Reseña de Detective Conan: El barco perdido en el cielo. Sobre whodunit, ladrones de guante blanco y Jungla de cristal.

0

Detective Conan sigue siendo uno de los mangas más longevos del País del Sol Naciente. Parece que a Gosho Aoyama no le se le agotan las ideas y la historia del detective envenenado contra su voluntad sigue adelante. Llevan más de 1000 episodios en manga, casi el millar en anime y unas veinticinco películas.

El barco perdido en el cielo fue uno de estos largometrajes. Concretamente el decimocuarto, estrenado en 2010, consiguiendo la nominación de la Academia japonesa a mejor película de animación. Planeta Cómic ha sacado el manga que adapta la película a color en un tomo que hará las delicias de los fans del joven detective y del género policiaco en general, pese a que la trama que aborda sea diferente a las vistas generalmente.

El dirigible más grande del mundo, usado para desafiar a Kaito Kid, cae en manos de unos secuestradores! ¿¡Cuál es el objetivo de este grupo terrorista armado que lleva bombas y una bacteria asesina!? *Anime cómic basado en la exitosa película de animación de Detective Conan.

Enlace a Planeta Cómics para ver el tomo Detective Conan: el barco perdido en el cielo. 

Lo primero de todo: esta no es una historia normal de Detective Conan. Al adaptar a un largometraje, es más larga que lo correspondiente a un capítulo de veinte minutos como los que componen el anime. Además, Detective Conan es un whodunit. Esto es, una historia de misterio caracterizada por la presencia de múltiples sospechosos y un protagonista que intenta averiguar quién es el culpable. El que el lector o espectador tenga más o menos pistas con los que averiguarlo depende de la maestría del escritor.

Sin embargo, El barco perdido en el cielo se aleja de este formato para abrazar un policiaco más orientado en la acción. De hecho, el mayor referente en la trama es la eterna Jungla de Cristal. Sustituid el edificio por un dirigible y a un Bruce Willis que todavía podía hacer uso de peine por el conocido niño detective.

Como buen argumento propio de una película del universo de Detective Conan, la película cuenta con todo el reparto principal de la serie. Tenemos a Conan, a Ran, a Kogoro Mouri; al profesor Agasa y el resto de niños; a Sonoko y a su tío; al detective de Osaka Heiji Hattori… y a Kaito Kid, uno de los invitados estrella de la serie.

¿Y quién es Kaito Kid? Creación de Gosho Aoyama, Kaito es el antagonista “poco serio” de Detective Conan. No como la Organización de los hombres de negro, terroristas a nivel internacional que asesinan a sangre fría.

En este sentido, Kaito Kid es un ladrón de guante blanco. Un criminal que actúa por amor al arte que guarda no pocos paralelismos con Shinichi Kudo, el detective que es encogido transformándose en Conan Edogawa. Ambos, detective y ladrón, son genios adolescentes e idénticos físicamente.

Kaito Kid surge de la necesidad del creador de Conan Edogawa de que el protagonista tuviera un rival a su altura. Un antihéroe con el que empatizáramos y que no perdiera contra el detective. La referencia más clara es la de Arsenio Lupin, el ladrón de guante blanco francés creación de Maurice Leblanc. Pero existen otros míticos ladrones de guante blanco en la novela popular, como Rocambole o el Santo. Mirando hacia el cine, la banda de Danny Ocean, el personaje de Clive Owen en la magistral Plan Oculto o, si nos fijamos en el cómic, la seductora Selina Kyle, alias Catwoman.

Las historias en las que interviene Kaito Kid se caracterizan por no tener importancia en el canon de la serie pese a la espectacularidad del argumento. Sabemos que Kid tendrá la oportunidad de robar el objeto, solo nos hace falta averiguar el cómo. En este sentido, su participación es menor de lo esperado, pero siempre disfrutable, además de dejar una huella (si es buena o mala, tendréis que leer el tomo) en Ran, el interés amoroso de Conan/Shinichi.

En definitiva, El barco perdido en el cielo es un tomo interesante y absolutamente recomendable para los fans de Detective Conan. De paso, es una lectura alejada de todo tipo de canon y, por tanto, atrayente para los que quieran empezar a leer alguna historia del detective sin necesidad de entrar en la historia principal que tantos años lleva haciéndonos disfrutar.



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

Deja tu comentario