El cómic de la semana: Black Magick 2: El despertar 2

0

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a «El cómic de la semana»Hoy destacamos Black Magick 2: El despertar 2.

Hace unos meses, mi compañero Juanma Martín hizo la reseña del primer tomo de “Black Magick” de Greg Rucka y Nicola Scott, publicado en España por Norma Editorial. Aunque mi compañero no ha podido hacer el análisis del segundo tomo, aquí me tenéis para proceder con dicho cometido respetando la estructura usada por él para su anterior análisis. Porque sí, porque Black Magick es una pedazo de obra que tenéis que conocer y disfrutar. 

Hay que decir que lo único malo que le encuentro a Black Magick, es que la editorial que la publica al otro lado del charco es Image Comics, que si bien tiene la política de que los derechos de sus obras pertenecen a los autores de las mismas, esto quiere decir que difícilmente otra persona que no sean dichos autores puede escribir sobre ello.

Y claro, cuando hablamos de alguien como Greg Rucka, que compagina su trabajo para Image con otras grandes editoriales y proyectos cinematográficos o novelescos, está claro que va sacando adelante esta obra cuando puede. Al menos, éste es el segundo tomo, que contiene los números 6 a 11 de la serie, y en este verano deberían publicarse en Estados Unidos los siguientes números, con lo que en unos meses podríamos tener en España el tercer tomo.

Sinopsis oficial

ESTAS SIETE PALABRAS RESUMEN LA REDE: “HAZ LO QUE QUIERAS, A NADIE DAÑES.”

En la ciudad de Portsmouth vive una bruja que se llama Rowan Black. En la ciudad de Portsmouth, Rowan Black trabaja como detective de homicidios. En la ciudad de Portsmouth, una serie de fuerzas se han aliado para sacar de las sombras a Rowan. Fuerzas que están dispuestas a matar a mucha gente para conseguir su objetivo.

Atraída por el olor de la sangre, la antigua sociedad de cazadores de brujas conocida como Aira acaba de llegar a Portsmouth en busca de respuestas. Los Aira conocen el apellido Black. Han ejecutado a muchas que lo llevaban a lo largo de los años. Ahora, Rowan empieza a sentir el acoso y su vida empieza a desintegrarse poco a poco.

Morgan, su compañero, que está a punto de ser padre, cada vez sospecha más que algo pasa con Rowan. Por otro lado, no parece que Alexandra, una de sus compañeras de aquelarre, pueda ayudarla. Y, por detrás, los poderes que pretenden despertar a Rowan siguen avanzando y manipulando, empujándola cada vez más hacia el punto de ruptura.

Pues bien, hay que destacar que muchos de los elementos que se mencionan aquí, ya se introdujeron en el primer tomo. Pudimos empezar a conocer a la organización Aira y algunos de sus miembros, así como también al aquelarre de brujas del que Rowan y su amiga Alexandra forman parte. Esas fuerzas malignas citadas fueron la sorpresita final que Rucka nos dejó al final del primer tomo, revelando así la gran amenaza que iba a atacar a Rowan en la continuación. Y vaya si son entidades demoníacas y crueles, y no sabéis hasta qué punto han estado presentes en la vida de Rowan.

Si en el primer tomo Rucka nos presentaba al personaje de Rowan, una mujer policía y bruja muy capaz de salir adelante en cualquier situación, aquí ahondamos un poco en su vida, llegando hasta el momento de su adolescencia, en el cual vivió un “despertar”, que le hizo conocer a todas sus otras vidas a lo largo de los tiempos. Porque la familia Black lleva muchos siglos existiendo, y Rowan es tan solo una de sus integrantes, muy poderosa sí, pero no la única de esa familia. Hay quien habría empezado el primer número de la serie contando esta parte de la vida de Rowan, pero considero todo un acierto que Rucka haya esperado unos cuantos números para hacerlo.

Del mismo modo, y como es lógico, en este segundo tomo se van desarrollando las distintas tramas y subtramas que Rucka comenzó a hilvanar anteriormente, al tiempo que se cierran algunas. Queda la sensación de que, a pesar de cómo se resuelve este segundo arco argumental, es la antesala de algo más grande, pero eso no quita el hecho de que merezca y mucho la pena la lectura.

Como ya decía inicialmente, Black Magick es una magnífica serie. Mi compañero mencionaba en su análisis la serie “True Detective” como ejemplo de lo que es esta serie. A mí me viene a la mente uno de mis juegos favoritos de ordenador, “Gabriel Knight”, donde se fundían lo policíaco, lo mágico y lo oscuro de una manera sencillamente absorbente. Hasta el dibujo se parece en muchas ocasiones al juego.

El trabajo de Greg Rucka como guionista sigue siendo impecable, porque hablamos de un gran escritor, que se desenvuelve como pez en el agua en estos ambientes. Pero gran parte del mérito de esta espectacular Black Magick reside en su dibujante, Nicola Scott. Esta mujer tiene un trazo fantástico, unido a un nivel de detalle más que notable, y hace buen uso de las páginas dobles cuando la narración lo requiere.

Además, su elección de tonalidades sepias en gran parte de las páginas es todo un acierto, ya que el color tan solo se usa cuando estamos en presencia de objetos, personajes o situaciones relacionados con la magia, reforzando así la sensación de los dos mundos entre los que vive Rowan.

Conclusión

El tándem formado por Greg Rucka y Nicola Scott es dinamita, y juntos nos entregan otro tomo imprescindible en una serie cuyo único defecto es que, a pesar de haberse iniciado hace años, tan solo tenga 11 números publicados hasta la fecha. Queremos más Black Magick. Y hasta entonces… si no habéis leído el fantástico universo de Rowan Black… ¿a qué esperáis insensat@s?

Cuando se publique el tercer tomo haremos su reseña, no os quepa duda. Hasta entonces, saludos desde el calor de una hoguera en Salem.



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario