InicioCómicsReseña de Neonomicon (2011), el Alan Moore más alimenticio homenajea a Lovecraft.

Reseña de Neonomicon (2011), el Alan Moore más alimenticio homenajea a Lovecraft.

Alan Moore. Dos palabras que sirven para paralizar el mundo del cómic. Probablemente, la figura más misteriosa, excéntrica y carismática del noveno arte. Suyos son V de Vendetta, Watchmen, Desde el infierno, La liga de los hombres extraordinarios y otras tantas obras, muchas de ellas adaptadas al cine aunque el de Northampton reniegue de ellas. Hasta ha escrito el guión de una película en la que se reflejan sus particulares gustos. Hoy es el turno de analizar Neonomicon, obra autoconclusiva en la que Alan Moore homenajea al mítico H.P Lovecraft.

Análisis de todas las obras de Alan Moore en Lascosasquenoshacenfelices

¿Queréis saber qué me ha parecido?

Neonomicon nos presenta a Aldo Sax, un agente del FBI con una habilidad especial para captar las relaciones ocultas bajo la superficie del mundo, que debe investigar una serie de asesinatos que le lleva a un club de punk rock, miembros de orgías sexuales y otros personajes influidos bajo la obra del influyente H. P. Lovecraft.

¿Y quién fue H.P. Lovecraft?

El escritor de Providence es un autor literario legendario de principios de siglo XX, conocido por sus obras catalogadas como de terror cósmico. Es decir, relatos donde la amenaza eran seres increíblemente poderosos. Tanto como para enloquecer a un ser humano con que solo la persona le mirara. Seres que habían creado el mundo y palpitaban bajo él.

Así, a través de historias perturbadoras, Lovecraft cultivaba el miedo a la inmensidad. A sentirnos como meras hormigas sometidas al designio de aquellos que nos dominan.

Gracias a sus escritos (muchos de ellos algo sobrevalorados), Lovecraft creó al Dios primigenio con forma de pulp Cthulhu, personaje de inmensa influencia en libros, cine, cómics y videojuegos, hasta el punto de que muchos autores influidos por Lovecraft crearon los mitos de Cthulhu.

Además, sus creaciones han influido a autores como John Carpenter (En la boca del miedo, La cosa) o Sam Raimi (el libro de los hechizos de Doctor Extraño y el multiverso de la locura es deudor del Necronomicon).

Cuenta la leyenda que el motivo de este trabajo de Alan Moore fue el de pagar una serie de deudas. Fan confeso de Lovecraft, el de Providence aprovechó para escribir una secuela de The Courtyard, un relato corto de terror de 1994.

A lo largo de cuatro números, Moore desarrolla una historia inicialmente de suspense que, en sus dos primeros números, bien podría parecer el típico (y genial) relato corto de H. P. Lovecraft con buena dosis de gore. En los siguientes números, la trama toma otros derroteros aunque no abandone el género policial.

Y es que, a diferencia de las obras del escritor de Providence, Neonomicon se caracteriza por la violencia sin filtro hasta el gore y, sobre todo, por el énfasis en el aspecto sexual, escasamente visible en los relatos de H.P. Lovecraft.

A lo largo de cuatro números, Moore teje una trama de la que no tengo dudas que Guillermo del Toro se inspiró (de una manera totalmente distinta) para su fallida La forma del agua.

El mayor problema de Neonomicon probablemente derive de su carácter meramente alimenticio. Y es que, al acabar la historia, nos da la sensación de que daba para mucho más. Sobre todo al asistir a sus dos primeros números, magistrales. Aquí no hay ni rastro de juegos narrativos y visuales que solemos en el autor de Northampton. Y Neonomicon se queda muy corta para lo que nos podría haber ofrecido.

El dibujo de Jacen Burrows cumple sin ser nada del otro mundo, dejando algunas escenas para el recuerdo (las más lovecraftianas).

En definitiva, Neonomicon fue un puedo y no quiero por parte de Alan Moore. Una obra correcta pero muy alejada de las mejores obras del escritor de Northampton, con una trama deudora de H.P. Lovecraft que daba para mucho más y que se queda corta por el propio (des)interés del escritor.

Enlace a Neonomicon, cortesía de Panini Cómics.

Un relato de horror psicológico a cargo del más aclamado escritor de la industria del cómic. Alan Moore presenta a Aldo Sax, un agente del FBI que tiene una impecable hoja de servicios. Sus legendarias habilidades serán puestas a prueba en el que puede ser el caso más confuso de su carrera. Una serie de desmembramientos apuntan al más inesperado de los sospechosos. Las pistas conducen hasta un lugar… ¿Qué es, en realidad, El Patio?

¡Un saludo y sed felices!

¡Nos leemos en Las cosas que nos hacen felices!

Fernando Vílchez
Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Alan Moore. Dos palabras que sirven para paralizar el mundo del cómic. Probablemente, la figura más misteriosa, excéntrica y carismática del noveno arte. Suyos son V de Vendetta, Watchmen, Desde el infierno, La liga de los hombres extraordinarios y otras tantas obras, muchas de...Reseña de Neonomicon (2011), el Alan Moore más alimenticio homenajea a Lovecraft.