8 series poco conocidas que probablemente hayas pasado por alto en 2019

0

Como ya es tradición, he navegado entre los recovecos más oscuros de las series en busca de propuestas menos convencionales o alejadas del foco mainstream. Puesto que soy humano y es inevitable que hable de todas, me he centrado en 8 series que considero destacables y que no han tenido toda la atención mediática que deberían, aprovechando la ventana que esta sacrosanta web me brinda. Si bien 2018 sirvió como la eclosión del formato de 30 minutos, este 2019 creo que ha sido el año de la normalización de los experimentos de cara al gran público, pero ya entraremos en eso al final. De momento, os dejo con mi selección de 8 series poco conocidas –sin orden en particular– que probablemente hayáis pasado por alto en 2019.

Si tenéis curiosidad por leer los otros artículos, los dejo por aquí:

Os dejamos con el artículo en formato vídeo. Si te gusta no olvides suscribirte al canal: 

1.- Ramy

  • Cadena original y dónde encontrarla: Hulu, disponible en Starzplay.
  • Duración: 1 temporada con 10 capítulos de 20-30 minutos.

En plena ebullición del término millennial, son muchos los productos que han querido aprovechar el tirón generacional que parece estar teniendo en estos últimos años. Si bien es fácil quedarse en la superficie de este fenómeno y terminar encasillando a sus personajes a base de tópicos y clichés, son raras las ocasiones en las que un producto parece querer tomarse el tiempo y mostrar una nueva cara del dilema generacional perteneciente a este sector. Si bien Fleabag plasma con maestría el apartado más sentimental a través de la lente de una mujer con diversos complejos y traumas del pasado, Ramy es la perfecta combinación de conceptos que propician una auténtica reflexión sobre el paradigma contemporáneo al que se enfrentan las nuevas generaciones de adultos.

Ramy es un joven egipcio que se encuentra atrapado entre dos mundos. En un momento de su vida en el que se empiezan a tener ciertas espectativas de futuro sobre su figura como adulto, Ramy batalla entre los impulsos libertinos que se encuentran en Estados Unidos, a la vez que se enfrenta a una profunda crisis de fe con los valores tradicionales y religiosos de su familia y cultura. Gracias a este punto de partida, Ramy explora como pocas series la incertidumbre vital que supone encontrarse entre dos mundos que, a su vez, no deja de ser un paralelismo con las nuevas generaciones que se han criado en un mundo que se mueve demasiado rápido, dejando una amalgama de valores confusa a medio camino entre lo tradicional y lo moderno.

Si queréis saber más sobre la serie, hablo con más detenimiento en esta crítica.

2.- Our Boys

  • Cadena original y dónde encontrarla: HBO.
  • Duración: miniserie de 1 temporada con 10 capítulos de 50 minutos.

Jerusalén, 2014. Tres adolescentes judíos son secuestrados. Durante los días siguientes inmensas movilizaciones de gente inundan las calles, solidarizándose con las familias y pidiendo su liberación. Al cabo de 18 días encuentran los cuerpos inertes de los jóvenes. Este es el punto de partida de Our Boys.

Aunque incómoda y cruda para muchos, HBO saca una serie necesaria. Si bien el de Jerusalén es un conflicto conocido por muchos, es uno que todavía sigue siendo tratado con mucha ignorancia y falta de empatía. Our Boys, de una manera similar a lo que hizo en su momento The Wire, sigue las consecuencias de ese trágico suceso y establece un extenso y denso diagrama de la sociedad. Un diagrama en el que nadie queda exento de culpa y en el que el ojo por ojo y la búsqueda de justicia, se muestran como un bucle casi infinito al que prejuicios y tabúes alimentan sin fin. Our Boys es una serie compleja, lenta pero bien estructurada y que sabrá recompensar a aquellos con paciencia y curiosidad por explorar uno de los recovecos más olvidados y segregados de los últimos tiempos.

3.- State of the union

  • Cadena original y dónde encontrarla: Sundance TV, disponible en HBO.
  • Duración: 1 temporada con 10 capítulos de 10 minutos.

Una de las propuestas más curiosas y brillantes que nos llegó este pasado año de la mano de HBO, fue State of the union. Planteada en unos cortísimos 10 capítulos de 10 minutos cada uno, la serie nos sumerge en la vida de una pareja que acude a terapia en busca de reparar su ahora rota relación pero con un pequeño giro: no vemos las terapias, tan solo los momentos previos en un bar mientras hacen tiempo para la sesión.

