Descubriendo el rol (I) Lo que tiene sentido y lo que no

4

¡Buenos días, queridos lectores! Y bienvenidos a esta primera entrada de una serie en la que hablaremos de algunos de los grandes debates de este mundillo, de una riqueza casi infinita y sobre todo algo al alcance de todos los bolsillos.

Empecemos declarando que no soy ninguna experta en el tema, como casi en nada, y que estoy segura de que muchos de nuestros lectores podrán aportar muchas anécdotas, experiencia y opiniones a este respecto que nos ayudarán y abrirán los ojos a los demás (estáis invitadísimos)

En cualquier caso, para mí, que siempre he sido una avidísima seguidora de los juegos de mesa, el probar un juego de rol puro y duro, como DnD, Call of Cthulhu, Pathfinder, Aventuras de la tierra media… era una asignatura pendiente desde hacía años que apenas satisfice hace unos meses. Poco he tardado en subirme al carro, pues yo era casi la personificación de su target. Desde entonces he jugado casi todas las semanas sin excepción probando distintos sistemas de juego, ya sea en persona o en Roll20. Aunque la mayor parte del tiempo se la he dedicado a una campaña larga, también he tenido tiempo de crear y jugar nuevos personajes en distintos one-shots, descubrir el amplio mundo del rol e incluso dirigir mi primera partida, que para mi sorpresa salió relativamente bien. Todo esto me ha dado la oportunidad para divertirme, sí, pero sobre todo para descubrir de la forma más evidente y chocante posible lo distinta que es la forma de pensar de la gente, cosa que me parece fascinante. Y no me refiero a las ideologías u opiniones, no, me refiero a algo mucho más profundo y arraigado: la estructura mental, mindset y percepción de la realidad de la gente, con ideas preconcebidas y prejuicios incluidos.

Sé que a los veteranos de estos juegos todo esto no les sorprenderá lo más mínimo (aunque hay gente a la que esto no le importa y otra que es extraordinariamente miope), pero a mí me ha abierto un mundo de posibilidades, cada cual más interesante y más frustrante que la anterior, que es lo que precisamente convierte a este formato de juego en algo insustituible.

El tema del que hablaré hoy será del imaginario colectivo, que asumimos de manera general como precisamente eso, colectivo. Esto es una vil patraña, de universal no tiene absolutamente nada. Y no me malinterpretéis, esto es algo que siempre he sabido, pero no me imaginaba hasta qué punto. Por ejemplo, siempre he creído que más o menos la idea de una acción posible e imposible era universal, aunque se discutiese la dificultad. Yo interpreto que un mundo de fantasía épica no es una tontería intentar bajar una hendidura de 7 metros de tierra y escarpada, pero no vertical, usando un cuchillo para deslizarme, pero mi máster pensó que era una soberana estupidez. Y esto son cosas que me dejan perpleja, porque he bajado hendiduras bastante altas (no sé si tanto) con características similares. ¿Será que se imagina la pendiente de piedra? Si ha dicho que es de tierra, ¿no? ¿Entonces porqué no me ha dicho nada del cuchillo? ¿Porque está claro que si fuese el caso el cuchillo no vale de nada, no? Lo que me llama poderosamente mi atención es que sin embargo muchas de las cosas que él considera factibles a mí me parecen de un fantasioso y absurdo incompatible con el nivel de exigencia que a mí se me ha impuesto. Por otro lado, si nos preguntasen a ambos si creemos que un mundo de fantasía es realista, estoy muy segura de que ambos contestaríamos que no, ¿entonces, si coincidimos, qué es lo que determina el sí o no? Bueno, en mi opinión la respuesta es simple: las ideas que tenemos sobre lo posible e imposible también son distintas en la realidad, por lo que nuestra tolerancia al marco de «lógica interna» es distinto. En este caso concreto que os cuento mi marco es más amplio, y tolero más cosas (admito que algunas demasiado creativas como para que su eficacia esté probada).

Por si cabía alguna duda esto es una fuente sin límite para la frustración, y que tengo bien probado que yo soy una jugadora táctica, y en muchos casos me desespero ante lo que otros jugadores o máster no hacen y yo creo que es evidente. Y esto no sólo se aplica acciones, sino a absolutamente todo. Como nuestras prioridades en la vida, ya no sólo como personajes, sino como personas, no son las mismas, consideramos que alguien es más transparente, más o menos mentiroso o de fiar a partir de unas pocas palabras que pasamos por un complicado filtro que se ha construido por nuestra experiencia personal. También lo que consideramos una buena o mala estrategia, una buena o mala persona, una pista, una teoría, una historia. «Claro, esto tiene todo el sentido del mundo» «Qué dices, te estás comiendo la cabeza», o «Y porqué haría eso, menuda chorrada».

Para mí el más fascinante es sin duda no la percepción de la realidad, sino de qué manera piensa cada uno, es decir, cómo se teje el hilo de su pensamiento. Hay personas de pensamiento divergente, convergente, gente deductiva, inductiva, que analiza a partir de una cosa u de otra, su razón descarta un argumento atendiendo a un criterio intelectual u otro. Los hay que basan el pensamiento en una corazonada, otros en una emoción y otros en un hecho. Los que toman decisiones al tuntún o necesitan toda la información, e incluso los que no lo deciden. Es, sin duda, algo extraordinario y que da muchos quebraderos de cabeza, una vorágine de formas de procesar información, experiencia, percepciones, opiniones, prejuicios, preferencias, prioridades, emociones y personalidad, carácter.

Sé a ciencia cierta que éste es un mundo al que he llegado para quedarme, aunque la mitad de las veces me quiera arrancar los pelos porque no entienda o al máster o a los demás. Espero que me acompañéis en esta serie en la que os iré contando como descubro el mundillo.

Un saludo y sed felices.



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

4 comentarios

  1. Levantichón Otaku el

    Me ha gustado el articulo. Mas que sobre juegos de rol me ha parecido un articulo sobre psicología y comportamiento humano. Pero eso es precisamente lo que me ha enganchado y animado a comentar ya que me encantaría mas artículos así.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Introducción ¡Te saludo, amante del legado de La Edad Dorada! Estoy otra semana contigo para un nuevo análisis de las serie Stargirl. En concreto del…