¿Por qué ver Hunters? Análisis del primer episodio de la serie de Al Pacino y Amazon Prime Video.

3

Hunters es una de las series más esperadas de este año, distribuida por Amazon Prime Video, una plataforma que, últimamente, nos da más alegrías que Netflix en el terreno televisivo.

En este sacrosanta web hemos hablado de las mejores películas que tratan sobre nazis fugados tras la II Guerra Mundial, tema que vuelve a aparecer en esta serie producida por Jordan Peele (Déjame Salir, Nosotros) y protagonizada por Al Pacino.

Dado que Amazon Prime Video ya ha emitido los diez capítulos que componen la primera temporada de Hunters, vamos a dividir el análisis de la serie en dos artículos. El primero abordará exclusivamente el primer episodio y se centrará en las virtudes que aparente tener la serie. El segundo analizará la serie al completo.

Dicho esto, procedemos a realizar un resumen del argumento y a tratar las virtudes (y defectos) de Hunters.

La serie cuenta la historia de un grupo de judíos que se dedican a matar nazis que viven ocultos en Estados Unidos durante los años 70.

RESUMEN DEL ARGUMENTO DEL PRIMER EPISODIO.

Este primer episodio, de hora y media de duración, se centra en tres personajes, cada una con sus diferentes tramas pero que, ya al final del episodio, todo apunta a que convergerán tarde o temprano.

Por un lado tenemos a Jonah, interpretado por Logan Lerman (Las ventajas de ser un marginado), un joven judío que trapichea con droga para ayudar a su abuela a sacar adelante la casa. Sin embargo, esta es asesinada en un asalto a la casa.

Jonah recibe la ayuda del misterioso Meyer Offerman (Al Pacino), amigo de su abuela y superviviente de un campo de concentración durante la II Guerra Mundial. Meyer lidera un grupo de judíos dispuestos a cobrarse venganza contra los nazis ocultos en EEUU.

La segunda trama se centra en Millie Malone, agente del FBI afroamericana que es enviada a investigar la muerte de una científica de la NASA que ha sido gaseada en su propia ducha. Malone es muy perspicaz y rápidamente se percata de que ocurre algo extraño, lo que se confirma cuando la NASA se niega a revelar la investigación de la asesinada y de que esta perteneció al partido nazi.

Por último, contemplamos las andanzas del frío Travis Letch, un joven asesino neonazi que trabaja solucionando “contratiempos” para los villanos infiltrados en la sociedad estadounidense. Contratiempos como la impactante escena inicial, en la que Biff Simpson, secretario del Estado, asesina a toda su familia al reconocerle una chica judía. Gracias a esa visión de Letch comprobamos como los nazis infiltrados se han organizado y buscan hacer resurgir el Cuarto Reich manipulando la política estadounidense. Sin embargo, la muerte de dos de sus miembros preocupa a La coronel (una gélida Lena Olin), por lo que Letch deberá investigar quién está asesinando a estos “pobres” nazis.

¿POR QUÉ VER HUNTERS?

Como bien se puede entender en el artículo sobre las ocho mejores películas sobre nazis fugados, este es en un tema que puede ser tratado de diversas formas. Desde la seria trascendencia que siempre han aportado los alemanes al recrear su propia historia hasta el entretenimiento de una historia de espionaje con un organismo oculto esperando a despertar dentro de la sociedad más poderosa del mundo. Esto ya lo hemos visto con HYDRA en Capitán América: El soldado de invierno, por poner un ejemplo comercial reciente.

En este sentido, el primer episodio de Hunters abraza sin concesiones el exploitation puro. Es decir, apuesta por un género que se caracteriza por conseguir éxito comercial basándose en temas escabrosos (en este caso, el nazismo), con malos muy malos, al extremo de la caricaturización. No hay ni un asomo de arrepentimiento en estos crueles villanos. No se busca una mínima identificación, sino la aversión hacia los antagonistas para reforzar precisamente que personajes tan horribles existieron en realidad. Prueba de ello es la recordada escena de la partida de ajedrez humano. Es tan horrible que resulta absurdo, pero nos horrorizamos al pensar que, si bien no tuvo porqué ocurrir eso, pasó algo similar. Es una técnica similar al humor negro de Jojo´s Rabbit…hasta que dicha película se sometía a una descarada sensiblería.

De momento, el episodio piloto de Hunters no abandona ese tono que incluso puede recordarnos lejanamente a los Malditos Bastardos de Tarantino. No en vano el de Knoxville admira el explotation en todas sus formas.

Incluso se permite coquetear con los iconos pop de los años 70, a la manera de Stranger Things, con referencias a los superhéroes o a Star Wars. Interesante la reflexión sobre Darth Vader. ¿El villano nace o se hace? Por la maldad inherente de los cuatro villanos vistos en este episodio, parece que la serie se decanta por la primera opción.

En definitiva, el primer episodio de Hunters invita a continuar con la nueva propuesta de Amazon Prime Video. Que no os asuste su hora y media de duración. Se toma su tiempo para presentar a los personajes y se aleja de la seriedad y trascendencia de este tipo de series para alcanzarla a base de unos malos malísimos y de una trama conspiranoica que veremos a ver como acaba.

Un saludo y sed felices!



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

3 comentarios

  1. Pedro Perez S. el

    Acabo de ver el primer episodio y, la verdad, me ha parecido la hostia. Esperaba algo más en la estela del «Munich» de Spielberg y me he encontrado algo que habría firmado el amigo Quentin. Solo por la escena inicial ya vale la pena. Y encima Al Pacino en plan Bruce Wayne, como le dice Jonah. Falta por ver si el resto de episodios siguen en esa línea. Si es asi, esta podría ser una de las series del año. Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Aunque muchos crean que el tebeo español nace y muere con la Escuela Bruguera y con personajes míticos como Rompetechos, lo cierto es que también…