Con una puesta en escena modesta y simplista –tan solo el bar– la serie nos sumerge en las idas y venidas de la relación entre la pareja, en las que podemos llegar a deducir el progreso o los temas abordados en su terapia. Basado única y exclusivamente en los diálogos, State of the union nos lleva a un tono teatral y afilado que en ocasiones recuerda –salvando las distancias– al gran Ingmar Bergman en los tratamientos y discusiones existenciales como hizo en su momento Secretos de un matrimonio. Una elegante y fugaz serie capaz de oscilar de la risa al drama con tan solo una frase. Una opción sumamente interesante que puede verse en tan solo una tarde ¿A qué esperas?

4.- Too old to die young

  • Cadena original y dónde encontrarla: Amazon Prime.
  • Duración: miniserie de 1 temporada con 10 capítulos de 60-90 minutos.

La migración de talentos a la pequeña pantalla continúa y la serie que nos trajo Nicolas Winding Refn, es prueba de ello. El polémico e hipnótico director da el salto a las series con una propuesta que escribe con el reputado guionista de cómics Ed Brubaker. Too old to die young es sin duda una experiencia. Una densa y definitivamente no apta para todos los paladares, pero sin duda una que vale la pena probar aunque sea para dejarla en el primer episodio. Y es que si esta serie supone algo, es precisamente la constatación del medio como un formato en el que los experimentos que creíamos que tan solo sucedían en el cine, tienen también cabida.

La serie en sí nos sumerge en el mundo de los fetiches de Refn, uno increíblemente violento en el que las mafias de los Yakuza y cárteles crean una amalgama sumamente poética e increíblemente pedante. Y es que, para bien y para mal, es una serie de su director. Todos los defectos y virtudes que lo caracterizaban se amplifican, pues el tiempo para contar la historia es mayor. Como no podía ser de otro modo, la serie es todo un desafío al formato serial y a su histórica tendencia de necesitar más acción condensada, haciendo capítulos de hora y media cada uno con un ritmo deliberadamente pausado, alargando hasta el infinito las acciones más rutinarias. Aunque pueda parecer baladí, en el fondo tiene su motivo de ser, ya que Refn busca reflejar la prácticamente nula capacidad emocional a la que se ven reducidos los individuos que tienen que lidiar con un nivel de violencia exacerbado a una edad tan pronta –de ahí el nombre Demasiado viejo para morir jóven– . Una serie catártica y soporífera que oscila entre la poesía y la banalidad, sin duda un reto imprescindible para los más seriéfilos.

Si queréis saber más, mi compañero PGA desglosa la serie y sus implicaciones en estos análisis.

5.- The Act

  • Cadena original y dónde encontrarla: Hulu, disponible en starzplay.
  • Duración: 1 temporada con 8 capítulos de 50 minutos.

Quizás una de las grandes revelaciones de este pasado 2019. Nadie vio venir que Hulu se reivindicaría como creadora de contenidos emitiendo dos bombazos seguidos con la previamente mencionada Ramy y The Act. De la mano de la periodista Michelle Dean y Nick Antosca –creador de la antología de terror Channel Zero– nos llegó este true crime que aborda la relación madre-hija entre Dee Dee Blanchard y su hija Gypsy.

Basada en hechos reales, relata cómo una madre fue capaz de engañar al mundo entero sobre las enfermedades y trastornos de su hija. Pero si algo distingue a la serie, es el énfasis que pone en el cómo y no en el qué, pues el foco de The Act está en la depravación que ambos personajes terminan sufriendo con el paso de los años. Con unas increíbles Patricia Arquette y Joey King, la serie crea un universo de contrastes en las que se puede apreciar el pasado en el terror de Antosca, poniendo las truculentas deformaciones emocionales y sociales de sus personajes con el apagado e infantilizado entorno en el que transcurre la serie. Sin duda, una de las mejores series del año.

Me explayo más en los entresijos de la serie en esta crítica.

6.- Primal

  • Cadena original y dónde encontrarla: Adult Swim.
  • Duración: 1 temporada con 10 capítulos de 20-30 minutos.

Genndy Tartakovsky se está consolidando como uno de los creadores más prestigiosos dentro del campo de la animación. El creador de grandes clásicos como El laboratorio de Dexter y Samurai Jack, sacó en 2019 uno de los productos más salvajes vistos recientemente en la pequeña pantalla. Un experimento intimista que es toda una declaración de intenciones, una presente en su mismo título: Primal.

Siguiendo la dinámica del más es menos, la serie relata las mudas aventuras entre una dinosaurio y un cavernícola. Sin posibilidad de comunicación verbal alguna entre ambos, estos improbables aliados se ven unidos por la tragedia. Primal es la historia de lo primario y de lo ancestral. El mundo que se nos presenta es uno impasible e increíblemente violento, carente de compasión en la que la supervivencia es la máxima. Simple en su planteamiento –quizás demasiado– y delicado en su ejecución, Tartakovsky nos plantea una regresión a nuestros instintos más básicos donde los sentimientos no parecen tener cabida. Una propuesta que removerá más de un estómago y que promete un interesante viaje, aunque incompleto hasta el momento ya que falta por emitirse la segunda mitad.

Si queréis una crítica más en detalle, podéis leer este artículo de mi compañero Máximo.

7.- Undone

  • Cadena original y dónde encontrarla: Amazon Prime.
  • Duración: 1 temporada con 8 capítulos de 20-30 minutos.

Raphael Bob-Waksberg maravilló a la crítica con la ya aclamada Bojack Horseman, demostrando que la depresión y desamparo vital son también temáticas vigentes y explotables en el creciente terreno de la animación. En su nuevo proyecto Waksberg da el salto a la ciencia ficción, aunque sin dejar demasiado lejos la estela de su anterior serie…

Undone puede parecer a simple vista un psicodélico y paranoico viaje por los confines de la ciencia ficción, aprovechando la animación para crear toda una serie de escenarios a cada cual más surrealista. Pero siendo consciente de ello, Waksberg abraza la fórmula para despistar al espectador, que se encuentra con una historia de personajes vehiculizada por una supuesta trama de sci-fi. Una estrategia inteligente, pues se aprovecha del imaginario popular del género para tratar otros temas como la angustia existencial y la eterna pregunta de: «¿es esto suficiente?». Undone es un experimento encomiable que subvierte tanto cánones de género como expectativas con el espectador, y que aprovecha las virtudes de la animación sin desprestigiar la capacidad de los actores o los momentos de puro drama.

Entro en más detalles en esta crítica.

8.-  

  • Cadena original y dónde encontrarla: FX, disponible en HBO.
  • Duración: 1 temporada con 10 capítulos de 20-30 minutos.

En su homónima película, Taika Waititi y Jemaine Clement ya nos mostraron el potencial del falso documental y que, en el fondo, los vampiros todavía tenían mucho que ofrecer. Aunque Waititi quizás se vaya un tiempo a Star Wars y Clement siga distraído con la fantástica Wellington Paranormal –serie de la que ya hablé en el artículo del año pasado y que ha regresado este año todavía mejor– Lo que hacemos en las sombras nos ha brindado un soplo de aire fresco con su característico humor inocentón.

La premisa es simple: vampiros compartiendo piso. Rodada en su característico estilo de falso documental, la serie nos junta con este improbable grupo de amigos y sus planes para dominar el mundo… bueno, o al menos el barrio. Lo que hacemos en las sombras se ríe sin tapujos de los tópicos característicos del terror, y resulta una agradable e innovadora revisión de los clásicos.

Otro año, más series…

Como en cada uno de estos artículos, creo que es necesario comentar el ritmo al que las series siguen creciendo –porque siguen creciendo–. El anual estudio que hace FX sobre el número de ficciones originales emitidas ha regresado a la tónica del aumento del 7% y este 2019 han salido 532 series en total… lo que es una auténtica locura, superando la ya bestial cifra de las 495 del pasado año.

El medio continúa expandiéndose y este año creo que hemos vivido de primera mano la consolidación de los experimentos en las series de cara al gran público. Si bien siempre han habido experimentos, la cantidad de propuestas arriesgadas con una buena cantidad de audiencia ha sido más que notable, lo cual no es de extrañarse ya que en la popularización del medio, se diversifica su oferta. Algunos claros ejemplos de esto los tenemos en ficciones como Watchmen y The Witcher (sé que esta es de 2020…) que aunque ambas tenían un buen grupo de seguidores, han alcanzado el formato serial con unos números de audiencia y niveles de producción envidiables, asentando los cómics y la fantasía en la pequeña pantalla. En fin, sea como sea, me agrada ver la variedad que tenemos en las ya vestigialmente conocidas como series de televisión. Espero haberos descubierto alguna cosilla y soy consciente de haberme dejado series –Servant la serie en la que participa Shyamalan por ejemplo– pero he escogido las que a mí personalmente más me han sorprendido y gustado. Veremos qué nos depara este 2020, hasta el año que viene y buena salud mental…



el autor

Proyecto de todo sin llegar a nada. Intento de guionista y en ocasiones me creo crítico. Vivo en una divagación constante y no me arrepiento de ello.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¡Saludos y sed bienvenid@s a este análisis de  Locke & Key, una de las series del momento! Hace bien poquito que esta serie, que adapta…