Reseña de Bermudillo vol.6: Las aventuras de un simpático barbudo

0

Saludos y bienvenid@s a una nueva reseña de cómic. Hoy toca ración de aventuras mágicas con el análisis del volumen 6º de Bermudillo (aquí podéis leer nuestra reseña del 3º), publicado por Dolmen Editorial, perteneciente a su colección “Fuera Borda”, donde priman las aventuras humorísticas entre otras cosas.

¿Quién es Bermudillo? Es posible que os hagáis esta pregunta. Yo mismo confieso que no conocía a este personaje de cómic neerlandés, hasta que de casualidad he leído las historias de este sexto volumen. Pues bien, Bermudillo, conocido como “el genio del hatillo” por llevar siempre un hatillo mágico del que puede extraer los objetos que necesita para cada situación, es una creación del guionista Thom Roep y el dibujante Piet Wijn. Ambos autores escribieron e ilustraron la práctica totalidad de las historias protagonizadas por este barbudo personaje.

¿Qué nos vamos a encontrar en este volumen de Bermudillo? Pues veréis, al empezar a leerlo, y teniendo en cuenta que me he estrenado con un tomo ya avanzado de las aventuras de Bermudillo, tenía esa inquietud que te genera el empezar a leer algo ya rodado, por si no le coges el ritmo o hay cosas que te chirrían por no haberlas seguido desde el principio. Pero que eso no os desanime, pues no es necesario haber leído antes nada sobre el personaje para disfrutar de las numerosas historias contenidas en este sexto tomo recopilatorio.

Como este tomo de Bermudillo recopila varias historias publicadas originariamente de forma individual, os hago un resumen de lo que va cada una de las más extensas:

  1. La dama del cuadro: Aquí Bermudillo, en una visita a un mercado, se encontrará con un cuadro muy especial, pues en él aparece una dama con vida propia, y eso provocará que ambos personajes vivan una peculiar aventura.
  2. Bombasto, el hipnotizador: Como podéis imaginar, aquí Bermudillo se topará con un peculiar feriante, tan peligroso como habilidoso en el arte de la hipnosis.
  3. El armario de las mil puertas: Mientras Bermudillo está de visita en el castillo de dos amigos magos, veremos cómo estos están cansados de las travesuras de sus hijos, y pedirán ayuda a otros compañeros magos.

Hay un par de mini historias más en el tomo, pero básicamente las que abarcan la casi totalidad del mismo son las ya mencionadas. He de decir que son historias donde la narrativa es bastante simple, fácil de seguir, y el humor y la magia tienen gran protagonismo. El propio Roep, en un texto que encontraréis en el apartado de extras del tomo, nos comenta que para él es fácil escribir cuando la magia forma parte de cualquier historia, y que para Wijn es algo que le motiva a dar su mejor nivel, pues se siente en su salsa dibujando paisajes de fantasía y situaciones donde la magia está del todo presente.

Por lo tanto nos encontramos con simpáticas historias que, si bien están más orientadas a un público infantil y juvenil, no por ello dejan de disfrutarse si uno ya ha dejado atrás esa etapa de su vida. Como comentaba, la narrativa de Roep es sencilla, y queda bien condimentada con numerosas dosis de humor. No se le ofrecen desafíos insalvables a Bermudillo, pero sí que le surgen numerosas complicaciones en cada peripecia que le toca vivir. El dibujo de Wijn me parece bastante bueno para el tipo de historia que se quiere contar, y el universo de fantasía en el que se encuadra todo.

Por otro lado, vemos que, aunque Bermudillo sea el protagonista principal, ello no es obstáculo para disfrutar del enriquecimiento narrativo que provocan los diferentes personajes que van apareciendo en cada historia, lo cual se agradece. Es cierto que apenas nos encontraremos con personajes malvados más allá de Bombasto y algunos asaltadores de caminos, por lo que el carácter de la mayoría de personajes que aparecen es bonachón y simpático, dejando al final ese regusto a lectura agradable para distraerse.

¿Merece la pena este tomo de Bermudillo? Para darle una oportunidad SÍ. Si bien es cierto que hay que tener en cuenta lo que ya venía apuntando, y es que considero que son historias más orientadas a un público infantil o juvenil, pero ojo, que debido a las numerosas dosis de humor, para un lector adulto dejará una sensación de simpatía, que no es poco. Por lo tanto los más peques de la casa lo pueden disfrutar, y seguramente algunos que no son tan peques.

Que no os eche atrás el hecho de que sea un sexto volumen, podéis empezar a leer al personaje con este tomo, o con cualquier otro de los ya publicados por Dolmen, que viene recopilando desde el 2015 todas las historias escritas por sus creadores. Un saludo y hasta la próxima.



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad