uno al otro.

Frances McDormand encarna aquí a Betty Weathers, la esposa de un piloto de helicópteros (Peter Gallagher) del cual está en proceso de divorciarse mientras sostiene una relación con un mujeriego policía de Los Angeles (Tim Robbins). Su historia, al igual que las otras contenidas en el filme, gira en torno a lo confusa y sin sentido que puede llegar a ser la vida, a pesar de lo cual la terminamos aceptando tal como es.

# 2 – Sangre Fácil (Blood Simple), de Joel y Ethan Coen, EE.UU., 1985

Conocida como Simplemente Sangre para América Latina. Vaya debut… no solo para Frances McDormand, sino también para los propios hermanos Coen (si bien en los créditos figura Joel como director y Ethan como productor) y también para Barry Sonnenfeld como director de fotografía. Creo que habría que ir a Rebeldes, de Coppola, para encontrar otro filme del cual haya salido tanta gente. Aunque el título está tomado de la novela negra Cosecha Roja de Dashiell Hammett, se trata de una historia original de los Coen en la cual toca a Frances dar vida a Abby, la maltratada esposa del dueño de un bar a la que un empleado ayuda a huir de un esposo tóxico y abusivo. Por la trama desfilarán infidelidades y asesinatos por encargo pero, muy especialmente, la decadencia del sueño americano. Realizada con un costo de apenas un millón y medio de dólares, ha sido incluida por el American Film Institute en la lista de las cien mejores películas de suspenso de la historia.

# 1 – Fargo, de Joel y Ethan Coen, EE.UU., 1996

Era un acto de justicia que su primer Oscar llegara de la mano de los hermanos Coen. Esta joya de cine negro ambientada en un pequeño y nevado pueblo de Minnesota imprimió y creó una estética propia dentro de la cual Frances hizo historia componiendo a Marge Gunderson, oficial de policía honesta pero loser que se ve envuelta en una red de crímenes que la sobrepasa y que incluye homicidio, secuestro, rescate, etc.

Su papel pasó a ser icónico para la historia del cine y no faltan en la película, desde ya, los elementos que son sello personal del cine de los Coen, tales como humor negro, situaciones absurdas, atmósfera decadente, diálogos brillantes o imponderables en la trama. El American Film Institute la incluye entre las cien mejores películas estadounidenses de todos los tiempos y, además, dio lugar a la excelente serie de la cual aquí pueden leer los análisis que hemos hecho en esta web (por cierto, sigo esperando algún cameo de Frances McDormand en alguna temporada).

Y así cerramos nuestro recorrido, invitándolos una vez más, a darnos vuestro parecer al respecto. Como cierre, una frase de Frances: “Siempre me dijeron que no era algo: no es tan linda, no es tan alta, no es tan flaca, no es tan gorda… Entonces pensé: ok, un día van a buscar a una persona que no sea tan esto, tan lo otro y allí estaré...”

Ah… y queda flotando la pregunta: ¿alcanzará a Katharine? Hasta la próxima y sean felices…

 

Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Entrevista a CARLES MIRALLES editor de YERMO EDICIONES y ARECHI MANGA

Presentamos la entrevista que hemos hecho a Carles Miralles, el editor de Yermo ediciones y Arechi Manga. Yermo ediciones y Arechi Manga. Si te gustan los...
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad