InicioseriesDoom Patrol (La patrulla condenada) (Análisis)Análisis de Doom Patrol (La Patrulla Condenada). Temporada 1. Capítulo 2

Análisis de Doom Patrol (La Patrulla Condenada). Temporada 1. Capítulo 2

Introducción

Te doy la bienvenida, amante de lo extravagante, a un nuevo análisis de la Doom Patrol (La Patrulla Condenada), serie de la plataforma streaming DC Universe que, pese a que acaba de empezar, apunta muy alto tanto por la calidad de la misma como por la buena acogida que está teniendo entre quienes se están acercando a ella. ¡Vamos allá!

Donkey Patrol

Donkey Patrol es el título de este segundo episodio, dirigido por Dermott Downs y escrito por Neil Reynolds y Shoshana Sachi. Se podría traducir como Patrulla de Burros y tendría un doble sentido. Uno que, como inadaptados que son, acostumbrados a permanecer escondidos del resto de la humanidad, no saben y no quieren actuar como tales, ni siquiera para salvar a su líder y benefactor, Niles Caulder, de las garras de Mr. Nobody.

Solo la insistencia de Robotman que, como en los cómics, es el alma del equipo más la oportuna llegada de la última incorporación a La Patrulla en esta serie, Cyborg/Víctor Stone (Joivan Wade), el equipo tratará de llegar a Caulder ¡a través de un burro! Ese es el segundo sentido del título. Dada la capacidad de Mr. Nobody para volver locas a sus víctimas no se debería descartar que todo lo que experimentan los personajes en esta historia sea una ilusión. Si bien nos sirve para conocerlos un poco más y nos da una idea de lo poco convencional que es esta serie, con villanos rompiendo la cuarta pared y poniendo en cuestión las convenciones del género de superhéroes, cuando no se está riendo de ellas. Por si ha alguien le resulta chocante tengo que decir que esto es así en sus cómics. Al menos en sus buenos cómics, como los de Grant Morrison, a quien Mr. Nobody menciona en este episodio.

Al final de Donkey Patrol el equipo no logrará rescatar a Caulder pero saldrán más reforzados al haberse enfrentado a sus temores, cortesía de Mr. Nobody. Asimismo se refuerza esa especie de relación paterno filial entre Robotman y Crazy Jane, de la que vamos conociendo cada vez más de sus 64 personalidades, como la infantil Baby Doll, la agresiva Hammerhead, dotada de superfuerza, o la piroquinética Flaming Katy. Al final de esta historia también parece salir a la luz la de The Hangman’s Beautiful Daughter. Personalidad de una artista con el poder de activar psíquicamente sus pinturas. Conforme vaya avanzando la serie iré profundizando más en este complejo miembro de la Doom Patrol.

El nuevo miembro, Cyborg

Cyborg, Víctor Stone, es un personaje creado por Marv Wolfman y George Pérez en DC Comics Presents #26 (1980). Cómic en el que se presentaría a la nueva generación del grupo juvenil Los Titanes, de los que Victor formaría parte. En dicho grupo también militaba Changeling, el antiguo Beast Boy, quien había pertenecido a La Patrulla Condenada, tal y como te conté en mi Análisis de Titans (Titanes). Temporada 1. Capítulo 4. Parece ser que a Wolfman le gustaba la Doom Patrol y usó a Changeling como nexo de unión entre ambos grupos. Puede que algo parecido se pretenda hacer con Cyborg en esta serie de televisión. Habrá que esperar acontecimientos porque, por el momento, la serie se está desarrollando con independencia de Los Titanes.

El caso es que Cyborg, por su afiliación tanto a los mencionados Titanes como a la Liga de la Justicia, se le ha considerado un personaje algo alejado del ambiente en el que se mueve La Patrulla Condenada y carece de vínculos con esta. Vínculos que si estaban presentes en Beast Boy tanto en las viñetas como en la pequeña pantalla. Sin ir más lejos, en este mismo episodio, se nos dice que este no es su lugar. Sin embargo, el que Víctor pueda empatizar con estos héroes marginados no es tan descabellado si consideramos sus orígenes. Víctor era hijo de dos investigadores de Laboratorios S.T.A.R., Silas y Elinore Stone. En el trascurso de una de sus investigaciones, coincidiendo con una visita de su hijo a los laboratorios, un accidente acabó con la vida de Elinore Stone y dejó muy malherido a Víctor. Decidido a salvar a su hijo, Silas Stone se saltó todos los protocolos de seguridad y le aplicó tecnología cibernética experimental. Había nacido Cyborg. En los cómics sería su pertenencia a Los Titanes lo que le alejaría de una vida de amargura y marginación, permitiéndole aceptarse a si mismo y hacer las paces con su padre, al que guardaba rencor por haberle convertido en lo que era. En esta serie parece que no se lleva tan mal con su progenitor, como al principio de la colección de Los Titanes, y colabora con él ayudando a la gente.

Además, en retrocontinuidad, se ha establecido una relación profesional de Silas Stone con Niles Caulder. Esa ha sido la forma en que Niles y Víctor se han conocido, haciéndose amigos. Si bien Niles entiende que Víctor tiene futuro en equipos como la Liga de la Justicia, le insinúa que sus habilidades también serían muy útiles ayudando a personas que, como él, tienen problemas para integrarse en la sociedad. La actual desaparición de Caulder ha hecho que Cyborg se decante por ayudar a la Doom Patrol. Algo que su padre no ha a acabado de ver con buenos ojos, ya que considera que su hijo tiene un futuro prometedor. Un futuro mejor que estar con una panda de inadaptados. Aún así Víctor siente que puede aportar algo al grupo. Al menos en lo que respecta a sus conocimientos científicos, mientras Niles Caulder permanece desaparecido. Así que lo mismo el personaje si encaja en La Patrulla Condenda. La serie nos dirá.

Cierre

En definitiva, Doom Patrol ha tenido un comienzo magnífico. La trama, las peculiaridades de la cabecera y la caracterización de sus personajes son muy buenas, acorde con lo que la Doom Patrol es en las viñetas. De seguir así superará a Titanes.

Espero que te haya gustado este post mi extravagante seguidor. Si es así, ¡comenta y comparte! ¡Muchas Gracias y hasta el siguiente!

 

 

Adrián De La Fuente Lucena
Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General. Colaborador de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural y en Filosofía Contemporánea. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad