InicioseriesAnálisis de El pájaro carpintero. Capítulo 3

Análisis de El pájaro carpintero. Capítulo 3

Muy buenas. Volvemos a un nuevo capítulo de El pájaro carpintero. En esta semana hemos conocido a otro peculiar personaje, el orador de raza negra Frederick Douglass, auténtico protagonista del capítulo de esta semana y que lleva hasta su nombre en el título: Mister Fred. Dicho esto, dejamos análisis de capítulos anteriores y nos ponemos al lío.

Análisis de capítulos anteriores.

Viajamos a Nueva York, tierra de libertad y oportunidades.

Si la semana pasada comentaba el poco protagonismo de Ethan Hawke, esta semana no nos podemos quejar, aunque no sigue siendo el protagonista. En esta ocasión tal reclamo cae en el orador Frederick Douglass. Los primeros diez minutos del capítulo es el viaje a la gran ciudad. Quitando algún altercado en el tren Cebollita pronto conocerá la ciudad de los hombres libres y de los hombres negros con voz, reflejado en la persona de Frederick Douglass. Una Nueva York abarrotada, luminada, bulliciosa, limpia y con ganas de seguir prosperando. Hombres y mujeres de raza negra pululan por las calles con la mirada alta. Nueva York, tierra de libertad y de oportunidades. Eso es lo que ha traído hasta aquí a John Brown y Cebollita.

El pájaro carpintero

Frederick Douglass en la vida real.

Frederick Augusto Washington Bailey nació en Tuckahoe, Maryland, 1818 y falleció en Washington, 1895. Orador, escritor y activista estadounidense fue una de las grandes figuras del siglo XIX en la lucha a favor del abolicionismo. Frederick fue el primer ciudadano negro con un alto puesto en el gobierno de Estados Unidos.

el pajaro carpintero

Hijo de madre esclava y padre blanco (al que nunca llegó a conocer), se crió con su abuela en una plantación de Maryland. El fue esclavo y al igual que Cebolla aprendió a leer. Tras la muerte del amo trabajó en una plantación y en unos astilleros, y después de un primer intento de fuga frustrado en 1833, logró huir y se estableció en New Bedford (Massachusetts), donde adoptó el nombre de Douglass para eludir su detención y trabajó como jornalero entre 1838 y 1841.

Ese mismo año, en una convención antiesclavista celebrada en Nantucket, Frederick Douglass relató su experiencia como esclavo con tal sentimiento y elocuencia que impresionó profundamente al público. Nombrado por esas dotes de orador delegado de la Liga Antiesclavista de Massachusetts, a partir de ese momento dedicó su vida a la causa abolicionista, y, alentado por el efecto de sus palabras, terminó en 1845 la primera versión de su famoso libro autobiográfico Vida y tiempo de Frederick Douglass.

Cuando vemos a Douglass por primera vez en el episodio, lo presenciamos pronunciando uno de sus discursos más famosos: ¿Qué es el cuatro de julio para el esclavo?”

Un capítulo de claroscuros.

Si el protagonista de la semana es un orador eso es lo que encontramos en el capítulo, mucha cháchara y poca acción. Lo que llama la atención es la imagen que en la serie se nos da de Frederick. Si, es ese gran personaje defensor de la causa abolicionista, pero a la vez de puertas para adentro, vemos un ser lleno de contradicciones. Casado con dos mujeres, por un lado Anna Murray (Tamberla Perry) y por otro la inmigrante alemana Ottilie Assing (Lex King). Ambas mantienen con Fred una tensión más allá de lo sexual. El personaje se admira, se quiere demasiado. Douglass y Brown son la misma cara de una moneda distorsionada. Aunque aspiran a lo mismo uno se esconde en mansiones y trajes esplendorosos mientras el otro se cuela oliendo a días de viaje y falta de una buena higiene. Uno usa la palabra y el otro el plomo con el mismo objetivo.

Es interesante los claroscuros que despierta la serie. Lo lleva haciendo desde el primer capítulo pero es en este tercero donde alcanza las mayores cotas en la representación de este charlatán.

Consideraciones finales.

El autor del libro y el guionista de la serie juega con la historia americana. La distorsión de personajes que deberían ser ejemplos de la Historia de Estados Unidos es cuanto menos peculiar. No es al azar la elección del actor Daveed Diggs desde luego. El protagonista de la fallida serie Snowpiercer, interpretó a Thomas Jefferson en Hamilton , un humanista y un pensador de la Ilustración que hizo un profundo progreso por los derechos de los hombres blancos mientras mantenía y abusaba de los esclavos negros toda su vida. En El pájaro carpintero Diggs interpreta a un ex esclavo con esos claroscuros a los que me refería.

El pájaro carpintero lo dice al principio de cada capítulo, casi todo lo que se cuenta sucedió. Otra cosa es el cómo.

Para acabar he de decir que este capítulo en la larga escena del almuerzo, me ha recordado a Django desencadenado en la escena de aquel almuerzo que acaba como el rosario de la aurora, por un momento pensé que algo parecido acabaría ocurriendo…

Considero este un capítulo demasiado extraño. El guionista juega con los personajes, los manipula y a él le parece gracioso. Es un recurso que Tarantino ha utilizado en sus últimas películas pero hay que saber hacerlo, y sinceramente creo que no han conseguido tratarlo bien en esta ocasión. Parece que quisieran defenestrar la figura del ex-esclavo, orador y abolicionista Frederick Douglass y sinceramente no he acabado de coger el chiste.

Un saludo y sed felices.

Carlos María Porras Castañoshttps://despojosdelahistoria.wordpress.com/
Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTADO FUTURO #1: Wonder Woman | Joëlle Jones nos presenta un personaje muy atractivo (Incluye vídeo de Youtube)

Estado futuro de DC ya está llegando a nuestras tierras con diferentes tomos para presentarnos lo que está por llegar tras Death Metal. En...

ÚLTIMOS COMENTARIOS