InicioAnime / MangaDel Shojo al Yaoi, Reflexión sobre los cambios de lectura

Del Shojo al Yaoi, Reflexión sobre los cambios de lectura

Hace ya mas de diez años, cuando abrí mi primera tienda de cómics, allá por el 2004 lo que más se vendía era manga. Además, muy estereotipado, Shojo para las chicas y Shonen para los chicos, algún seinen para los más seniors, y algo de hentai. Nada nuevo bajo el sol.

Eran los días en los que descubrimos Naruto y Bleach trapicheando con series en CDs descargadas de internet en vetetuasaberdonde (que ya ni me acuerdo, podría ser piratebay incluso).  Disfrutábamos viento en la tele One Piece y las eternas reposiciones de Dragon Ball.

Los primeros síntomas

Los primeros síntomas fueron los doujins, sí, esos mangas hentai de nuestras series favoritas que poco a poco llegaban a las chicas también.

Vino la crisis en el 2007 y el derrumbamiento del estilo Shojo mas popular. Esto daría también para otro post ¿por qué dejó de gustar el romance a las chicas como hasta el momento? ¿será por la misma razón por la que las películas de Disney cambiaron también? malos tiempos para ser un manga estereotipo como se habían descrito hasta el momento. Una chica más bien aburrida y un montón de personajes secundarios que enmascaran la falta de personalidad de ésta. ¿Os suena un poco? porque básicamente a mi me suena a sinopsis del 80% de los animes y mangas etiquetados como shojo.

El desplome de las ventas de Shojo

Algo pasó, y las ventas de shojo llegaron a los mínimos. Mientras tanto yo me dedicaba a otros menesteres y desconectaba del mundo del manga y del cómic. Se habla de que cayeron tanto las ventas de shojo por parte de las mujeres que hubo una crisis en el sector. Efectivamente varias editoriales basadas en manga cerraron en España, no sería consecuencia directa, pero, mirando en retrospectiva si lo que más se vendía era el shojo y éste dejó de comprarse por el público femenino, era una caída anunciada. Pero aun así sigue sorprendiendo…

El renacer del público femenino

El público femenino cambió de gustos y nosotros no estábamos mirando fijamente. Si hubiéramos prestado atención, hubiéramos visto cómo los doujins dejaban paso a un sutil yaoi en el público femenino. Y de la sutileza vino el destape. Ahora el yaoi es el rey de las ventas. El yaoi para los ajenos al mundillo es el nuevo porno-gay. No exactamente porno en muchos casos, pero las series con más éxito en ventas son las más subidas de tono. Y sí, el público es 99% femenino.

Al abrir la segunda tienda hace poco me maravillaba ante este cambio tan repentino. No es posible que desde el 2010 hayan cambiado tanto los hábitos de compra. Ahora los chicos compran romance y las chicas porno-gay. El mundo ha cambiado y yo no me he dado cuenta.

Romance para chicos

Que a los chicos les encante el romance me sorprende hasta límites insospechados. Supongo que por ser una cuarentona y haberme criado con lo de los chicos no lloran, pero tampoco quiero ser una mujer florero. Hemos hecho tope y se ha dado todo la vuelta. Por dios, los chicos superfans del romance … no doy crédito.

Pero lo entiendo. Hemos pasado de que tenían que ser los machos a que tienen que escuchar todas las cosas que digamos las mujeres, sean bobadas o no. Hemos hecho unos hombres-vegetarianos que leí hace un par de años en un artículo japonés, donde decían que los hombres no querían relacionarse con mujeres porque les daban miedo. Ellas les atacaban a ellos y no sabían qué hacer. Como os digo siento que el mundo está al revés, no es que sea malo, pero es muy desconcertante.

Yaoi para chicas

Y claro, con estos cambios ahora las chicas les gusta el sexo entre chicos. Vamos a decir las cosas mejor: les gusta el sexo entre chicos. No, les gusta la historia entre los chicos.

Después de leer algunos yaois, para saber de lo que hablo e intentar encontrar sentido a los nuevos gustos de los consumidores, os diré que lo que originalmente me parecía una idea terrible va tomando sentido.

Mi idea del yaoi era que siempre empezaban las relaciones con violaciones. Si, lo he dicho bien. Y claro, en cuanto abro un manga y hay una violación paso de seguir leyendo, así que ha sido bastante difícil documentarse. El 80% de los yaoi tiene una violación, no una de las de Mayu Shijo de las que ella decía que no pero se bajaba voluntariamente las bragas, no. De las explícitas. Y además luego esas relaciones viciadas se siguen dando en las series en cuestión, se convierten en S y M sea lo que sea lo que significa (no se si viene de Sadomaso, o de macho alfa y  macho beta … pero tampoco me interesa tanto).

Y lo que he descubierto es que el yaoi-soft, es lo mismo que el shojo pero entre dos iguales. En lo que yo llamo el yaoi-soft no hay violaciones y en general no hay ni sexo. Solo hay sentimientos, y entre iguales. Suelen ser dos chicos que se hacen amigos y se convierten en pareja sin que pase nada extraño. ¿Podría ser una chica y un chico? por supuesto, pero por algún motivo estúpido siempre que lo hacen con chica y chico acaban en clichés.

Las tramas del yaoi

Las tramas del yaoi son de lo más variopinto, desde un señor que tiene fobia a los microbios, a un sombrerero, chicos acosados en el instituto que dejan las clases… cualquier situación. Parece que tienen más imaginación con el yaoi que con el shojo de instituto, que mira que hay poca variedad. Pero cuanto más porno tiene, y una trama más truculenta, como que más les gusta al público femenino.

Tengo una teoría. Ya me diréis si es cierta ¿es que acaso les gusta más a las mujeres ver sufrir a los hombres que sentirse identificada?

Valquirieta
Valquirietahttp://www.nuevavalquirias.com/manga
Una valquirieta para gobernarlos a todos. Una valquirieta para encontrarlos. Una valquirieta para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas.

2 COMENTARIOS

  1. Muy buen artículo.

    Hay que decir que en la prehistoria del manga, cuando aún lo comprábamos dos y el del tambor (casi todo hombres), I´s de Masakazu Katsura tuvo un éxito enorme, hasta el punto de ser reeditado y demás. Eso en una época en la que compartía estantería con El Puño de la Estrella del Norte, Bola de Dragón y demás, ojo. Y mira que las aventuras de Ichitaka Seto eran un manga de instituto con triángulos amorosos, malentendidos y gente tímida que no sabe expresar sus sentimientos. Eso es de finales de los 90 en España. No tengo claro si la gente hubiera comprado más cosas por el estilo de haber estado a la venta, pero es posible que sí. Yo me compré la colección dos veces!

    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS