Análisis American Horror Story: Apocalypse: Capítulo 7

0

Buenas queridos lectores, hoy os traigo el capítulo 7 de American Horror Story Apocalypse, el cual ha sabido refrescarme la memoria, resolverme algunas dudas e implantar unas cuantas más. Siento que esta temporada está siendo lo más AHS posible y a la vez increíblemente engañabobos, y todo esto lo hablaremos ahora.

Esta temporada prometía ser una ida de olla total, un apocalipsis, el hermano raro de The walking Dead, y al final no ha sido nada más lejos de la realidad. Que las grandes potencias se comiencen a bombardear unos a otros con nada más y nada menos que con armas nucleares es creíble y es una excusa perfecta para empezar una historia post-apocalíptica del palo de otras que ya han existido, pero que en AHS lo sea el anticristo, hijo de Satán, también entra dentro de lo razonable. Lo llamativo es cuando decides juntar esos dos elementos, porque me resulta extraño que se la jueguen al pentágono y similares por muchas hogueras que sepas encender en tu mente si eso es todo con lo que cuentas, y más cuando un grupo de gente en el que todos sus integrantes saben encender más mecheros con la mente están en tu contra.

Lo que quiero decir con ésto es que, como hemos visto en el capítulo 7, parece que la pelea pasa de un guetto de brujas a un problema de máximas magnitudes en el que se produce la muerte masiva de millones de personas, ecosistemas y vida por… ¿armas nucleares? No sé yo… Además de que, si se me permite, Langdon no me parece para tanto teniendo en cuenta que debería poder aplastar a todo el mundo con el dedo meñique.

Aunque precisamente, por otro lado, esa locura y argumento tan inverosímil le va como anillo al dedo a la serie, que se caracteriza por ser un batiburrillo extraño de cosas al que nos enganchamos, como ha pasado en el resto de historias. Pero ésta tiene algo especial: que mientras que en las demás se liaban a hacer mil y una cosas que no tenían absolutamente nada que ver con la trama, seguían cumpliendo con el título que le daba nombre a la temporada, pero en esta yo de apocalipsis y temas post-apocalípticos veo poco.

En cualquier caso, la trama parece que definitivamente se ha encauzado hacia una dirección de la que dudo mucho se vayan a separar, y en la que el objetivo es claro: las brujas son la única posibilidad de que Langdon no se salga con la suya y cumpla con su enigmático e incomprensible motivo que supongo que será que es el hijo de Satán y por lo tanto sólo quiere hacer el mal. Sigo apostando por que decidirán tirar de su lado humano para salvarlo. Por otro lado, ¡al fin las brujas afroamericanas han hecho su aparición! Y resulta que estaba ahí desde hacía bastante ¿su papel? pues la verdad que aún no me queda muy claro, aunque sé que Cornelia no accederá al trato de Papa Legba, aunque parece ser el único al que pueden recurrir. Pero yo sigo insistiendo en lo mismo, ¿porqué sólo hay presencias malvadas en este mundo? ¿no pueden pedirle o hacer un trato con una deidad benigna? Ya que siempre hablan del mal y de las malas energías y sitios malditos, debería haber bien y lo que provenga de él, ¿no?

Pero hay un asunto en todo ésto que me intriga profundamente, y es que ya que todo parece estar conectado y que no hay detalles que se vayan a quedar fuera del tintero, ¿Qué significa que haya elegidos que merezcan sobrevivir al apocalipsis? Me refiero a la pareja de adolescentes del principio, claro. Podrían ser la llave para algo, tanto buena como mala, de Langdon o Cornelia, pero sin embargo la última no los resucita… y mientras que creo que para ésto habrá una explicación, en el caso del peluquero creo que podría haberla, después de todo por lo visto lo ha sodomizado el mismísimo Satán. Las brujas, además de que no me interesan tanto, creo que ya han dejado claro su papel en esta historia, ¿pero los personajes del principio?, así como Coco y Mallory tuvieron una razón de ser, ¿el resto la tendrá?

Dejadme vuestras teorías en comentarios y sed felices.

 



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Una de las cosas que más me han llamado la atención desde…