La Música en el Mundo de los videojuegos: Otros 5 ejemplos de bandas sonoras espectaculares

0

El mundo de los videojuegos ha evolucionado al ritmo exponencial que lo ha hecho la tecnología y ha sabido incorporar lo mejor de otras disciplinas artísticas para ganarse al público y aumentar su cota de mercado. En bastantes ocasiones los guiones de algunos videojuegos han superado con creces el de algunas grandes superproducciones de Hollywood y la calidad y el coste de la producción de uno de estos rivaliza con las anteriores. Dicho aumento ha conllevado que todos los ámbitos de dicha producción se hayan visto perfeccionados. El que hoy nos interesa es la música, la Música en el Mundo de los videojuegos. Muy atrás quedaron los tiempos de aquel Pong o los mundialmente conocidos Pac-Man o Tetris y aquellas melodías pegadizas sin la profundidad que podemos encontrar en la actualidad.  Hace unos años el compañero Miguel realizó dos artículos increíbles en los que hablaba sobre canciones magníficas de videojuegos y bandas sonoras y que deberías leer sí o sí. Unos años después quiero aportar mi granito de arena y aumentar esta lista con algunos títulos más que son muy dignos de mención. El orden de las bandas sonoras de este top no atiende a una clasificación por la calidad de las mismas, todas las sitúo al mismo nivel.  Antes de comenzar quiero aclarar que mis conocimientos sobre música son nulos y que me voy a basar en las emociones que me transmitieron dichas partituras y no en su supuesta complejidad o  factura técnica. Dicho esto, vamos a entrar en materia.

La Música en el Mundo de los videojuegos

The Last of Us

Gustavo Santaolalla fue el encargado de componer la banda sonora de este aclamado videojuego de Naughty Dog. El compositor argentino, ganador de dos Óscars por la música de Babel y Brokeback Mountain fue el elegido por el estudio para la tarea de ayudar a contar la dramática historia a través de sus partituras… ¡Y vaya si lo consiguió! Armado con un ronroco (instrumento de cuerda de unos 80 cms de la familia de los charangos) nos demostró toda la emoción que se puede extraer de sus cuerdas. Como instrumento principal, alternando en ocasiones con guitarras, nos regaló temas que (junto con las duras escenas del videojuego) nos pusieron la piel de gallina y algún que otro nudo en la garganta. The Last os Us puso a la crítica a sus pies y muchos nos rendimos al ronroco de Santaolalla y a sus vibrantes notas. Esto es si Música en el Mundo de los videojuegos.

Darksiders

Gran videojuego que se convirtió en el “sleeper” de 2010 desarrollado por Vigil Games y producido por THQ. Contaba con unos diseños del dibujante de cómics  Joe Madureira que le otorgaron un mayor empaque a los personajes y mundos que nos mostraron. Este videojuego nos narraba la historia de uno de los cuatro jinetes del apocalipsis (Guerra) y de cómo debía enfrentarse a una traición de niveles bíblicos.

Para narrar esta épica post-apocalíptica el estudio contó con tres compositores: Cris Velasco, Mike Reagan y Scott Morton para aprovechar sus distintos estilos en los diversos mundos que visitó Guerra. Este trío nos entregó unas pistas desbordantes de la epicidad que necesitaba la trama que se nos estaba contando. Efectista, contundente y con los coros pertinentes para hacernos sentir poderosos.

Assassin’s Creed IV: Black Flag

No es de los mejores assassin’s creed pero si es de mis favoritos por la ambientación y las batallas navales a las que tantas horas dediqué y por la Música en el Mundo de los videojuegos. La banda sonora destila Piratas del caribe por todos sus poros y eso la hace perfecta para narrar la historia de Edward Kenway. “The  High Seas” nos va a subir las pulsaciones y dará la valentía necesaria para abordar los barcos enemigos, “Ships of legend” nos infundirá el temor antes de entrar en batalla con los más grandiosos navíos del videojuego, naves de leyenda. Todo en esta banda sonora encaja con la trama y las vivencias de estos piratas. Mención aparte tienen las salomas que cantarán nuestros marineros durante las largas travesías. Un placer para los oídos de quienes disfruten de la música orquestal.

God of War

Allá por 2005 Sony sacó al mercado para PlayStation 2 un videojuego del estudio Santa Mónica que fue todo un éxito y que fue sucedido por innumerables secuelas en todos los soportes posibles, desde móviles hasta consolas portátiles. La historia de Kratos enganchó a todos los fans desde el momento que lo vimos arrojarse desde el precipicio en la secuencia inicial de la primera entrega. La música de estos títulos siempre se ha distinguido por su epicidad, en el primero de ellos estuvieron involucrados Mike Reagan y Chris Velasco (por ello la banda sonora de Darksiders tiene algunos segmentos que nos pueden recordar a este videojuego) y desde ese momento han sido muchos compositores los que han pasado por God of War. Dicho esto quiero centrarme en la última entrega que salió para PS4 y que sumergía a nuestro héroe en la mitología vikinga para una misión más personal. Para esta nueva entrega se eligió al compositor estadounidense Julian “Bear” McCreary conocido por haber compuesto las bandas sonoras de Walking Dead o Battlestar Galáctica entre otras. Las partituras de McCreary mantienen ese tono épico y ominoso que caracteriza a las composiciones de esta saga como con “Lullaby of the Giants” pero las sabe intercalar con piezas más intimistas y conmovedoras como “A Giant’s Prayer”

Uncharted

Me voy a lavar la boca antes de hablar de esta obra maestra del videojuego que consta de cuatro entregas numeradas y tres spin-offs para diferentes plataformas. Personalmente me interesé en adquirir la PS3 cuando vi a un amigo jugar a la primera entrega y desde ese momento he procesado mi amor incondicional a Naughty Dog (a día de hoy tengo todos sus videojuegos). Las aventuras de este cazador de tesoros heredero de las historias de Indiana Jones y descendiente de Sir Francis Drake me cautivaron y emocionaron en sus 9 años de historia. Nathan Drake nos enamoró con su carisma pícaro y divertido siempre acompañado de personajes igual de interesantes y profundos.  Fue Greg Edmonson el encargado de dotar de mayor profundidad y carga emocional a la trama con sus composiciones y lo logró. Este compositor quizás sea recordado por muchos por haber sido quien compuso la banda sonora de la serie de culto Firefly

Hasta aquí mi pequeño anexo al artículo que hizo Miguel con algunas bandas sonoras que creo que merecen la pena estar entre las más grandes.  Obras que ayudan a engrandecer o mejorar los títulos que caen en nuestras manos. ¿Cuales son vuestros soundtracks favoritos? Dejadlos en comentarios en este artículo de la Música en el Mundo de los videojuegos.

Saludos desde Shambhala

el autor

Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad