Análisis de Doom Patrol (La Patrulla Condenada). Temporada 2. Capítulo 6

2

Introducción

¡Te saludo, amante de lo extravagante! Una vez más contigo con una nueva entrega de mis análisis acerca de la segunda temporada de Doom Patrol (La Patrulla Condenada). Esta semana toca el capítulo sexto, Space Patrol, La Patrulla Espacial. El título se debe a que el grueso de las impactantes revelaciones y situaciones que experimentaremos en este episodio vienen del espacio y, a la vez, tendrán lugar en el espacio.

Antes de continuar recordarte que, además de mis Análisis de la Doom Patrol (La Patrulla Condenada). Temporada 1, puedes echarle un vistazo a los análisis de las diferentes series del universo televisivo de DC, ya sea de CW o del mencionado DC Universe, realizados tanto por otros colaboradores de Las cosas que nos hacen felices como por un servidor.

Los pioneros de lo inexplorado y La Mujer Negativa

En la mansión de La Patrulla Condenada, aterriza una nave espacial, tripulada por los llamados Pioneros de lo inexplorado. Se trata de un trío de astronautas integrado por Zip, Gafas y Moscú. Dicho trío parece un guiño al cuarteto de exploradores de fenómenos paranormales y de ciencia ficción, conocidos como Los Investigadores de lo desconocido, creados por Jack Kirby con los hermanos Dick y Dave Wood, en Showcase #6 (57). Pero sus integrantes no son los mismos así que, tal vez, yo esté hilando demasiado fino. En caso es que de estos Pioneros de lo inexplorado, creados por Niles en el pasado para investigar una misteriosa radiación cósmica cuyos efectos podrían prolongar la vida, la interesante es la mujer, Moscú, que, al igual que Larry, posee un Espíritu Negativo. Lo que se explica porque Larry acabó expuesto a la misma radiación que ella. La diferencia entre ambos está en que Moscú, en 5 años, aprendió a contener la radiación bajo su piel.

El verdadero nombre de Moscú es Valentina Vostok. En los cómics este personaje fue creado por Paul Kupperberg y Jim Aparo, en Showcase #94 (77), como una especie de sustituta del entonces fallecido Hombre Negativo. De hecho, en las viñetas, se llegó a decir que Niles Caulder, ¡cómo no!, manipuló los acontecimientos que llevaron a la teniente coronel rusa a transformarse en una Mujer Negativa para la Doom Patrol. Con el regreso de Larry Trainor, el Espíritu Negativo volvería a reunirse con su huésped original. En la serie, por el contrario, ambos parecen poseer Espíritus Negativos diferentes. La conversación con alguien que ha pasado por una experiencia similar a la suya le da a Larry otra perspectiva de las cosas, lo que le llevará a decidir tratar de arreglar las cosas con su familia.

La Patrulla Condenada en el espacio

La muerte de dos de las personalidades de Jane, por parte de Candlemaker, deja muy tocada a Dorothy hasta el punto que decide robar la nave de los Pioneros de lo inexplorado para macharse a La Luna con ella, donde le hará una especie de funeral a su amigo imaginario muerto. Una vez descubren esto, El Jefe y Robotman deciden perseguirla en otra nave que Niles guardaba en el garaje. Las características del cuerpo de Cliff le convierten en el idóneo para salir al espacio y convencer a Dorothy de que vuelva con ellos para así evitar que siga pidiendo más deseos con desastrosas consecuencias. Lo cual, dada su vulnerabilidad emocional, sólo será posible si se siente querida y perdonada. En esta ocasión el duro y cínico Robotman consigue que Dorothy vuelva con Niles pero, inexplicablemente El Jefe se lo paga expulsándole al espacio. Lo que nos deja con la mandíbula desencajada. Aunque, siendo Niles Caulder, vete a saber lo que pasa por su enrevesada mente.

Apuntes sobre el resto de la Doom Patrol y cierre

Si bien lo contado constituye lo fundamental del episodio, Jane, Rita y Vic no caen en el olvido. Aunque se quedan en un segundo plano. Me ha chocado que no se haya continuado con la trama de Candlemaker y que haya desaparecido sin explicar nada. Parece que la intención era centrarse en el duelo por la muerte de las dos personalidades de Jane.  Esta no parece muy bien que hacer aunque se aferra a la posibilidad de que dichas personalidades se recuperen y renazcan. Algo que parece compartir una de sus antiguas personalidades dominantes de la Crazy Jane de los cómics, Miranda, quien le pide a nuestra protagonista que se retire como personalidad principal para que les diga a todas lo que quiere Kay. A lo que Jane parece acceder ya que el episodio se cierra con la personalidad de Kay despertando en la mansión de La Patrulla Condenada. Esto supone una vuelva a los orígenes ya que Kay Challis fue la identidad original de la que surgieron todas las demás. La serie nos dirá. Aunque yo no termino de tener muy claro lo que se quiere hacer con Jane. Aunque parece que la serie quiere darnos a entender que las personalidades de Crazy Jane, en tanto que imaginarias, no pueden morir realmente. Aunque, en las viñetas, Miranda pudo ser destruida. Así que de todo puede pasar.

En el caso de Rita, la cosa tiene algo de cómico si tenemos en cuenta que la obra para la que le han contratado no está inspirada en el texto que ella creía. No es “Nuestro pueblo”, de Thornton Wilder, la fuente de inspiración sino la primera aventura de La Patrulla Condenada, donde el papel de Rita no fue particularmente brillante. Aun así, su conversación con la actriz que la interpreta puede que le ayude a conocerse mejor a sí misma.

Por último tenemos a Vic, que continúa profundizando en su relación con Roni. Profundizando en todos los sentidos ya que, con la previa aprobación de la chica, decide hacer un escaneo completo de su cuerpo para que ver que componentes le extirparon del mismo y así considerar las posibilidades que podría tener de ayudarla. Es entonces cuando Cyborg descubre que una de las conexiones que hicieron posible que se implantara un exoesqueleto en la columna de la chica está envenenando sus órganos. Decide entonces infiltrarse en las bases de datos del ejército para tratar de solucionarlo. Allí descubre que parte de las piezas de dicho exoesqueleto provenían de Laboratorios S.T.A.R., la empresa en la que trabaja su padre. Pero Silas Stone parece no saber nada al respecto. No lo sabe o no quiere decirlo. Ya veremos.

¡Eso ha sido todo por esta semana, amante de lo extravagante!  Si te ha gustado este artículo ya sabes, ¡comenta y comparte! ¡Muchas Gracias!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General. Colaborador de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

  1. Buenas, a mi me ha gustado el episodio, sobretodo porque trata en cierta forma el tema del espacio que es un género que siempre me ha encantado desde star wars, lo único que me saco un poco es que dorothy supiera pilotar una nave espacial ella sola sin explicación, no es propio de una serie como ésta ese tipo de cosas, cuando pasaban cosas así en series como star trek picard, esperemos que no vuelvan a pasar en lo poco que queda de temporada, saludos.

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Hola Sergio. ¡Muchas Gracias por el comentario!

      Este capítulo es otra muestra de que, en esta serie, como en su cómic, puede pasar de todo.

      Es cierto lo que apuntas de Dorothy. Se me pasó totalmente. Es extraño porque esta serie no deja nada al azar. Lo mismo lo explican en lo que queda de la misma. Sería una pena que todo se estropeara al final.

      Un abrazo.

Deja tu comentario