Reseña de Batman: Bloom. Una obra de transición que solo la disfrutarán los asiduos al héroe

3

Batman: Bloom es el arco narrativo situado después de Endgame, uno de los momentos culminantes del Batman de Snyder y Capullo. Tras este episodio final, con Batman y el Joker muertos en combate, Jim Gordon se enfunda el traje del hombre murciélago, pues al fin y al cabo deber haber alguien que salvaguarde esta peligrosa ciudad. Este arco que conecta Endgame con Bloom fue un giro muy interesante, pero a la vez poco inspirado para el murciélago. Sin duda ver a Jim Gordon enfundándose un traje particular de Batman, con ese aspecto sin barba, rapado a los lados y con cresta al más puro estilo militar, era de sobra intimidante. Sin embargo, pocas historias interesantes ha tenido este nuevo Batman, con lo que la vuelta de Bruce Wayne era tan inminente como necesaria.

Resultado de imagen de bloom batman

Ya hablé de dos de los episodios de Gordon como Batman en la reseña de Héroes Sangrientos, uno de ellos al comienzo de su época como protector de Gotham y otro con la amarga noticia del regreso de Bruce Wayne. ¿Amarga? Resulta que la etapa de Gordon a los mandos de Gotham se alargó debido a la amnesia sufrida por Bruce Wayne a su regreso a la vida, con lo que el bueno de Jim tenía vía libre para ser Batman hasta el fin de sus días.

Y aquí se enmarca este Batman: Bloom, con un Gordon sobrepasado por todo lo que significa ser Batman y un Bruce Wayne intentando olvidar que alguna vez lo fue. Aquí se nos presenta Bloom, un villano que si bien en las primeras páginas de este pequeño tomo de apenas 162 páginas, contando con el epílogo, parecía ser un villano intimidante, permitidme el refrán pero acaba siendo “perro ladrador poco mordedor“. Tras Endgame, donde Batman se enfrentó por enésima y “última” vez a su archienemigo, un villano como Bloom, con una clara inclinación a lo sobrenatural, era un giro de tuercas bastante interesante.

Resultado de imagen de bloom batman

Bloom es… Es un villano más. En sus primeras apariciones, con ese aspecto que evoca al conocidísimo personaje de Internet Slenderman, se le teme. Es un villano mordaz, pero sanguinario. En sus primeras páginas asesina a 3 personas sin ningún miramiento. Porque le apetece. Te hace pensar “menudo villano, no tiene principios y las hará pasar muy duras a Gordon”. De hecho lo hace, pero acaba cayendo en el típico villano que quiere asolar Gotham para que algo mejor crezca luego. Y aquí es cuando recalco que las referencias a plantas, bosques, jardines y demás se hacen tan recurrentes como pesadas en el discurso de fin del mundo de Bloom.

Sin embargo, para lo que sirvió este villano fue para hacer que Bruce Wayne volviera a enfundarse en el traje. Al menos la excusa sirvió para algo. La primera mitad de la historia la ocupa por completo Gordon, quien ya vimos pasarlas muy mal en Héroes Sangrientos y aquí lo mismo, tanto que te hace pensar “¿cómo ha aguantado tanto?”. Gordon no está para esto y se lo demuestran en incontables ocasiones, aquí quien tiene que ser el héroe es el legendario dueño de la capa. Y es que si en esta primera parte abunda el terror, con unas composiciones en las viñetas de lugares lúgubres, haciendo que esperes un villano alejado de lo tópico, acechando en las sombras con esos dedos que hasta visto en las viñetas dan pánico, en la segunda Snyder nos deleita con un final apoteósico, pero mal llevado.

Resultado de imagen de bloom batman

El problema de este Batman: Bloom es que es un arco de transición. Se entremezclan varias historias y todas acaban en “tenemos que derrotar a Bloom”. No hay muchos giros y Snyder lleva la batuta hacia un final predecible, pero no por ello malo. Suficiente para hacer pasar el rato. Sin embargo, Greg Capullo sigue tan en su espectacular línea que se pasa todo por alto. Como he dicho antes, Capullo crea unas composiciones terroríficas y aunque el villano podría parecer un poco absurdo, con esos pantalones ajustados, esa camiseta negra ceñida y la flor en la cara, es terrorífico. Ver cómo deforma las caras, los dedos y los brazos y crea monstruos de pesadilla es sin duda espectacular.

A pesar de todo esto, Bloom no es sino una obra que se deleita más habiendo leído otras antes, en este caso Endgame y la etapa de Jim Gordon al mando de Batman titulada Superpesado. Las constantes referencias a esta segunda así como la historia principal que sigue a por qué Bruce Wayne no está en el ajo peleando con quien haga falta, dejan claro que este tomo no se puede apreciar por separado, algo que sin duda quien no quiera enfrascarse en otras historias aparte de esta lo llevará mal. Sobre todo debido a su condición de historia de transición.



el autor

Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos y el cine como medio de escape, sacrificando la vida social. Aunque no me arrepiento. Fan hasta las venas de Batman y El Señor de los Anillos. El mundo se me queda corto, mejor dejadme en la Tierra Media.

3 comentarios

  1. Fernando Vílchez el

    En mi opinión, la etapa de Snyder con Batman durante los new52 siempre se ha caracterizado por unas ideas de partida geniales que se iban diluyendo hasta convertirse en historias meramente entretenidas. Muy de acuerdo con tu reseña, compañero.

    • Alberto Lloria el

      Lo cierto es que no llegué a leer Endgame, a pesar de atiborrarme a spoilers de cómo acaba, pero poco a poco estoy avanzando con la etapa de Snyder y estás en lo cierto. Suponía que Bloom no iba a ser la mejor historia que jamás he leído, pero con un comienzo interesante el tomo acaba en un suficiente raspadito. Al fin y al cabo se nota que es de transición.
      Un abrazo Fernando.

  2. Enhorabuena por la reseña! He estado siguiendo la serie hasta el tomo de superpesado, y la verdad es que me da la sensación, como bien comenta el compañero arriba, que empieza de manera muy ilusionante, pero el final termina siendo algo flojo

    tienes alguna entrada con la cronología de esta serie de Batman? ya que me quedé en superpesado y no sé que arcos argumentales le siguen.

    Muchas gracias

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Infinity Countdown es el penúltimo paso (hasta el momento) de la gran epopeya cósmica que Gerry Duggan nos está contando en torno a las Gemas…