La Armadura de la Luz, de Javier Miró: fantasía de altura

0

La Armadura de la Luz, de Javier Miró, es de las mejores apuestas de fantasía nacional en los últimos años. Por fin algo fresco en un mundo original y una trama novedosa. Además, está bien escrito, cosa que no es poco en estos tiempos de millones de publicaciones al día y jóvenes promesas intentando hacerse un hueco en este género.

El nombre de Javier Miró ya es conocido en los mundos literarios españoles, concretamente dentro de los seguidores de fantasía, pero atento porque se trata de una de las firmas que destacarán aún más en el futuro. De hecho se dedica profesionalmente a las literatura y todo lo que lo que engloba este mercado. Es fundador y director de la web Libros Prohibidos, está al volante Autorquía, web para asesorar a nuevos escritores y tiene su propio canal de Youtube donde abunda en sus consejos y experiencias para ayudar a primerizos (y expertos, que nunca viene mal). Obviamente ha escrito alguna cosilla pero aquí venimos a reseñar La Armadura de la Luz.

Un equilibrio entre belleza y colegueo

La Armadura de la Luz comienza con una introducción al estilo mitólogico escrita con maestría, pero pronto se convierte en una novela de aventuras, fantasía y, digamos, colegas. La pareja que forman Jax e Iviqi nos sitúa en una trama en torno a un objeto mágico -y por lo tanto peligroso- que se sortea en un torneo. Como siempre algo poderoso en las manos inadecuadas puede ser una gran amenaza, y por eso tenemos dos héroes… que en realidad no lo son tanto. Uno es un mercenario experto y otra inexperta y alocada, pero consiguen en un equilibrio entretenido. Javier Miró, aunque se nota que ha trabajado el wolrdbuilding no cae en ese error tan común que nos hace distraernos de los acontecimientos, un especie de “mirad que trabajado está el universo que me he montado” que no vemos en estas páginas. Tenemos lo justo de cada cosa. Y es que este libro funciona como una buena aventura de rol, si te pasas de contexto te olvidas de la trama, pero el contexto es importante para hacer que los acontecimientos se desarrollen de una manera interesante.

Es posible que algún lector piense que el autor se pasa de redicho y enrevesado en su escritura en algunos momentos, pero es que la fantasía se presta a intentar escribir bonito, hacer algo bello con las propias palabras. Pero a veces parece que cambia de registro, sobre todo cuando interactúan los personajes. Como lector tienes que saber si esto te agrada o te supone tanto problema que no vas a dar una oportunidad al libro, pero si optas por la segunda opción creemos que estás cometiendo un error.

Javier Miró ha sabido hacer una propuesta de fantasía juvenil fresca, alejada de tópicos y con momentos ligeros de humor bien distribuidos. Muy recomendable como pasatiempo, especialmente para aquellos que están cansados de que este género se estanque en las mismas cosas una y  otra vez.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
"Hay fuerzas que operan en este mundo que no pueden verse. La mayoría de la gente se contenta con dejar que sigan siendo un misterio.…