Análisis de Locke & Key. Temporada 1 (Parte 1 de 2)

8

¡Saludos y sed bienvenid@s a este análisis de  Locke & Key, una de las series del momento! Hace bien poquito que esta serie, que adapta los cómics creados por Joe Hill y Gabriel Rodríguez, está disponible en Netflix, y tras haber visto la mitad de la primera temporada, estoy aquí para compartiros mis impresiones. Como me he leído los cómics (la historia se terminó hace años, así que podéis leerlos tranquilamente sin temor a que salgan más cosas), voy a intentar analizar por un lado la serie, pero además haré algunas apreciaciones respecto a la comparación con los cómics, ya que se han cambiado cosas y no necesariamente para mejor.

La mansión familiar.

¿De qué va Locke & Key? Esta historia nos narra cómo la familia Locke, conformada por la madre Nina, y los hijos Bode, Kinsey y Taylor, se muda a la casa familiar tras la violenta muerte de Rendell Locke, el cabeza de familia. Pero será un nuevo comienzo lleno de sorpresas, pues «Keyhouse», el hogar ancestral de la familia Locke, no es una casa normal y corriente. Ubicada en la localidad de Lovecraft (en Massachussets), esta vivienda tiene llaves escondidas en su interior, las cuales producen sucesos mágicos cuando se usan en las cerraduras adecuadas. Por lo tanto, el clan Locke no solamente tendrá que intentar superar la muerte de Rendell, sino que deberán descubrir los secretos de la casa familiar, y hacer frente a los enemigos que quieren usar su magia para causar el mal. Pensaréis que os he hecho un festival de spoilers, pero todo esto lo veréis en el primer episodio de la serie, así que quedaos tranquilos je je.

¿Es una buena serie? SÍ. Aunque incide más de la cuenta en el drama adolescente de los hijos Locke y a veces carece de interés por repetitivo, fuera de eso es una serie interesante desde luego. Gran parte de la culpa la tienen la propia mansión, las llaves y la magia que permite hacer cada una, cosas que le confieren encanto a los episodios. El ritmo narrativo es bueno, pues se van revelando cosas con más rapidez de la que tienen algunos de los cómics, y en ese sentido para un espectador que no se ha adentrado antes en el universo de Locke & Key, le permite hacer un curso intensivo. También es un acierto en su mayoría el buen casting de personajes, y están a buen nivel los efectos especiales.  Estamos ante un producto televisivo creado por Carlton Cuse y y Meredith Averill donde además Joe Hill (que ha escrito otros cómics que podéis conocer aquíque ha escrito otros cómics que podéis conocer aquí) ha formado parte del equipo creativo que adapta los cómics, y dentro del apartado de producción están Andy y Barbara Muschietti. Por lo tanto en esa parcela más técnica no estamos ante una adaptación del montón.

Casting de la familia Locke y su aspecto en las viñetas.

¿Es una buena adaptación de los cómics? UNAS VECES SÍ Y OTRAS NO. En este caso tengo más dudas que en lo anterior, porque la serie es todo un acierto cuando adapta algunas cosas de los cómics tal como ya se contaron ahí, e incluso se agradece que algunas cosas cambien un poco en la forma de mostrarse por el atractivo que le confieren las posibilidad del formato televisivo; os pongo un ejemplo, en los cómics la llave cerebro, cuando se usaba, mostraba al personaje con la cabeza abierta, mientras que en la serie eso se suaviza y el acceso a su mente se muestra a través de baúles, puertas y demás. También es un acierto el que se les otorgue un mayor recorrido y presencia a personajes como el profesor de instituto Joe Ridgeway (cuya presencia era testimonial en las viñetas), y tampoco es una mala elección el que Nina Locke cambie por completo de rol, ya que en los cómics se pasa la mayor parte del tiempo borracha o depresiva y en un segundo plano, mientras que en la serie tiene un papel muy distinto, siendo una persona sobria e indagando cosas sobre el pasado de su marido. Es otro acierto las localizaciones y la propia mansión familiar, que si bien no son clavadas a las viñetas, sí que me parecen bien elegidas. Tampoco carece la serie de los homenajes a otras figuras importantes del gremio, pues si bien en las viñetas se mencionaban a autores de cómic o de terror importantes, en la serie hay un grupo de chicos llamado «El escuadrón Savini», en alusión al actor, director, maquillador y otras cosas Tom Savini, que tiene un pequeño cameo en uno de los episodios.

La cerradura para una de las llaves.

Pero también hay cosas que no están tan bien, como el hecho de que le hayan quitado a la serie esa atmósfera oscura y esos pasajes de terror que tienen los cómics, quedando un producto televisivo que obviamente está dirigido a todas las audiencias, pero fastidia un poco a quienes hemos leído los cómics (o al menos a mí). Otra cosa que no me termina de convencer es la mezcla de acontecimientos que pasan, pues la serie toma sucesos de cada uno de los 6 arcos argumentales del cómic, y si bien hay cosas que tienen mayor empaque en la serie, otras lo tienen en los cómics al tener una narración más lineal. Como también pasa mucho a día de hoy, hay varios cambios de raza en los personajes. Uno de los más pintorescos en las viñetas es Scot Cavendish diseñado como un chico de raza blanca, con piercings y un poco de pelo morado, de clara estética punk. En la serie es simplemente un chico de raza negra. No es un cambio que entienda, ya que en los cómics de Locke & Key hay bastantes personajes de color y no había necesidad del cambio. De hecho el mejor amigo de Scot en las viñetas es Jamal, un chico de raza negra, así que en la serie parece que decidieron unificarlos y que Scot tuviese esa apariencia. Y como ya apuntaba antes, que se añada mucha más carga de drama adolescente a la serie no beneficia precisamente a la historia, estaba mejor dosificada en las viñetas.

Pero bueno, en resumidas cuentas, estamos ante una buena serie de televisión, que adapta de forma irregular y sin tanto encanto los cómics, pero que tampoco es un desastre. Hay confirmada por Netflix una segunda temporada, por lo que en ese aspecto queda todavía camino por recorrer. Así que, tras haber visto los primeros 5 episodios de la misma, os animo a darle una oportunidad. Actualizado: Para saber mis impresiones sobre el resto de la temporada, podéis leer el siguiente y definitivo análisis aquí: Análisis de Locke & Key. Temporada 1 (Parte 1 de 2)

¡Hasta otra! 



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

8 comentarios

  1. Coincido bastante con tu reseña. Más tono adolescente y menos oscuridad que en los cómics, pero, en genral, bastante contento, de menos a más. Lo que no esperaba es que avanzasen tanto en la trama; si siguen los acontecimientos del cómic, creo que les da para una o dos temporadas como mucho.

    • José Carlos García el

      Hola Manuel, me alegra que coincidamos jeje. Es la parte mala, para llegar a más audiencias han suprimido el tono oscuro casi en su totalidad, suavizando el impacto. La verdad es que van a toda máquina con la información que revelan, a este ritmo en dos temporadas pueden finiquitarse los 6 tomos jaja. ¡Un saludo!

  2. Al cambiar el orden en que ocurren las cosas crean algunas incongruencias enormes (o así me lo parecieron). La que más me llamó la atención. Cuando Sam ataca a la familia al final de la temporada… ¿por qué no usan la caja de música para neutralizarlo? En los comics es comprensible, porque todavía no han descubierto la caja, pero aquí…

    • José Carlos García el

      Hola y bienvenida Martina. Es cierto, el batiburrillo que han hecho de los distintos tomos para esta primera temporada tiene algunos problemas de ese tipo. La situación en sí con Sam incluso está mal resuelta usando la llave cabeza, ya que logran pararlo pero se escapa demasiado fácil, y la pistola la podían haber quitado de en medio en el tiempo que está parado jaja. A ver cómo acaba la temporada, cuando la acabe haré otro análisis. ¡Gracias por participar y comentar!

  3. Buenas, y gracias por la reseña. Ayer me vi dos episodios y estaba decidido a cerrar el kiosko definitivamente, por aburrida. No he leído los cómics, que todos ponen como geniales. Tocará pasarse al papel, una vez más. En fin, voy a ver darle otra oportunidad. Saludos.

    • José Carlos García el

      Saludos Hyuga, gracias en este caso por comentar 🙂 Como habrás visto si tengo en cuenta los cómics me cuesta valorarla bien como adaptación, aunque como serie en sí le daría un aprobado y poco más. Claro, si puedes leerlos sea en papel o digital espero que los disfrutes, merece la pena la experiencia lectora. ¡Hasta otra!

    • Yo ya voy por el octavo y del seis al ocho la serie mejora una barbaridad. Se torna mas oscura, pese al tono adolescente que nunca desaparece. Con escenas muy buenas en esos tres episodios. Espero con muchas ganas ver el final en estos dias.

      Quería hacer un inciso. Y es el daño que stranger things ha hecho en Netflix. Le está dando carácter adolescente tanto a esta como a la facción octubre que no se si retomaré. He dicho.
      Saludos.

      • José Carlos García el

        Saludos Carlos. Hay rachas en las que la cosa mejora desde luego, en especial en las que es más fiel a las viñetas. A ver qué te parece una vez que la acabes, espero saber tus impresiones. Sí, lo de Stranger Things lo hemos comentado aquí en los comentarios, y lo malo es que, ya que copian el estilo adolescente, que por lo menos se queden también con la parte oscura jaja, que ST sí tiene pasajes no terroríficos pero casi. Sobre la otra serie que mencionas, me quedé tan decepcionado con el cómic que no sé si veré la serie jeje. ¡Otro saludo!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. La historia de Alita, Ángel de Combate (Gunnm) es muy peculiar. El…