InicioSeriesNoticias y novedades de seriesRecomendación: Sweet/Vicious, justicieras enmascaradas en el campus

Recomendación: Sweet/Vicious, justicieras enmascaradas en el campus

En una época en la que las películas y series de superhéroes invaden nuestras pantallas, Sweet/Vicious nos trae a dos justicieras enmascaradas muy mundanas con un objetivo muy concreto: hacer de su campus universitario un lugar seguro para todas las mujeres.

La serie está protagonizada por Eliza Bennet en el papel de Jules, una estudiante modelo perteneciente a una hermandad que fue víctima de una violación por parte de un compañero. A partir de ese incidente, que al principio sólo se apunta y sobre el que iremos descubriendo más durante la serie, decide convertirse en una justiciera que va por el campus intimidando a los que han acosado a alguna compañera quedando impunes. Jules es dulce y tímida pero también feroz e implacable en cuanto se pone el pasamontañas. Pronto entrará en escena Ophelia (Taylor Dearden) que, después de descubrir por casualidad a nuestra justiciera, se unirá a ella. Ophelia es todo lo contrario a Jules, es una gamberra con amplios conocimientos sobre informática que se tiñe el pelo de verde, hace novillos y dice palabrotas. Sin embargo eso no impedirá que ambas traben una amistad basada en el respeto, la admiración y el apoyo mutuo.

Sweet/Vicious es una serie de MTV creada para un público joven, amplio y mainstream pero lo interesante de ella no recae en la serie en sí sino en los temas que trata y la forma en que lo hace. Se centra en el abuso sexual, un tipo de violencia muy común y sistematizada en los campus estadounidenses y habla de ello con delicadeza, honestidad y un toque de humor negro que ayuda a que la serie sea más ligera pero sin banalizar el acoso. A las protagonistas les une el hecho de ser mujeres y la voluntad de proteger a otras. Las violaciones no se realizan en callejones oscuros, los violadores no son siempre desconocidos (en ocasiones ni siquiera identifican lo que han hecho con una violación debido a la cultura de la violación imperante) y cualquiera puede ser una víctima. Las víctimas son supervivientes que lidian con el dolor de formas distintas y el abuso sexual es algo que simplemente pasa y queda en sus vidas como un ruido de fondo. La serie aborda sobretodo las consecuencias de estos abusos en la vida diaria, el abuso no termina cuando la víctima regresa a casa y se encierra en su habitación, es algo con lo que convive y es aquí donde recae la verdad de Sweet/Vicious.

Las víctimas están enfadadas, se sienten vulnerables (a veces incluso se creen culpables de su situación), impotentes y quieren que se haga justicia. Ignoradas por las instituciones, muchas veces escogen no denunciar su situación, justo como en la vida real. Son puestas en duda por la propia universidad, que elige no denunciar los casos para no “arruinar las vidas de estudiantes modelo” y hace la vista gorda, obligando a las víctimas a convivir con sus violadores; pero la negación no acaba ahí, sino que también proviene de amigos y familiares, y en conjunto toda una sociedad que prefiere ignorar el problema.

Por otra parte, la violencia en la serie no se plantea como la solución definitiva sino más bien como una metáfora sobre la posibilidad de poder combatir la injusticia, igual que en los cómics de superhéroes, y la idea de que los maleantes no van a quedar impunes. Es inevitable pensar en Kick Ass mientras vemos Sweet/Vicious y relacionar a Jules con Dave ya que ambos intentan mejorar su entorno pero siguen siendo adolescentes, no máquinas de matar perfectamente entrenadas.

Sweet/Vicious se está emitiendo en MTV y puede verse en la web de mtv.com en inglés. La primera temporada contará con diez episodios y la creadora, Jennifer Kaytin Robinson, ha hablado en Twitter sobre sus deseos de incluir más problemas sociales (bullying, hombres supervivientes, personajes LGBTQ y PoC) en caso de poder hacer una segunda temporada.

Si bien la calidad del guión no es sobresaliente como en otras producciones hay que tener en cuenta el público al que va dirigido y entender la importancia de transmitir estas historias sobre supervivientes a tanta gente como sea posible.

Es importante ser consciente de que el target primario de MTV son los jóvenes, que verán la serie y no sólo se entretendrán sino que podrán aprender sobre problemáticas muy presentes en su vida diaria pero que siguen siendo tabú, además el mensaje también llegará cada vez a más mujeres que podrán sentirse empoderadas y comprendidas gracias a verse representadas en televisión. Porque hay gran diversidad en los personajes femeninos de la serie, vemos a muchos tipos de chicas y no están contrapuestas, no hay unas mejores que otras. Los personajes son personas y no estereotipos, tendencia que va al alza en el mundo de las series pero de la que aún están alejados los personajes femeninos (sobretodo en las series juveniles).

En definitiva, Sweet/Vicious es un soplo de aire fresco en el panorama de los productos dedicados al público juvenil pero recomendable para todo el mundo.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS