InicioCómicsMalas Compañías de Astiberri o como sobrevivir a una vida que te...

Malas Compañías de Astiberri o como sobrevivir a una vida que te odia

Bienvenidos a Las Cosas que nos Hacen Felices y a esta nueva opinión sobre un cómic. En septiembre Astiberri nos trajo Malas Compañías de Ancco y pese a las excelentes críticas que había recibido la obra, era un título que no me atraía demasiado. Por suerte, una vez leído puedo decir que me alegro de haberle hincado el diente por que me ha satisfecho bastante y me ha tocado la fibra sensible por momentos.

Recordemos que esta obra recibió el Premio Revelación del Festival Internacional del Cómic de   Angouléme 2017, así que ya viene avalada con un merecido galardón que conseguirá que llegue a mayor público.

 

Sinopsis oficial:

Jinju es una chica mala. Fuma, se mofa de sus profesores, no vuelve a casa para dormir. Su padre no sabe reaccionar más que con los puños. En el instituto, son las antiguas alumnas las que propinan palizas a las nuevas. Ya sea en casa, en clase o en la calle, la violencia es omnipresente en la vida de las jóvenes coreanas.

Con quince años, Jinju conoce a Jung-ae, con la que entabla una relación de amistad muy intensa, y ambas deciden fugarse. Esa amistad se convierte en su refugio, pero también en una peligrosa escapatoria hacia el mundo de los adultos… 

 

De forma poética, “Malas compañías” es (a grandes rasgos) un blues de rabia, violencia y malas decisiones. Un cuadro de trazos simples y palabras duras aderezado con tabaco, tristeza y fracaso.

La autora nos sumerge en la Corea del Sur de los 90 en plena crisis y sin futuro, más concretamente en la vida de  Jinju, una chica rebelde con ganas de crecer demasiado rápido: Fuma, se ríe de sus profesores y en muchas ocasiones pasa las noches fuera de casa. Esta adolescente se va a ver rodeada por un mundo en el que la violencia la va a golpear desde varios frentes. Desde un padre que únicamente sabe reaccionar a las rebeldías de su hija con la violencia física hasta las palizas y humillaciones de las alumnas más veteranas del instituto. Violencia es la palabra que mejor puede representar a esta obra y la vamos a ver desde los ojos de esta adolescente. Seremos espectadores de como dicha violencia se ha convertido en algo inherente a su existencia, incluso llegando a sorprenderse por poder vivir sin que alguien la golpee.

Ancco no se va contener en esta obra y nos va a mostrar la Corea del Sur sucia, amargada y deprimente que vivió en sus propias carnes.  Este relato desgarrador de Jinju y su amiga Jung-ae nos va a sobrecoger, no sólo por la historia que nos cuenta, sino por como la cuenta.

Vamos a ser testigos de como estas dos adolescentes se van adentrando en un mundo sórdido en el que son tratadas como mera mercancía y que, en lugar de encontrar la libertad que buscaban, se van hundiendo (sin darse cuenta) en un pozo del que no ven salida.

La historia será contada desde el futuro (en este caso nuestro presente) narrándonos todas estas vivencias separadas por capítulos que nos llevarán de la mano hasta un desenlace muy próximo a ese presente del que parte.

La parte narrativa es brutal y sin edulcorantes (como he mencionado) que se va a ver elevada por el dibujo sencillo pero con los trazos necesarios para impactar y transmitir el desasosiego de la historia que se nos está mostrando. La violencia mostrada en las viñetas no es innecesaria o gratuita, sino que es otro elemento narrativo que va dar mayor carga de intensidad a este dramático relato  que tenemos entre manos.  El dibujo puede parecer algo “feo” cuando se abren por primer vez las páginas de este cómics, pero pronto entendemos es encaja perfectamente y es otra baza más a favor de este galardonado trabajo.

En conclusión, creo que Malas Compañías es una lectura obligatoria para los amantes de las historias profundas.  ¿recomiendo este cómic? Sí, sin dudarlo, pero sabiendo de antemano que esta es una historia dura y sin paliativos que nos va a meter de lleno en un mundo que no es para todos los lectores.

Astiberri se están haciendo con una biblioteca muy interesante para su Sillón Orejero y creo que es una alternativa muy interesante para quienes buscan lecturas más independientes.

 

Saludos desde el sótano de la batcueva

Juanma Martín
Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS