Reseña Marvel Now! Deluxe. Los Vengadores de Jonathan Hickman 1: Todo muere. ¡Estos no son Los Vengadores!

0

Introducción

Estaba pensando en hacer una valoración de la etapa completa de Jonathan Hickman (Pax Romana, Guerreros Secretos, Cuatro Fantásticos/Fundación Futuro, SHIELD) en Los Vengadores. Pero hubiera sido demasiado larga y pesada. Viendo que el pasado abril de 2018 Panini publicó el tomo Marvel Now! Deluxe. Los Vengadores de Jonathan Hickman 1: Todo muere, el primero de toda su etapa, he preferido hacer una opinión general del mismo, a modo de muestra de lo que es este proyecto en su conjunto. Quinto relanzamiento de Los Vengadores tras Liefeld, Busiek y Bendis.

Personajes en situaciones que no encajan y en una trama muy larga

Parecía que la cosa prometía. Siempre he sido muy friki de Los Vengadores y quería creer que, dada la fama de este autor,  no iba a haber más refritos de historias pasadas con personajes involucionando y cómics soporíferos con diálogos interminables que, en ocasiones, ofendían la inteligencia y demostraban un conocimiento nulo de la idiosincrasia de los personajes.

El primer arco argumental de Hickman parecía devolvernos a Los Héroes más poderosos de La Tierra, subiendo las apuestas al enfrentar a Los Vengadores a rivales dignos de ellos, a escala mundial. Mundial y cósmica. Al darse cuenta de que el creciente poder de sus adversarios no les permite funcionar bien con un núcleo reducido de miembros, Los Vengadores deciden jugar fuerte con un grupo compuesto por dieciocho héroes que iban a ir apareciendo conforme al tipo de aventura. Esto recuerda a lo que Roger Stern intentó hacer en los 80 con el grupo pero no pudo por diversas cuestiones que podéis leer en mi Guía de lectura de Los Vengadores. El caso es que Hickman si iba a poder hacerlo y en una colección quincenal, lo que daba pie a la posibilidad de multitud de historias con una gran variedad de personajes.

Pero conforme iba leyendo me daba cuenta de que eso no era así. Los diálogos de Hickman son repetitivos, vacíos y no caracterizan bien a los personajes. Por no hablar de la trama que no avanza nada y pone a los personajes en situaciones en las que no encajan. Tal es el caso de Lobezno y el Halcón, que participaron en una misión en el espacio, o de Shang-Chi usando armas porque sí, porque mola, porque se las ha fabricado Stark y es guay. Luego están las personalidades ultimates y peliculeras de personajes como Iron Man o el Capitán América, impuestas en Marvel por razones comerciales. Estos dos personajes, que son los dos pilares de la etapa Hickman, terminarán llegando a las manos, como en Civil War, en lugar de hacer lo que hacen Los Vengadores, salvar vidas.

No me olvido de los números auto conclusivos que Hickman dedica a nuevos vengadores como Hyperión; la Capitana Universo o Smasher. Números horribles porque Hickman no entra a definirlos sino que se pierde en diálogos incomprensibles como en el caso de la Capitana Universo e Hyperión, o juega a que todo encaje porque sí con Smasher.

Otros como la Capitana Marvel; Ojo de Halcón; Spiderwoman; Spiderman; Hulk; Mancha Solar; Bala de Cañón y Manifold (Eden Fesi) no los trata nada en los números contenidos en este tomo. Estamos de acuerdo que los cinco primeros tienen colección pero habrá que hacer que interactúen con los demás, ¿no Hickman? sino ¿para qué los sacas? ¿Y qué hay de los tres últimos que no tienen colección y tampoco se está contando nada de ellos? Al final se publicará un tercer título de Vengadores para centrarse en cada uno de ellos. Algo innecesario, que sólo responde a sacar más dinero a los lectores.

Así que tenemos una trama confusa y larga, involucrando a una multitud de personajes, que suelen salir para hacer poco o nada. Por supuesto, todo se explica al final de su etapa. Pero es lo de siempre. Demasiados números para una historia que, para colmo, no se cierra en Vengadores sino en las Secret Wars de Hickman.

En el apartado gráfico contamos con dibujantes como Jerome Opeña; Adam Kubert o Dustin Weaver. Pese a la calidad de los artistas mencionados opino que el dibujo se resiente. Lo cual es comprensible dado el volumen de personajes que se manejan y al hecho de que la colección haya pasado de mensual a quincenal. Circunstancias que, probablemente, han impedido la presencia de un dibujante fijo que dé estabilidad gráfica a la colección. De todas maneras se echa de menos la presencia de un Byrne o un Pérez que mensualmente, a finales de los 70, eran capaces de dibujar cómics de esta colección con una gran calidad, con muchos personajes implicados.

La colección hermana: Los Illuminati

La colección hermana, Los Nuevos Vengadores, también guionizada por Hickman, cuenta con un competente Steve Epting a los lápices. Al menos en lo que respecta a seis primeros números contenidos en este tomo. Estos  Nuevos Vengadores se basan en una premisa de Bendis con la que nunca he estado de acuerdo, los Illuminati. No he estado de acuerdo por los personajes elegidos para formar este grupo secreto. Los objetivos de dicho grupo no casa con ellos, salvo forzando la continuidad. Para mi no sale nada bueno de esta colección. Sobre todo tras ver el patético tratamiento que Hickman hace de personajes como la Pantera Negra, el Dr. Extraño o Namor.

Hickman intenta generar situaciones con dilemas éticos de fondo pero se equivoca de personajes. No me trago que personas tan sumamente inteligentes y de principios como son los que protagonizan esta colección no puedan solucionar los problemas de otra forma que no sea oscura, siniestra, rastrera. Por la puerta de atrás. ¡Es que eso mola y es muy realista! ¡Es que el mundo es así! Precisamente porque el mundo es así, esos personajes, como arquetipos, deberían mostrar que las cosas deberían poder hacerse de otra manera. Llamadme ingenuo pero yo entiendo a los héroes de otra forma. Y que nadie se crea que me voy al otro lado, al lado ñoño. Mi término medio son Los Vengadores de Al Ewing.

Conclusión: Valoración final

Por todo lo dicho, Los Vengadores de Hickman, para mi, no son Los Vengadores. Veo cómics, en apariencia sofisticados, pero con una forma de narrar en plan película o serie de televisión. Es decir lentos, muy lentos, con números que apenas cuentan nada y con una sola trama, que se arrastra hasta decir basta. Si de verdad quieres leer cómics de Vengadores contemporáneos, con argumentos medianamente bien construidos, con épica y buena caracterización de sus personajes, te recomendaría echar un vistazo al material de Ewing sobre los mismos.

¡Un saludo y se feliz! ¡Muchas Gracias por leer!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Después de una parada obligada para que nuestros acompañantes pudieran vaciar sus cargadas vejigas, continuamos nuestro particular tour por Castle Rock. En el anterior capítulo…