Mesa de redacción: La deriva de DC en el cine

9

Bienvenidos a una nueva sección en esta sacrosanta web. Periódicamente, a raíz de alguna noticia o novedad impactante, algunos de los miembros más granados de Las cosas que nos hacen felices opinaremos sobre el tema en cuestión. Si todos o casi todo coincidimos tal vez estemos tras la verdad absoluta…pero, ¿Y sí no es así? Descubridlo vosotros mismos.

Hoy, con motivo del enésimo retraso de The Flash para 2021, cuatro articulistas hablaremos sobre los motivos que han llevado a Warner DC a su estado actual. Comenzamos:

Yo leyendo sobre el futuro de las películas de DC

PEDRO

La película sobre The Flash ha retrasado su estreno a 2021. Pues bueno. ¿Realmente le importa a alguien? ¿Hay alguien ahí fuera mordiéndose las uñas de impaciencia, esperando a que Ezra Miller vuelva a enfundarse el traje rojo? Sinceramente lo dudo. A estas alturas ya nos habíamos olvidado de la película. A este retraso se le añaden los rumores de que Henry Cavill y Ben Affleck ya no son tenidos en cuenta para repetir sus papeles del Hombre de Acero y de Batman. Es el pan nuestro de DC y Warner Bros: cuando deberían estar centrados en el estreno de su blockbuster anual (Aquaman) destacan más por rumores, desmentidos, confirmaciones, retrasos,… La tranquilidad brilla por su ausencia y el fan está totalmente despistado.

DC y Warner Bros han conseguido algo realmente difícil: hacer de la chapuza y la improvisación un arte. En estas lineas deberíamos hablar de la deriva del Universo DC cinematográfico pero nos es imposible. El Universo DC cinematográfico no existe por mucho que algunos se empeñen en considerar como tal cosa un puñado de películas dispersas a lo largo de los años, películas con mayor o menor fortuna. Incluso los hay optimistas y señalan el nacimiento de ese inexistente universo en la ya manida trilogía de Nolan, una trilogía que nada tiene que ver con lo que vino después.

Un puñado de películas sueltas protagonizadas por personajes de una misma editorial de cómics no forman por sí solas un Universo Cinematográfico. Hace falta algo más. Hace falta tiempo y paciencia, una planificación, un director de orquesta que sepa coordinar los esfuerzos de todos. Eso para empezar. Y sí,  eso dará lugar a películas más de estudio que de autor, películas que a simple vista parecerán cortadas por el mismo patrón pero es que de eso se trata. Eso es lo que da forma a un universo cinematográfico. Como uno se empeñe por intentar relacionar películas de directores con personalidad y carácter, entonces que se olvide de ese universo. Puede que tenga películas fantásticas pero de universo nada de nada.

Tampoco puedes crear un universo cinematográfico si tu principal argumento es fichar a todos aquellos que han salido del universo de la competencia por la puerta de atrás, véase Patty Jenkins, Joss Whedon, John Francis Daley o James Gunn. Véase que aquí la puerta solo se abre en una dirección. Si no se da el caso contrario debe ser por algo y si no has sabido trabajar en un universo más que asentado no tienes muchos números para crear o desarrollar otro. Los más ilusos aplauden entusiasmados y se alegran de esos fichajes; en la competencia también aplauden porque se han quitado un muerto de encima y le han endosado sus saldos al rival.

¿Podemos esperar un Universo Cinematográfico DC en un futuro inmediato? Esperad sentados. Nada hace presagiar tal cosa y menos cuando las películas sobre sus principales personajes, esos a los que Cavill y Affleck deberían haber dado vida otra vez, están en el limbo (Superman) o bien su supuesta producción se eterniza en el tiempo (el The Batman de Matt Reeves, que a este paso podría filmar Batman Beyond en su época justa). Y el caso es que, si les da la gana, saben hacerlo de forma más o menos digna. Ahí están el Arrowverso y las nuevas series que DC lanzará en su plataforma en streaming. ¿Por qué en el cine no han sido capaces? Quizás no tuvieron paciencia. Quizás no se encargo el proyecto a las personas adecuadas. Quizás las expectativas eran demasiado altas. Un saludo.

