Inicio cine Las 10 mejores películas de Ridley Scott

Las 10 mejores películas de Ridley Scott

13

Hace poco más de un año publiqué en esta sacrosanta web un par de artículos dedicados a los 12 mejores directores de la actualidad (aquí tenéis la primera entrega y la segunda). En ella se encontraban nombres como Christopher Nolan, Steven Spielberg o Damien Chazelle meses antes de arrasar con La La Land. Muchos respondieron diciéndome que aquella más bien parecía una lista de mis directores favoritos. ¿A qué viene esta batallita? Os preguntaréis. A que Sir Ridley Scott es uno de mis directores favoritos. Sin embargo, no apareció en aquella lista, porque en los últimos años había flojeado bastante. 

Lo de Sir Ridley es un caso único en la historia del cine. Un director que deslumbró en sus inicios, hace cuarenta años, y que, desde entonces, se ha ido mimetizando con lo que la industria norteamericana le pedía. Se podría decir que Sir Ridley es al cine moderno lo que fueron Hawks o Curtiz: directores capaces de sacar lo mejor de las producciones  que dirigían. A esto se le añade su elegantísima forma de dirigir la cámara, deudora del mundo de la publicidad.

Con casi 80 años, Ridley se ha vuelto un tanto Abuelo cebolleta y quiere recuperar a las dos obras que le encumbraron al Olimpo del Séptimo Arte. Este viernes se estrena Alien: Covenant, dirigida por él mismo, y a finales de año lo veremos como productor de la esperadísima secuela de Blade Runner. Pero Ridley Scott es mucho más que eso y, por tanto, es hora de determinar cuáles han sido sus diez mejores películas. Difícil elegir en una carrera con grandes obras, películas estimables y un par de bluffs (Lo de El consejero cuesta perdonarlo). Por supuesto, se trata de una lista personal y estaré encantado de debatirla en los comentarios del artículo. Comenzamos:

10.Robin Hood (2010),la aventura clásica.

Alzaos, Alzaos, hasta que los corderos se vuelvan leones

El tercer largometraje épico de la carrera de Ridley Scott tenía muchas papeletas para convertirse en una película recordada: La Edad Media, el director de Gladiator y un gran reparto encabezado por Russell Crowe (el protagonista más carismático del cine de aventuras de este siglo), Cate Blanchett, Max Von Sydow, William Hurt y el malo de moda de aquel entonces, Mark Strong. Sin embargo, el guión acabó por convertirla en una estimable película de aventuras con soluciones un tanto vergonzosas como la trama de Los niños del bosque. Por lo demás, el director siguió dando muestras de su talento con la batalla del inicio de la película y con un buen retrato de la camaradería entre Robin y sus hombres.ç

9. Thelma y Louise (1991), la sobrevalorada.

No me hagas preguntas y no te diré mentiras

Lo que son las cosas. Thelma y Louise no deja de ser una gran road movie excelentemente bien rodada y con dos protagonistas a las que Sir Ridley sabe sacarles todo su talento, especialmente a la gran Susan Sarandon. Y, sin embargo, se podría decir que ha sido ascendida a la categoría de mito por la polémica que generó su mensaje feminista. De una forma o de otra, su final está en la memoria de todos los cinéfilos.

8.Marte (2015), la ciencia-ficción sin pretensiones.

Por suerte, en la historia de la humanidad nunca ha sucedido nada malo por prenderle fuego al hidrógeno


Tras un bache de seis años, Ridley Scott resurgió de sus cenizas con esta película, su pequeña aportación a la moda de la ciencia ficción “científica” que iniciaron Gravity e Interstellar. En estE caso, Scott se rodea de un reparto de primerísimo nivel y coloca al americano simpático por excelencia, Matt Damon, en Marte. A diferencia de la obra de Nolan y Cuarón, Scott apuesta por el optimismo, y la jugada le sale realmente bien.

7.Black Hawk Derribado (2001), la increíblemente realista.

Tenéis poder para matar, pero no para negociar. En Somalia, matar es negociar.


La palabra que mejor defina a Black Hawk Derribado es flipante. No esperéis ningún mensaje subliminal. Absolutamente todo en esta película, incluso su conocido reparto, está al servicio de una historia realista a más no poder. Rodada con puro nervio, la película es más un documental bélico que impresiona por lo creíble de sus escenas de acción. No os la perdáis.

6.Los duelistas (1977), la ópera prima.

No me habría batido tres veces en duelo con un hombre para hablar mal de él.

 

Un año antes de embarcarse en la Nostromo, Scott ya lanzaba guiños a Joseph Conrad con esta magnífica adaptación de su relato. Dos soldados franceses (Keith Carradine y Harvey Keitel) pasan toda su vida entablando duelos entre ellos, cada uno más desquiciante que el anterior. Excelente dirección artística y manejo de la cámara en una película absorbente que merecería más reconocimiento.

5. El reino de los cielos (2005), la minusvalorada.

Si este es el reino de los cielos, que se haga con él la voluntad de Dios.

 

El montaje del director más justificado del cine reciente (no, no es la de Batman v Superman). Lo que era una cinta épica cuyos recortes arruinaron la trama se convirtió en una ambiciosa recreación de las Cruzadas y el fanatismo de todas las religiones. Scott abarca batallas, conflictos familiares, luchas clandestinas y religión sin que ninguno de ellos flaquee lo más mínimo. La única pega es el protagonismo de Orlando Bloom, que quedó claro que no tenía el carisma suficiente para protagonizar una película de esta entidad. ¿Alguien dijo Russell?

En definitiva, una maravilla. Os la recomiendo.

4. American Gangster (2007), la de mafiosos.

En este mundo eres lo que eres, y se puede ser dos cosas: o eres alguien, o no eres nadie.

 

Coppola la tenía. Scorsese la tenía. Michael Mann, a su manera, también. Así que, ¿Por qué no Sir Ridley? Debió de pensar Scott cuando contrató a Denzel Washington y a Russell Crowe para contar la historia de Frank Lucas, el Padrino negro.

¿El resultado? Una de las mejores películas de este siglo y una de las grandes del cine de mafiosos de todos los tiempos. Scott demuestra que, cuando cuenta con un guión de hierro, es capaz de todo. Al igual que en El reino de los cielos, no le da miedo a abarcar todo y confía plenamente en la capacidad actoral de sus dos protagonistas. Russell se luce como perseguidor, pero el que se lleva la palma es Denzel como el demoledor Frank Lucas. Y si no, recordad la escena de la cafetería.

 3.Gladiator (2000), la épica resurrección.

Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad.

El péplum, como el cine épico, llevaba muerto muchísimas décadas, a excepción de la mítica Braveheart. Curiosamente, el mismo Ridley llevaba varios años en el ostracismo, encadenando varias películas olvidables. Gladiator supuso su reencuentro con la crítica y el público (obtuvo 5 Oscar) y el inicio de su colaboración con Russell Crowe. Cine épico de primerísima calidad, su guión es una rara avis en el género: frases que por sí solas han entrado en la historia del cine pero que, en conjunto, engloban a un guión algo endeble. No obstante, aunque muchos se quedaron con la recreación digital del Coliseo, prefiero la música de Zimmer, los espectaculares combates en la arena y el buen hacer de todo el reparto: Joaquin Phoenix, Oliver Reed, Djimon Hounsou, Connie Nielsen, Derek Jacobi…y Russell Crowe, en su papel más conocido (aunque no el mejor). Ah, y no olvidemos el impresionante comienzo, la mejor recreación de la táctica bélica romana de toda la historia del cine.

2. Blade Runner (1982), la existencial.

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhauser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo… como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.

 

¿Qué se puede decir sobre Blade Runner que no se haya dicho ya? Para muchos la película de culto definitiva, pocos entendieron en su estreno esta mezcla de ciencia ficción, robótica, existencialismo y cine negro. Ni siquiera Harrison Ford creyó en uno de sus papeles más míticos (y eso que es el actor con más personajes inolvidables de la historia del cine). Aunque hay múltiples versiones, me sigo quedando con la primera, la que tiene más tintes de cine negro. Una película visualmente adelantada a su tiempo, con una música inmortal de Vangelis y un reparto que nunca ha estado mejor, ¿Verdad, Rutger Hauer?

1.Alien, el octavo pasajero (1978), la obra maestra.

En el espacio, nadie puede oír tus gritos.

 

Sin duda, la mejor película de Ridley Scott y una delas grandes de la historia del cine. Cuando todo el mundo veía el espacio como un lugar infinito de aventuras gracias a Star Wars, Sir Ridley vio oscuridad. Esta película de espacio cerrado con monstruo es todo un ejemplo de hacer las cosas bien, desde un equipo técnico de primerísimo nivel hasta un reparto en el que cada uno cumple con su papel y es dibujado en tan solo un par de pinceladas. Y es que hasta los que viajan por el espacio tienen problemas salariales.

Además, Scott fue el que tuvo la magnífica idea de mostrar al monstruo poco a poco para aumentar la tensión al extremo(hasta el final no aparece completo), al contrario que lo que pensaban los productores, deseosos de presumir del espectacular diseño de Giger. Y, por supuesto, nos legó a una de las heroínas más grandes del séptimo arte: la teniente Ripley interpretada por Sigourney Weaver.

13 COMENTARIOS

  1. Tu artículo es bueno y está bien documentado pero NO ESTOY DE ACUERDO CON EL TOP 1. Blade Runner no es solo la mejor película de Ridley Scott sino la mejor de la historia del cine

    • Por cierto, que no esté Black Rain entre el Top 5 no lo llego a entender. Será un clásico de los 80. No, tampoco la veo en el top 10

      • Respecto a Black Rain, es una estimable película de acción de los 80, y hubiera podido meterla fácilmente en el top 10 pero…¿Cuál hubiera quitado? Desde luego, si la hubiera metido, permanecería en el 10º puesto.

    • ¿Papá o mamá? Difícil de decir. Ambas son películas muy novedosas en su tiempo por la mezcla inteligente de géneros. Blade Runner es más profunda y expresa la libertad creativa que tenía el director en aquel entonces, pero yo me quedo con la visceralidad de Alien.

  2. El montaje del director del reino de los cielos es una joya en la que su único defecto es el protagonismo de Orlando Bloom. Alien covenant esta teniendo por el momento recepciones algo mixtas (otra vez). Es lo que tiene el bueno de Ridley, es un gran director pero muy irregular. Saludos.

    • Toda la razón con El reino de los cielos. En cuanto a Alien Covenant, prefiero no fiarme de las críticas hasta que no vea la película. Lo que está claro es que las películas de Scott, como cualquier largometraje, dependen del guión. Se pueden decir muchas cosas de Scott, pero no que haya desperdiciado un buen guión. Cuando te toca un engendro como lo que escribió Cormac McCarthy para El consejero, poco se puede hacer.

  3. Muy buen articulo de un muy buen director…bastante de acuerdo con el top que sugieres, sobretodo con el trío de ases que lo encabezan. Sin duda son sus mejores creaciones de lejos y es realmente difícil poner una por encima de otra sin entrar en gustos personales.
    Fíjate que para mí…casi me quedo con Gladiator como número 1, y mira que Alien y Blade Runner son aunténticas maravillas y el género de ciencia-ficción siempre ha sido de mi predilección, pero pocas peliculas como ella me han impactado tanto en todas sus facetas: dirección, narrativa, actuación, bso, fotografía, escenografía,…muy redonda se mire por donde se mire.
    Respecto a Alien Covenant…me voy esta noche al preestreno totalmente libre de spoilers y críticas, a ver que tal! 🙂
    Un saludo!

    • Tenía 7 añitos cuando fui a ver Gladiator al cine y lo cierto es que me impactó. Probablemente, en un top emocional, sería la número 1.
      Que disfrutes Covenant!

  4. Muy buen artículo, Fernando. Aunque a mí también se me hace difícil decidir entre Blade Runner y su reinvención del género cifi uniéndolo con el noir (esa bendita locura que tanto ha aportado a la narrativa del Cine) y Alien y su angustiosa propuesta de terror espacial. Creo que esa es la etapa en la que el talento de Scott estaba en explosión y que tuvo la suerte de coincidir con un momento de la historia del Cine y unos equipos creativos que hacen imposbile repetir la hazaña. Aún así, siempre me da la sensación de que su obra posterior fue menos ambiciosa, menos sorprendente y, en cierta manera, más consciente de su relativa intrascendencia. Hasta cierto punto se piuede entender el cansancio de un tipo así en la industria, después de alcanzare la cima sin pretenderlo y a punto de lanzarse al consciente cine de entretenimiento continuista, que noi por ello de poca calidad. Pero no rompedor, en todo caso.

    Por ejemplo, considero que una película con tan pocos medios como Los duelistas tuvo más merito, en lo que al trabajo de Scott se refiere sin tocar otros aspectos, que Gladiator o, sobre todo, El reino de los cielos. Que siendo aventuras dignas, son parte del engranaje de superproducciones que, con Scott u otro director al frente, hubieran corrido suertes parecidas e igualmente poco personales. Por eso siempre me reafirmo en valorar más las obras de su primera etapa: porque son aquellas en las que realmente me doy cuenta de que habrían sido impensables con otro realizador a cargo.

    ¡Un saludo!

  5. Marta, sin ser una gran película, es una de las películas que más me han entretenido en una sala de cine en los últimos años 😀

    ¡Buen artículo y que peliculones tiene este señor!

  6. Buenas. Antes de nada decir que respeto tu lista, que como casi todas las de esta web son articuladas de forma personal. Tanto en la elección, como en el orden de las posiciones. Pero lo que me parece increíble es que te dejes fuera: Legend.
    En fin… Saludos. Cordiales.

  7. Y Alien es la mejor. Sin duda. Blade Runner está a su altura en calidad. O puede que más. Pero Alien la barre como entretenimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad