Análisis de Powers of X #4. Los secretos de Míster Siniestro

0

Octavo capítulo de la gran historia de Hickman con los X-Men y un nuevo paréntesis para colocar algunas piezas en el tablero que el guionista está montando. Después de que en el episodio anterior asistiéramos al sacrificio de muchos de los mutantes favoritos de los aficionados, ahora hay que tomarse un respiro para conocer algo del pasado y del futuro y seguir las otras tramas del baile de periodos temporales que tenemos en esta saga.

Pincha aquí para leer todos los análisis de House of X / Powers of X

Orden de lectura:

  1. House of X #1
  2. Powers of X #1
  3. House of X #2
  4. Powers of X #2
  5. Powers of X #3
  6. House of X #3
  7. House of X #4
  8. Powers of X #4
  9. House of X #5
  10. Powers of X #5
  11. House of X #6
  12. Powers of X #6

Lo primero es viajar al pasado para ver a Xavier y Magneto buscar otro aliado para su causa. Y para pasmo de los lectores este resulta ser Míster Siniestro. Pero el villano está pasado por el tamiz de Hickman, presentado una versión un tanto distinta de la clásica, mucho más alocada y extraña. Los patriarcas mutantes visitan Bar Sinister, donde el malvado genetista ha establecido su sede. El lugar está lleno de clones de él mismo y Xavier pide al Siniestro jefe que siga con su plan de recoger la información genética de todos los seres vivos, pero prestando especial atención a la de los mutantes. Quiere que haya una base de datos de todo el ADN mutante, segura, a salvo y redundante.

La corte de Míster Siniestro en Bar Sinister

Al Siniestro principal no parece hacerle mucha gracia la idea, aunque es eliminado por un Siniestro que tiene en su interior el gen mutante (ya sabemos que a los científicos locos no les importa experimentar consigo mismo). A esta versión del villano si le llama la atención el plan de sus congéneres mutantes y accede a llevar a cabo este trabajo y unirse a sus nuevos aliados. Pero Xavier le manipula mentalmente par que olvide esta visita y que el impulso de recopilar el gen mutante le vino dado por fuentes externas. Hasta el día que el profesor se lo recuerde.

Ya habíamos visto en otros cómics esta base de datos mutantes (por ejemplo en la Búsqueda de Lobezno). Ya sabemos de dónde viene la idea. Este giro refuerza mi idea de que los X-Men muertos van a resucitar gracias a manipulación genética en Krakoa. Pero hay un problema en el plan de Xavier. A través de un panel informativo de noticias y chismes de Bar Sinister, Hickman cuenta varios secretos que pueden tener gran importancia en el futuro.

El Míster Siniestro mutante quiere unirse a la fiesta, pero Xavier tiene otros planes

El primero de ellos es que el Siniestro al que Xavier lavó el cerebro ha sido sustituido por otro que sabe todo lo que ha pasado desde el primer momento. Está claro que el villano tiene su propia agenda y que soplan vientos de traición.

Otra pista curiosa es que Siniestro sabe que Apocalípsis está pensando en resucitar a sus cuatro jinetes originales, algo que ya sabrán los que hayan leído el especial Marvel Comics 1.000 y la página dedicada a Apocalípsis que guioniza… pues sí, Hickman.

Y el más jugoso y controvertido secreto. Siniestro habla de un avión que se iba a estrellar y del que saltaron dos hermanos (los Summers), aunque luego se supo que había un tercero (Gabriel Summers, el Vulcano que presento Brubaker en Génesis Mortal y que se supone muerto). Añade que tal vez había más de tres niños en dicho avión. ¿Un nuevo (o nuevos) personajes además de Scott, Alex y Gabriel? Recordemos también que en el adelanto que hemos visto de las futuras series mutantes, en la portada de la principal aparece un personaje que parece ser Vulcano.

El nacimiento del idioma mutante

A parte de esta trama tan Siniestra, este número ofrece otras dos historias. La primera de ellas trascurre unos meses antes del presente. Xavier lleva a Cifra a Krakoa para que le ayude a comunicarse con ella y pueda establecer un idioma mutante con base al lenguaje de la isla, un lenguaje tan complejo que nadie, salvo el mutante con el poder de descifrar todas las maneras de comunicación, puede entender. Cifra se comunica con Krakoa y le cuenta a Xavier su historia. Al principio era un único ser, Okkara, pero unos demonios acabaron dividiéndolo en dos: Arakko y Krakoa. Esos demonios fueron derrotados por Apocalípsis y sus primeros cuatro jinetes (esos que pretende resucitar), arrojándolos a un abismo junto a Arakko. Por eso Krakoa nunca estará completa y nunca será totalmente feliz ¿Serán los mutantes su nueva familia? Y parece que Hickman está empeñado en hacer del villano azul un héroe, o por lo menos, demostrar que no es tan malo como parecía.

Cifra a su llegada a Krakoa

Además, ese nuevo lenguaje mutante que Cifra se compromete a crear y que luego vemos cómo se usa, entronca con la idea de la creación de una nueva cultura propia del homo superior, libre de la influencia humana. Otra vez la separación de las especies como tema recurrente de toda la saga.

El precio de La Ascensión

Por último, vamos a seguir con la trama del futuro lejano. La sociedad post-humana ha logrado atraer la atención de la Falange para poder llevar a cabo La Ascensión. El representante de la Tierra ha volcado su mente y consciencia en una Inteligencia Artificial que es absorbida por la entidad extraterrestre, ahora queda por ver si nos consideran dignos de formar parte de su mente colmena.

¿Aceptará la Falange a la Post-humanidad?

Lo que Hickman establece es que los seres de base biológica, humanos o mutantes, no pueden formar parte de la Falange. Sólo las máquinas e Inteligencias Artificiales pueden. La Ascensión trasciende las necesidades biologías en función de una inteligencia superior, por lo que el estado final de la evolución de las especies es el abandono de la singularidad y la unificación en una sola inteligencia suprema. Todo esto parece contrario a lo que siempre han defendido los mutantes y esta parte de la historia parece desconectada del resto de cosas que el guionista nos está contando. Por eso, esta parte de la saga de Hickman es la que más dudas genera, aunque estoy seguro que al final todo cobrará sentido.



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a Las Cosas que nos Hacen Felices y a lo más destacado de esta segunda semana de septiembre en lo que a cine y…