¿Me estás diciendo que la cosa se fastidió cuando yo aparecí?

FERNANDO

Noticia que no sorprende tanto. Nuevo retraso de The Flash, que pasa a comenzar su rodaje a finales de 2019. La película dirigida por John Francis Daley y Jonathan Goldstein, guionistas de Spiderman: Homecoming (por cierto, una película con grandes momentos), sigue sufriendo los estragos del fracaso que ha supuesto el Universo DC en el cine, representado en la decepción que supuso La liga de la Justicia.

Muchos fans podrían escudarse en el flagrante éxito de Universo Cinematográfico de Marvel, que marcha viento en popa y a toda vela sin nadie que le tosa. Pero no nos engañemos, el mayor enemigo del DC Extended Universe ha sido la planificación y las prisas. Hay que recordar que El hombre de acero, una película bastante estimable, se estrenó cuando la fase 1 del UCM había terminado con la rotunda Los Vengadores. A los ejecutivos les entró la prisa y decidieron juntar a todos los principales héroes de DC en solo cuatro películas. Es cierto que muchas películas de Marvel son olvidables, pero cumplían perfectamente su función de presentar a los personajes, sentirlos cercanos, para que luego en sus películas de grupo no hubiera que perder tiempo en profundizar en ellos.

El mejor ejemplo fue Batman v Superman: El amanecer de la justicia, la película de superhéroes más polémica de los últimos años (y objeto de más de cinco críticas diferentes en nuestra web, incluidas dos de la versión extendida). Un largometraje con un guión interesante pero que abarcó demasiado en su intento de querer organizar una Liga de la Justicia Express. Posteriormente, el fracaso crítico (justo, por otro lado) de Escuadrón Suicida mostró las diferencias entre director y ejecutivos. Pensábamos que Warner iba a dar más libertad a sus directores, pero no era así. El único éxito crítica-público del DCEU fue Wonder Woman, una película que no buscaba la cohesión con otros personajes, si no desarrollar el de su protagonista. Un ejemplo de cómo tomarse las cosas con calma aumenta la probabilidad de éxito.

Actualmente, no se sabe nada del Batman de Matt Reeves. Ni siquiera si Ben Affleck seguirá siendo Bruce Wayne. Henry Cavill no parece que vaya a continuar, el héroe epicentro del DCEU. Aquaman solo puede depender de sí misma para asegurar su supervivencia. Por el momento, parece que todo lo que nos puede ofrecer el DCEU son ideas sueltas sin ninguna cohesión entre ellas. Flash y Flashpoint, Shazam, Escuadrón Suicida, Wonder Woman, otros mundos con Joker, Gotham City Sirens… la mejor solución: tabula rasa, y tomárselo con más calma.

La ¿única? esperanza

JC

En estos tiempos donde el UCM (Universo Cinematográfico Marvel) es el gran baluarte en el cine de superhéroes, es inevitable comparar las trayectorias de Marvel y DC, los grandes competidores.

No es ningún misterio que Marvel está a años luz de DC en ese aspecto, pero también es cierto que llevan más de una década creando su universo y eso se nota en la calidad, el entretenimiento y la conexión de unos personajes con otros. En DC han querido condensar todo ese trabajo de una década en muy poco tiempo, y claro, les ha salido el tiro por la culata (aunque salvaría Wonder Woman de los pufos en los últimos años), y salvo alguna excepción futura que todavía está por valorar, dudo que lleguen a remontar el vuelo si no se replantean por completo la manera de abordar su universo cinematográfico.

La situación actual es curiosa, porque desde mi punto de vista, y hasta la llegada de la primera película de Iron Man (2008), ambos gigantes del cómic no estaban tan distanciados. No olvidemos que, aunque el tiempo la ha hecho envejecer mal, la película de Superman de 1978 fue todo un pelotazo en su momento. Y si nos vamos más adelante en el tiempo, las dos pelis de Batman (una de 1989 y la otra de 1992) dirigidas por Tim Burton también tenían bastante calidad. En ese sentido hasta la citada Iron Man, en Marvel estaba la trilogía de Spider-Man de Sam Raimi.

Luego ya vino la trilogía de Batman dirigida por Nolan, y claro, es cierto que en esas tres aventuras de Batman el tono oscuro y épico por el que optaron era el ideal, y se tradujo en películas de mucha calidad. El problema fue que DC empezó a usar ese mismo tono para el resto de producciones posteriores, sin ser conscientes de que cada personaje ha de tener su propia esencia. Si a esa falta de identidad se le suman las prisas con las que intentan ponerse a la altura de Marvel a día de hoy…pues tenemos esa situación de deriva que atraviesan, y que puede acabar con el desastre más absoluto en pocos años.

Me espera un chaparrón…¿O no?

MARIO FERNÁNDEZ

Ésta es la historia de un niño envidioso y sus caprichos, un niño que quería los juguetes que tenían los demás porque los suyos ya no le gustaban, o porque no le hacían popular. Resulta que en el parque había otro niño que tenía juguetes nuevos, de los que anuncian por la tele, y siempre estaba rodeado de pequeños que se acercaban buscando una oportunidad para poder probar esos juguetes. Era el niño popular. En otro lugar en el parque, nuestro pequeño protagonista se aburría con sus juguetes viejos y contemplaba con envidia cómo su compañero tenía éxito entre los demás. Y suplicó durante semanas, día tras día, a propósito de esa popularidad, que sus padres le compraran juguetes nuevos. Lloró y gritó caprichoso hasta que sus padres decidieron invertir en uno de aquellos juguetes que tenía el niño famoso del parque. En la siguiente ocasión, lo llevó feliz, con la esperanza de hacer amigos, de ser popular, pero ya era tarde, el otro niño volvía a tener juegos y muñecos todavía más nuevos, lo más reciente del mercado, y esos que no hacía demasiado lo habían hecho popular, esos que ahora nuestro querido protagonista al fin había conseguido, ya no valían, se habían quedado obsoletos, y el pequeño e ingenuo crío se volvió a quedar sin fama.

Esa mentalidad infantil y envidiosa, el querer ser como aquel que es famoso y popular, es la mentalidad de la industria cinematográfica de DC Cómics, y el niño de la fama, por supuesto, Marvel Studios. En 2008 se empezaron a asentar las bases del UCM, poco a poco, una o dos películas por año, orígenes, biografías de los personajes, pilares sólidos o relativamente sólidos, y en cierto momento, cuando se consideró oportuno, se dio el gran salto, la película que los juntaba a todos, Los Vengadores. DC llegó tarde, se dio cuenta de que la fórmula marvelita era más que exitosa y quisieron copiarla, pero no tuvieron paciencia, quisieron dar un salto de gigante, abarcar lo inabarcable, y eso, queridos amigos, no funcionó.

Ese problema es de los gordos, pero no el único; de hecho, creo que no hay nada ahora mismo en DC que no pueda considerarse un problema: no saben mantener un contrato serio con los actores, no saben gestionar el dinero de sus producciones, realizan sus trabajos a medias (el acabado siempre es muy imperfecto) y su relación con los directores ha sido bastante sinuosa, por enumerar algunos de ellos. Es imposible para mí definir concretamente la deriva del DCEU, pero lo que sí se es que por significado, deriva implica un desvío, entonces surge la pregunta, ¿si un barco se hunde en el astillero antes de estar terminado, podría aplicarse deriva? Porque en mi humilde opinión, queridos lectores, el Universo Cinematográfico de DC -o el nombre que sea que le hayan dado-, se hundió antes de empezar a navegar. No nació con El Hombre de Acero, no, nació en el momento en que a la directiva se le ocurrió formular un universo tratando de imitar a la competencia a partir de esa primera película y realizando Batman vs Superman. En su segunda película ya presentaron a toda la Liga –o lo intentaron-, en su tercera perpetraron la muerte cinematográfica del Joker y poco más tarde presentaron la gran catástrofe, La liga de la justicia.

Tenemos que ser conscientes de que este Universo está construido sobre arenas movedizas, que empezaron con el primer piso antes de estar colocados todos los pilares y que sigue, día tras día, dando de que hablar. Ni aunque Aquaman sea un éxito podrán remontar algo que nació hundido ni podrán, aplazando Flash, estrenarla confiando en salvar otro nuevo desastre.

 ¿Y vosotros? ¿Qué opináis?



el autor

Toda la vida leyendo cómics. Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

9 comentarios

  1. Unoquepasabaporaquí el

    Esta gente si quiere ganar dinero de verdad tendrá que empezar de nuevo, con nuevos actores, directores y guionistas si me pones. Todo por ese orden. Han estado a punto de cargarse a dos de los mejores superhéroes de todos los tiempos…Hasta ese punto lo han hecho mal. Marvel tiene películas muy malas, pero no tiene películas en las que sientes repulsa por sus personajes. Con lo genial que hubiera sido un universo compartido de estos personajes…

    • Pedro Pérez S. el

      Hola Unoquepasabaporaquí. Si, necesitan empezar de nuevo. Circulaban rumores de un flashpoint, al estilo de los cómics o de la tercera temporada de The Flash pero, si no has conseguido asentar tu propio universo, no tiene mucho sentido resetearlo. No creo que el gran público pudiese entenderlo. Lo mejor sería dejar descansar los personajes un tiempo y volver a empezar obviando lo hecho. Quizás podrían quedarse con Wonder Woman, que es lo único que les ha funcionado, y Aquaman si funciona. Un saludo,

  2. Hola Pedro. Aun cuando Aquaman tiene muy buena pinta (por lo menos los Trailers), hay que admitir que DC hoy en por hoy lo tiene crudo por no decir imposible de remontar y ponerse a la altura de Marvel. Primero porque han llegado tarde al partido y segundo porque no a ratos da la sensacion de que a nadie le importa una mierda en ofrecer un producto cohesionado y pulido. Todo son ideas sueltas, reshoots,diferencias creativas,malentendidos y polemicas con los actores y directores etc… Y no solo en lo que a cine se refiere, sus series tampoco es que den mucho de si para competir con Marvel porque todo el Arrowverso y sus culebrones para adolescentes de 40 años no pueden competir con Daredevil,Punisher,Cloak and Dagger y demas. La unica esperanza en ese aspecto ahora mismo es Titans, que me esta gustando pero al mismo tiempo se siente tan “extraña”, por ahora no sabria decir si es algo de calidad o un placer culpable. Es una pena porque me encanta DC y tiene peliculas de animacion que le dan vueltas a todo lo ofrecido en su DCU. Pero bueno, el futuro dira, Joker pinta interesante siempre y cuando no se les vaya de la mano con ciertas licencias,con WW84 veremos si mantienen el tipo y Shazam a estas alturas podian habersela ahorrado siendo honestos. Un saludo como siempre.

  3. Por cierto,acabo de enterarme,Wonder Woman 84 se retrasa hasta verano del 2020, lo dicho como pollo sin cabeza, ahora si que se acabo.Tiro la toalla con Warner-DC.Otro saludo.

    • Pedro Perez S. el

      Pues peor todavía. ¿No lo tenían claro en cuanto a la fecha de estreno? Hay quien dice que es porque confían que sea su blockbuster de verano pero yo lo dudo mucho, más cuando en verano (en junio es cuando se estrena) es cuando se producen los mayores batacazos. En todo caso, es un ejemplo más de la improvisación en que se mueven. Un saludo.

  4. Hola, en general estoy de acuerdo en todo lo que decís, aunque JC dice que Marvel lleva más una década para preparar su universo, pero DC siempre tuvo según creo a Warner Bros detrás porque eran sus dueños ¿verdad? entonces aunque no pensaran en hacer un universo compartido después del Superman de Richard Donner o los Batman de Tim Burton, (aquí obvio Superman III y IV y los Batman Forever y Batman y Robin) y Marvel no tenía un estudio detrás hasta que crearon el suyo propio. Pero a lo que vamos, DC sin duda presenta un cacao mental en el cual no saben para donde tirar. Porque si prefieren hacer la película de Birds of Prey y la de Supegirl, antes que un hombre de acero 2, está claro que no saben por dónde tirar. Y a saber cómo encajan ese Joker con Joaquin Phoenix.
    La solución seria que Disney comprara DC y poner a Kevin Feige al mando. Bueno es broma pero mejor les irían las cosas así.

    • Pedro Perez S. el

      Hola Juan. No creo que sean tan radicales pero si les iría bien alguien del estilo de Kevin Feige. Muchos pensamos que Geoff Johns era la solución pero al final se ha ido descolgando y perdiendo la influencia que se suponía iba a tener. Esperemos que lo solucionen y les vayan bien las cosas. Un saludo.

  5. Tyler Durden el

    Muy buenas, genial artículo coral a lo “Las Cosas que nos hacen felices Universe” 🙂
    Y eso que se trata de un tema tan manido y al que lamentablemente ya estamos demasiado acostumbrados, como es el hundimiento de ese “universo” DC que no llega ni a “galaxia de tercera”…aunque, de verdad es así?
    Bueno, yo voy a romper una lanza o a hacer de abogado del diablo o lo que sea que se pueda hacer por Warner y DC. Todos estamos de acuerdo en que, viendo el éxito de la fórmula Marvel (coherente en su estructura y desarrollo) en la construcción de su universo, en Warner quisieron “copiar” a la hora de realizar el suyo propio, pero…de verdad hicieron eso?
    Para nada, ese fue su error…no supieron hacer lo, teóricamente, más sencillo: copiar y pegar. Porque había la funesta necesidad de ponerse a la altura de Marvel de inmediato. Y yo me pregunto, no había nadie con dos dedos de sentido común que les dijese algo del estilo: “Estáis locos? Queréis firmar vuestra sentencia de muerte?”
    Es decir, para mí, la culpa es de las malas decisiones tomadas dentro de la idea de “crear lo hecho por la competencia en nuestro mundo de héroes” (no de la idea en sí) que les llevó a intentar alcanzar un clímax de grupo mucho antes de lo recomendable, en la cinta de JL…donde para colmo, teníamos a uno de los peores villanos que se recuerdan.
    En definitiva, muchos abogáis por un “reseteo de Matrix” y volver a empezar de nuevo, como única salvación para DC. Yo no creo que haga falta tanto, simplemente deberían olvidarse de pelis corales hasta tener a todos los personajes bien estructurados en sus cintas en solitario, a lo MofS, WW o Aquaman (según parece). Eso es un trabajo de años (algo ya tiene andado) y la suficiente calma y paciencia, independientemente de lo que hagan en Marvel.
    No sé si esa “calma” está en el vocabulario de los estudios de Warner y la filosofía que rige en Hollywood, con la presión por ser un digno contendiente para Disney, además de todos los problemas con actores principales (Affleck y Cavill)…la solución es complicada.
    Un saludo!

    • Pedro Pérez S. el

      Estoy de acuerdo en que el problema fue que quisieron “copiar”. Tendrían que haber buscado algo suyo, algo propio, sin obsesionarse con el rival, pero al mismo tiempo algo que enganchase al público. Como dices, la solución es complicada. Un saludo, Tyler.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Introducción Planeta Cómic prosigue con su edición del material británico de Transformers, Transformers UK. Este segundo tomo de Transformers Clásicos UK recopila los números 45…