InicioCineRetro-Análisis | Mentiras Arriesgadas (1994): Un James Bond con problemas conyugales

Retro-Análisis | Mentiras Arriesgadas (1994): Un James Bond con problemas conyugales

[email protected] otro fin de semana más a otro Retro-Análisis de esas cintas algo añejas que merecen (la mayoría de las que hablo) un pequeño hueco en el recuerdo de los cinéfilos.  Hoy tenemos caviar del bueno: Schwarzenegger dirigido por James Cameron. ¿Qué más podemos pedir sin ser una secuela de Terminator? Mentiras Arriesgadas.  Un James Bond con problemas conyugales y una forma equivocada de sobrellevarlos.

Partamos de la premisa que Harry Tasker (Arnold Schwarzenegger) es un vendedor de computadoras con un trabajo más aburrido que un koala harto de valium. Su propia esposa le pide que le hable de trabajo cuando quiere quedarse dormida. Pero eso es solo una fachada, ya que Harry Tasker es en realidad un espía que opera bajo el nombre de Harry Rehnquist.

Mentiras Arriesgadas

Hasta aquí puede parecer una película de acción noventera típica pero pronto le da un giro de tuerca y nos la convierte en una comedia en la que Harry utiliza todos los medios a su alcance para descubrir la infidelidad de su esposa Helen (Jamie Lee Curtis). Todo esto mezclado con una trama sobre unos terroristas que tratan de atentar contra el país de las barras y estrellas.

Mentiras Arriesgadas es una cinta explosiva y con un sentido de humor perfectamente encajado en secuencias de acción espectaculares que involucran desde caballos hasta un Harrier. ¡Chúpate esa, Michael Bay!

Pero no es la acción desenfrenada donde reside la fuerza de este filme de James Cameron, la fuerza nace de un guion que sabe tomarse su tiempo para presentarnos a los personajes y hacerlos creíbles pese a lo extravagante de sus acciones o diálogos.  Crear tensión con los problemas conyugales de los protagonistas mientras se permite el lujo de dejar a un lado la trama terrorista y que el ritmo no decaiga por ello.

Mentiras arriesgadas mezcla en su coctelera espionaje, buddy movie, acción, comedia y todo en la justa medida para hacer que esta cinta crezca y pueda llevar perfectamente las dos tramas principales sin que ninguna se resienta.

En The Guardian se le acusó de ser misógina y desagradable, adjetivos con los que estoy totalmente en desacuerdo ya que la cinta de Cameron simplemente es una exageradísima caricatura de James Bond puesta al límite. Nos presentan la hipotética historia de lo que podría ser capaz de hacer una persona con los recursos de este agente secreto poniéndolos al servicio de un interés personal. Es en esa exageración de los celos en la que se nos demuestra que la película no se toma en serio a sí misma y que el espectador debe hacer lo mismo. Mentiras arriesgadas es al cine de espías lo que ‘El Último Gran héroe’ es al cine de acción.

El creador de ‘Terminator’ nos entrega todo un espectáculo pirotécnico que no escatima en escenas de acción que nos dejarán con la boca abierta con un punto cómico de la mano (en la mayoría de ellas) de Tom Arnold. Esa persecución a caballo hasta la azotea, esa lucha en los cuartos de baño o la escena final del Harrier son inolvidables.

Mentiras arriesgadas juega durante todo el metraje a engañar al espectador con personajes que no son lo que parecen y así mostrarnos un 2×1 en cada uno de ellos: Un espía que juega a ser vendedor de ordenadores, un vendedor de coches usados que juega a ser espía y unos terroristas vestidos de tratantes de arte. Tres historias que se van a ver entrelazadas cuando Harry Tasker abandona la persecución de dichos terroristas para tratar (de la peor manera posible) la supuesta infidelidad de su esposa con un “espía”.

Un Bill Paxton enormemente divertido a la par que moralmente reprochable interpreta el papel de Simon que nos dejó momentos y frases divertidas, que no mencionaré por tener demasiadas palabras malsonantes, y que a día de hoy recuerdo. Sinceramente creo que este actor no tuvo la suerte de despegar ser la estrella que se merecía, aunque hay que reconocerle el mérito de participar en grandes franquicias del cine: Alien, Terminator y Depredador, entre otras.

Jamie Lee Curtis como la devota esposa que se lanza valientemente al mundo del espionaje nos regala un papel divertido que va ganando peso a lo largo del metraje de Mentiras Arriesgadas. También nos dejó la memorable escena del striptease, con resbalón incluido.

Conclusión

Esta cinta no es ciudadano Kane, pero es un producto de divertimento y evasión que funciona a la perfección y sabe reírse de algunos clichés del cine de espionaje y construir sobre ellos una trama que nos enganchará con situaciones clásicas de este género.

El reparto de Mentiras Arriesgadas funciona como la maquinaria de un reloj suizo y Tia Carrere como una femme fatale y Tom Arnold como alivio cómico acompañan a un Schwarzenegger que se nota que está disfrutando. No me quiero olvidar del gran Charlton Heston aunque su papel sea más pequeño.

Una película de 141 minutos con la que nos lo vamos a pasar de muerte con esa familia con problemas domésticos mientras unos terroristas tratan de atentar contra EE.UU.

Saludos desde el sótano de la Batcueva.

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

2 COMENTARIOS

  1. Una gran película con unos actores que estaban magníficos y que hoy sería imposible de realizar por lo del terrorismo islamico, pero un gran divertimento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS