Esta Navidad regala juegos de mesa

0

Ya tenemos la Navidad encima y desde esta web queremos haceros la vida más fácil, así que os vamos a proponer hacer unos regalos originales que últimamente están muy de moda: los juegos de mesa.

En este artículo voy a incluir los juegos que más me gustan a título particular. No pretendo hacer una lista de “los mejores juegos de mesa “ (eso ya lo hicieron los compañeros en esta entrada). Sólo quiero compartir con vosotros mis juegos favoritos, intentando ordenarlos por género para que tengáis claro que os podéis encontrar en cada caso. Soy consciente de que hay muchos más así que la sección de comentarios está a vuestra disposición para debatir sobre el tema.

Al ser una lista personal, voy a intentar huir de los clásicos que se recomiendan siempre, buscando juegos un poco más originales que no son los más conocidos por el público… con una excepción: Los Colonos del Catán. Además junto al nombre podréis ver el número de jugadores que permiten, la duración de la partida (aproximada), la edad recomendada y un nivel de complejidad orientativo.

JUEGOS FAMILIARES

Colonos del Catán. 3-4 jugadores (expansión hasta 6). 60 min. A partir de 10 años. Sencillo

El clásico entre los clásicos. Como diría Pique “contigo empezó todo”. La creación del alemán Klaus Teuber se puede considerar el padre de los juegos de mesa modernos y es una compra casi obligada si queréis introduciros en este mundillo. Diversión sencilla y familiar basada en ir descubriendo y colonizando una isla. Necesitaremos comerciar con nuestros adversarios si queremos prosperar, y todo ello sin enfrentamientos directos, lo que acentúa su faceta de “para todos los públicos”.

Puedes comprar Colonos de Catán en Amazon por euros 37,50 aquí

Colonos del Catán, editador por Devir

Azul.  2-4 jugadores. 30 minutos. A partir de 8 años. Juego sencillo

Michael Kiesling ha diseñado este bonito juego en el que los jugadores compiten en el papel de artesanos que se encuentran decorando las paredes del Palacio Real de Évora. Los más hábiles deben ser capaces de planificar con antelación la cantidad correcta y el estilo de los azulejos para conseguir las más bellas creaciones. Estamos ante un puzzle en el que tendremos que ir completando nuestro tablero con azulejos de la forma más rápida y eficiente. Al igual que en el Catán, estamos ante un producto muy sencillo y fácil de jugar, acto para los más pequeños pero que gustará también a los mayores.

Puedes comprar Azul en la web de Asmodee por euros 39,99 aquí

Azul, editado por Asmodee

VAMOS A PEGARNOS

Si queréis descargar un poco de tensión, nada mejor que hacerlo con unos cuantos amigos, machando sus figuras en un tablero de juego y conquistando sus territorios.

Blood Rage. 2-4 jugadores (expansión para 5). 60 minutos. 14 años. Complejidad media

En Blood Rage (diseñado por Eric M. Lang) los jugadores controlan clanes vikingos que se disputan la gloria antes de que el mundo sea engullido por el Ragnarök. Habrá que invadir, saquear, matar y morir en batallas épicas. Lo más divertido es que los vikingos buscan la gloria ante todo, y eso puede que se consiga mejor muriendo en las batallas que acabando con nuestros enemigos. Todo ello adornado por unas figuras realmente espectaculares que hacen que el juego luzca muy bien.

Puedes comprar Blood Rage y sus expansiones en la web de Edge Entertainmet euros por 79,95 aquí

Blood Rage, editado por Edge Entertainment

COLABORANDO CON NUESTROS AMIGOS

Los juegos de mesa no siempre tienen que ser una competición. Hay muchos en los que los jugadores colaboran entre sí para lograr un objetivo concreto.

Sherlock Holmes: Detective Asesor. 1-8 jugadores. 90 minutos. 10 años. Complejidad media

Sherlock Holmes Detective Asesor (de G. Grady & S. Goldberg & R. Edwards) es un juego cooperativo, donde los jugadores intentan entre todos resolver casos misteriosos interrogando sospechosos, consultando periódicos y recorriendo las calles en busca de indicios. Una vez completada la investigación se comparará con la de Sherlock Holmes para ver si los jugadores han ganado, algo que no ocurría muchas veces. Pero el camino no deja de ser muy divertido.

Si quieres saber más del juego puedes leer nuestra reseña

Puedes comprar Sherlock Holmes: Detective Asesor y sus expansiones en la web de Edge Entertainment por 39,95 euros aquí

También puedes comprar la expansión Jack El Destripador Y Aventuras En El West End en Amazon por 44,95 euros aquí

Sherlock Holmes: Detective Asesor, editado por Edge Entertainment

A CONTAR DINERO

Si os gustan los juegos económicos pero el Monopoly os parece interminable y sin chispa mejor buscar algo más divertido.

Alta Tensión. 2-6 jugadores. 120 minutos. A partir de 12 años. Complejidad media-alta

Alta Tensión es un juego creado por el alemán Friedemann Friese en el que los jugadores compiten por el control en la gestión eléctrica de un país, construyendo centrales, incluyendo nuevas ciudades en su red y gestionando con cuidado los recursos de los que dependen. Puede que el tema no parezca muy divertido, pero es un juego en el que hay que estar siempre pendiente del dinero que tenemos para poder pagar las nuevas centrales, las plantas eléctricas y los recursos con que alimentarlas. Y todo en dura competencia con nuestros rivales buscando ser el más rico al final de la partida.

Puedes comprar Alta tensión en Amazon por 51,49 euros aquí

Alta Tensión, editado por Edge Entertainment

GESTIÓN DE RECURSOS

Uno de los géneros más populares dentro de los modernos juegos de mesa es el de gestión de recursos. Básicamente se trata de recolectar unos recursos determinados para luego hacer algo con ellos (construir una cosa o trasformar esos recursos en un producto más elaborado) usando mecánicas de una complejidad variable según el juego (generalmente a través de la colocación de trabajadores). Es mi género favorito y son los juegos con los que más disfruto así que voy a recomendar tres.

Viticulture. 1-6 jugadores. 90 minutos. A partir de 13 años. Complejidad media

Jamey Stegmaier y Alan Stone han diseñado un gran juego de colocación de trabajadores que permite a los jugadores crear su propio viñedo en la Toscana. Habrá que usar nuestros peones para conseguir tierras de labranza, luego viñas para sembrar y por último trasformar las uvas en vino de la mejor calidad posible, para completar los encargos que nos hagan los compradores que visitan nuestra bodega. Sin olvidar que podemos usar algunos visitantes para que nos ayuden en nuestro camino hacia la victoria. Viticulture es un gran juego por sí mismo, pero con la expansión de Tuscany añade mucha más profundidad e interés a las partidas, así que también recomiendo su compra.

Puedes comprar Viticulture en la web de Maldito Games por 60 euros aquí

Puedes comprar la expansion Tuscany en la web de Maldito Games por 35 euros aquí

Viticulture, editado por Maldito Games

Tzolk’in. 2-4 jugadores (expansión para 5). 90 minutos. 13 años. Complejidad media-alta

En Tzolk’in (diseñado por Simone Luciani y Daniele Tascini) somos una tribu maya que competirá por ser la más agraciada por los dioses. La gracia y lo original de este juego es que hay que colocar nuestros trabajadores en un engranaje de seis ruedas dentadas. La rueda más grande marca el paso de los turnos de la partida y hace girar al resto de ruedas, que contienen las posibles acciones a realizar por nuestros trabajadores. Unas están orientadas a producción, otra a comercio, otra a tecnologías y otra a puntos de victoria. De tal modo que se incluye de manera muy elegante la variable del paso del tiempo ya que cuanto más se tarde en retirar el trabajador del engranaje, más potente será la acción que realice.

Puedes comprar Tzolk’in en la web de la Fnac por 42,75 euros aquí

Tzolk’in, editado por Devir

Caylus. 2-5 jugadores. 90 minutos. 14 años. Complejidad alta

Caylus, diseñado por William Attia, es mi juego de mesa favorito. En mi humilde opinión, el mejor de la historia. En él deberemos usar nuestros trabajadores para conseguir materiales con los que ir contribuyendo al crecimiento de un pueblo medieval con el objetivo de construir un gran castillo en él. Parece algo sencillo pero hay muy pocos sitios en los que conseguir las materias primas y estaremos en constante competición con nuestros rivales para hacernos con ellas y luego por poder usarlas. Además hay un elemento que permite a los jugadores dejar sin efecto las casillas donde se han colocado sus rivales así que la interacción es constante, buscando siempre lo mejor para nosotros a la vez que hacemos la puñeta a los contrarios. Es sin duda alguna el juego más complicado de toda la lista así que mejor comprarlo si ya tenéis algo de experiencia jugando.

Pues comprar Caylus en Juegos de Mesa y Rol por 39,95 euros aquí

Caylus, editado por Edge Entertainment

GESTIÓN DE RECURSOS Y BATALLAS

Los juegos de gestión de recursos en sentido puro no incluyen enfrentamientos físicos entre los peones de los jugadores. Pero hay algunos en los que los participantes deberán usar esos recursos para pelear contra sus contrincantes.

El Padrino: El imperio Corleone. 2-5 jugadores. 60 minutos. 14 años. Complejidad media

Este juego (de Eric M. Lang, como Blood Rage) nos pone en la piel de las cinco familias que compiten por el control del crimen organizado de Nueva York en la década de los 50. Usaremos a los miembros de nuestra familia y sus gánsteres para conseguir dinero y mercancías ilegales con los que ir cumpliendo objetivos que nos permitan ocultar nuestro dinero y acabar con nuestros enemigos. Además podremos sobornar a funcionarios públicos para que nos ayuden. Por otro lado tendremos que intentar controlar los barrios de la ciudad para que nos den más dinero cada vez que se acaba una de las rondas de juego.

Si quieres saber más del juego puedes leer nuestra reseña

Puedes comprar El Padrino: El imperio Corleone en la web de Edge Entertainmet euros por 79,95 aquí

El Padrino: El imperio Corleone, editado por Edge Entertainment

Scythe. 1-5 jugadores. 90 minutos. 14 años. Complejidad media-alta

Scythe, de Jamey Stegmaier (creador también de Viticulture) es un juego en el que lo primero que salta a la vista es su acabado visual. Tiene unas ilustraciones preciosas obra de Jakub Rozalski. Los jugadores representan una facción de una realidad alternativa de inspiración steampunk. Esas facciones conquistan territorios, alistan nuevos reclutas, consiguen recursos, ganan aldeanos, construyen estructuras y activan grandes mechas con el fin de ser la primera en conseguir unos objetivos determinados. Lo mejor del juego es que otorga total libertad a los jugadores a la hora de seleccionar su estrategia, se puede ser agresivo para enfrenarse con otros rivales o expandirse de manera pacífica. Todo ello a través de un mecanismo de selección de acciones continuo (sin rondas o fases) en el que se pueden ir mejorando nuestras acciones en base a los recursos obtenidos y los edificios que construyamos.

Puedes comprar Scythe en la web de Maldito Games por 80 euros aquí

Scythe, editado por Maldito Games

HACER CRECER UNA CIVILIZACIÓN

Los juegos de civilizaciones son otro clásico dentro de los juegos de mesa. El objetivo es hacer crecer una civilización el nacimiento de esta hasta ser las más poderosa de la historia (hay otra vertiente basada más en un acercamiento de ciencia ficción al tema). Están basados en un patrón conocido por 4x en base a lo que si tiene que hacer para ir prosperando 4 (eXploración, eXplotación, eXpansión y eXterminación) y la victoria se puede conseguir por métodos militares, económicos, culturales, diplomáticos, etc… El gran problema de estos juegos es que suelen ser difícil de controlar al principio y que las partidas suelen ser muy  largas. Si esto no os asusta, la experiencia de ver crecer vuestra propia civilización es muy divertida

Clash of Cultures. 240 minutos. 2-4 jugadores. 14 años. Complejidad alta

Este gran juego de Christian Marcussen es uno de los mejores que podemos encontrar dentro de su género. Hay que transformar un débil asentamiento en un poderoso imperio y para ello habrá que inventar nuevas tecnologías, construir grandes ciudades, y propagar la influencia de tu civilización a través de las fronteras de tus enemigos. Además tendremos que explorar tierras y mares y conquistar ciudades extranjeras y asentamientos bárbaros. El elemento más complejo del juego es su tablero de desarrollo (mecanismo que nos servirá para ir consiguendo y desarrollando nuevas tecnologías). Esto, junto al número diferente de recursos que tenemos que manejar (piedra, madera, alimentos, oro e ideas) es lo que le da mayor profundidad. A diferencia de otros juegos de civilizaciones, en Clash of Cultures no dejaremos la antigüedad y en mi opinión, el no querer abarcar mucho, es un punto a favor.

Puedes comprar Clash of Culturesen la web de Masqueoca por 76,50 euros aquí

Clash of Cultures, editado por ediciones Masqueoca

 

 

 



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Hace 3 años y medio se estrenaba la segunda temporada de una de las mejores series del panorama actual, True Detective. Durante un tiempo creímos…