Inicio series Riverdale: reseña de las 4 primeras temporadas

Riverdale: reseña de las 4 primeras temporadas

0

El 20 de enero The CW pondrá en el aire la quinta temporada de Riverdale: excelente ocasión para refrescar lo ocurrido en las cuatro anteriores.

Los fans de Riverdale están de parabienes, pues estamos a nada de la quinta temporada. Recordemos que la serie, creada por Roberto Aguirre – Sacasa, está basada en personajes de los cómics de Archie creados en 1941 (de hecho, ese es el año de fundación que se lee en el logo del colegio durante la misma) y digamos que, más allá de su perfil inequívocamente adolescente, está llena de guiños, homenajes, autoparodia y otros detalles de color que, sumados a la trama policíaca y de misterio, la hacen potencialmente atractiva para cualquier edad si uno remueve sus prejuicios a la hora de encararla.

Para quienes deseen saber sobre la serie y aún no la hayan visto, tenemos un muy buen artículo introductorio acerca de historia, personajes y actores. Si ya están suficientemente al tanto y quieren ver el tráiler de la quinta temporada y saber qué esperar de la misma, pueden hacerlo aquí.

Sin más, pasamos a reseñar las temporadas hasta aquí emitidas, aclarando que, si viven en España, pueden ver las tres primeras en Netflix o las cuatro en Movistar+, en tanto que para Latinoamérica las cuatro están en Netflix. Cumplo en advertir que, obviamente, SE VIENEN MUCHOS SPOILERS.

Temporada 1

El eje central es la desaparición (luego asesinato confirmado) de Jason Blossom, quien, en la mañana del 4 de julio, se hallaba a orillas del río Sweetwater junto a su hermana melliza Cheryl.

Archie se hallaba en las cercanías y oyó disparos junto a la señorita Grundy, profesora de música con la cual sostiene una relación, para no comprometerla, callaron al respecto.

Él, lleno de culpas, termina reconociendo su presencia en el lugar pero sin involucrarla, aunque a la larga todo se sabe y ella, ante la vergüenza pública, se muda a la vecina localidad de Greendale. En cuanto a los disparos, no tenían conexión con el hecho y fueron provocados por un par de boy scouts.

Paralelamente, la incipiente relación entre Archie y Betty fracasa, sobre todo tras la llegada de Veronica Lodge, quien arriba a la ciudad junto a su madre Hermione, de la cual no sabe que viene a concretar una compra de tierras en favor de su esposo Hiram, en prisión por negocios fraudulentos.

La operación incluye el terreno del autocine en que vive y trabaja Jughead Jones, de quien incluso su propio padre FP, líder de la banda de motociclistas Serpents, ha realizado bajo encargo desmanes y destrozos destinados a bajar el valor de la propiedad.

La relación entre Archie y Veronica se afianza, lo mismo que entre Jughead y Betty, quienes, cada vez más detectivescos, descubren que los Blossom y los Cooper, de común acuerdo, han internado a Polly, hermana de Betty, en un reformatorio conocido como Hermanas de la Misericordia, ocultando que está embarazada de mellizos cuyo padre es Jason, ya para entonces hallado sin vida. Polly es rescatada del internado y regresa a Riverdale para instalarse, paradójicamente, junto a los Blossom, cuyo principal interés son los mellizos que espera.

El pasado de ambas familias es bastante escabroso, arrastrando un viejo pleito entre tatarabuelos, pero la cosa se complica todavía al revelarse que Polly y Jason estaban emparentados entre sí: de allí que la relación fuera desaprobada.

Las sospechas sobre el asesinato van pasando de uno a otro y, en un momento, el propio FP, intimidado por amenazas contra la vida de su hijo, se autoincrimina por el hecho. Pero un pendrive hallado en una chaqueta da la prueba definitiva: el asesino de Jason es en realidad su propio padre Clifford, cuyo hijo no tenía interés en continuar el negocio familiar y, por el contrario, amenazaba con denunciar operaciones de tráfico de heroína camufladas como producción y distribución de jarabe de maple, producto ligado a la tradición familiar. Tal el motivo por el cual lo terminó ultimando con un disparo a la cabeza.

Cuando la policía va por Clifford, lo encuentran colgado. Su suicidio no deja el caso oficialmente esclarecido y FP continúa en prisión. Cheryl, quien, al parecer, sostenía alguna relación incestuosa con su hermano (nunca terminamos de saber si platónica o no), intenta suicidarse en el río helado pero es salvada a tiempo por Archie, rompiendo el hielo a golpes de puño.

En el final de la temporada, Archie almuerza con su padre Fred en el restaurante Pop´s cuando un hombre encapuchado entra con la aparente intención de cometer un asalto y termina huyendo tras disparar y dejar herido a Fred.

Temporada 2

El tema central es la pesquisa del Enmascarado, quien, luego de herir a Fred, sigue dando noticias asesinando a la señorita Grundy en la vecina Greendale y fracasando en el intento con la pareja de estudiantes integrada por Moose y Midge (aunque a ella la asesinará a la postre durante la representación de un musical basado en Carrie).

Las pistas conducen a un portero del colegio apellidado Svenson, de quien Jughead descubre que,de niño, fue único superviviente de la familia Conway, masacrada por un asesino serial. En aquel momento, identificó como responsable a un inocente que acabó linchado y su culpa le trastornó al punto de obsesionarlo con asesinar pecadores: verdad a medias, como luego se sabe.

Tanto Archie como Jughead flirtean con el bajo mundo. El primero casi como aprendiz mafioso de Hiram Lodge, en libertad desde hace rato y decidido a quedarse con la parte sur de Riverdale. Situaciones inaceptables que le toca ver hacen que Archie entre en conflicto con sus principios . En cuanto a Jughead, al hallarse su padre entre rejas, se acerca a los Serpents mientras se aleja algo de Betty y hace migas con Toni Topaz, integrante de tal banda.

Los hijos perdidos y hermanos reaparecidos son una constante en Riverdale y así aparece Chic, hermano de Betty que fuera dado en adopción tras embarazo no deseado, producto de una antigua relación entre su madre Alice y FP: se instala en casa de los Cooper, pero sus actividades son turbias y hasta recibe a “clientes”.

En una discusión con uno de ellos, teniendo Alice y Betty (en un episodio que homenajea a Ray Bradbury) que borrar todo rastro del crimen y arrojar el cuerpo a un pantano con ayuda de Jughead.

La situación en Riverdale está tensa y Hiram propone a los jóvenes pasar unos días en un paraje alejado denominado Shadow Lake, aunque envía a su guardaespaldas Andre para estarles cerca aun cuando protesten. En un episodio bien slasher, un desquiciado comerciante local irrumpe en la casa con un par de secuaces para robar y abusar de las chicas; logran ponerlo en fuga y en los bosques Andre lo liquida de un disparo: episodio que tendrá consecuencias futuras.

Finalmente se revela que quien en el pasado había asesinado a la familia Conway fue el padre de Hal Cooper (es decir, el abuelo de Betty), debido a que lo chantajeaban por conocer un secreto del pasado familiar.  El Enmascarado, por lo tanto, es el propio Hal, que termina en prisión.

En la última escena, también Archie es arrestado, en su caso por el asesinato del comerciante psicópata de Shadow Lake.

Temporada 3

Comienza con el juicio en el cual Archie es defendido por su propia madre. El jurado no llega a un veredicto y, en un giro algo absurdo, se declara culpable para evitar un nuevo proceso, por lo que termina en un correccional de menores, consiguiendo así la serie su consabida cuota de episodios carcelarios.

Allí, en connivencia con el gobernador, el director hace funcionar un club de apuestas clandestino en en el que Archie se desempeña como boxeador, habilidad que seguirá utilizando más adelante. También se topa con algunos integrantes de los Diablos (banda rival de los Serpents) pero superada la tensión inicial, termina pergeñando con ellos una fuga en la cual tiene decisiva participación su grupo de amigos, quienes logran infiltrarse en la institución con una facilidad tan asombrosa como la estupidez de los guardias.

Esta es la temporada de las desmesuras insólitas: aparecen personas muertas con la lengua azul y todo conduce a un juego de rol llamado Grifos y Gárgolas, alguna vez jugado y luego escondido por los padres de los jóvenes. En un delicioso episodio de flashback que homenajea al filme El Club de los Cinco, ellos interpretan, de jóvenes, a sus propios padres: de lo mejor de la temporada.

Siguen los detalles turbios: una especie de comunidad de autoayuda con comportamiento de secta, llamada La Granja, capta a personas vulnerables emocionalmente, entre ellas Alice, Kevin (el hijo del ex sheriff), Cheryl o Tony (estas últimas en relación desde hace un tiempo). Alice afirma que allí se comunica con Charles, el hijo de su relación con FP (en teoría fallecido, pues Chic terminó por ser un impostor); Cheryl, en tanto, dice ver a Jason.

Hiram está montando una nueva prisión en los terrenos que ha ganado y Betty logra convencerlo de interceder para trasladar allí a su padre por considerar que tendrá mejores condiciones de detención. En el traslado ocurre un accidente y Hal es dado por muerto, aunque se trata de un ardid del cual Betty nunca estuvo al tanto, pues luego descubrirá que está vivo y operando nuevamente como el Enmascarado; más aún: trabaja en asociación con el Rey Gárgola, quien termina siendo Chic, el hijo impostor.

Este acaba en prisión y Hal muerto de un tiro en la cabeza por Penelope Blossom, madre de Cheryl, luego de que Betty solo se atreviera a herirle.

En cuanto a La Granja, era una organización para extraer y traficar órganos de los internos, a quienes convencían de que sufrir dolor físico durante un par de días les ayudaba a evacuar dolores emocionales.

Los esposos Lodge terminan en prisión: él porque su hija Veronica entregó al FBI documentación que destapa maniobras turbias; ella por intento de asesinato contra su propio esposo. La gran sorpresa es que Charles (medio hermano de Betty y de Jughead) está vivo y trabaja para el FBI, siendo de hecho quien estuvo investigando a La Granja valiéndose de su madre Alice como infiltrada.

Termina entonces siendo cierto que ella se comunicaba con él y también que Cheryl veía a su hermano, pues en la mansión Thornhill tiene su cuerpo, el cual Jughead había descubierto que faltaba en la tumba.

Temporada 4

Comienza con el episodio más emotivo de la serie, en el cual Archie recibe la noticia de la muerte de su padre en un accidente. Se trata, desde ya, de un recurso argumental debido a la muerte del actor Luke Perry, pero que permite a los actores expresar su dolor de un modo que no da impresión de estar actuado.

Luego de ello, siguen las desmesuras. Cheryl mantiene en su casa el cuerpo de Jason e incluso se lo muestra a Toni, todo ello mientras tíos y primos rapaces invaden la mansión Thornhill a la búsqueda de una tajada tras la desaparición de Penelope: uno de ellos termina muerto por Toni con un golpe de candelabro y hacen desaparecer el cuerpo sirviéndolo en la cena de Acción de Gracias.

¿Querían oscuridad? Pues hay más: un muñeco se aparece por las habitaciones de la casa y sería el alma de Julian, trillizo Blossom que nació muerto por haber sido devorado por Cheryl o, al menos, eso fue lo que le dijeron.

De todas formas, Penelope, de incógnito, termina reapareciendo y Cheryl aceptando que debe dejar partir a su hermano de una vez por todas; hasta tendrá su momento de gloria animando al equipo de fútbol junto a las Vixens en una memorable versión de Cherry Bomb que está en la cima de los momentos musicales de la serie.

Pero lo central de la trama transcurre en Stonewall, instituto al cual Jughead fue convocado supuestamente para perfeccionar sus habilidades como escritor. El clima que allí encuentra es bastante espeso y muy Agatha Christie; a poco de llegar, el director Chippings se suicida arrojándose por una ventana.

En ese lugar se escribe desde hace varias décadas una exitosa saga literaria titulada Los Hermanos Baxter, cuyos autores van cambiando con el tiempo, pero el siempre detectivesco Jughead descubre que la misma fue iniciada por su abuelo y literalmente robada por Francis DuPont, nuevo director.

Los flashforwards se alternan con la línea de tiempo principal mostrándonos que Jughead será asesinado, lo cual termina ocurriendo una noche en el bosque y la culpable es, aparentemente, Betty, por hallarse junto a él con una roca ensangrentada en la mano. Pero en esta serie ningún muerto lo está del todo: la propia Cheryl, en un guiño de autoparodia, dice “nadie muere en Riverdale“.

Todo fue armado por DuPont, quien instigaba a sus alumnos a cometer el crimen perfecto como prueba para entrar al círculo de escritores: así eliminaba a los testigos del robo de la saga. Uno de los que había participado en ello era Chippings, a quien la culpa llevó al suicidio. En cuanto a Jughead, al ser nieto del iniciador, se entiende su convocatoria.

Pero tras descubrir a Betty junto al yaciente Jughead, Archie y Veronica se percatan de que sigue vivo, salvado por su emblemático gorro símil corona. A partir de ese momento, con homenaje a Mark Twain incluido, representan la farsa de que está muerto para hacer caer a la organización de DuPont. Como parte del engaño, Betty y Archie fingen iniciar una relación, pero ello revive la atracción mutua que sentían desde la infancia, introduciendo un nuevo elemento de conflicto sentimental.

 

Descubierto su plan y asediado por la familia de Jughead (incluido su medio hermano Charles, que sigue operando para la CIA), DuPont se termina arrojando por la misma ventana que su predecesor.

En cuanto a los esposos Lodge, están en libertad, teniendo en ello mucho tuvo que ver Hermosa, medio hermana de Veronica (siguen apareciendo hijos y hermanos perdidos); más sorprendente aún es que renueven sus votos matrimoniales. Hiram, de todos modos, no está bien y sufre una enfermedad muscular degenerativa.

Archie da sus primeros pasos con su banda The Archies (en algún momento tenían que aparecer), debutando con una actuación consagratoria que se cierra sobre la terraza de Pop´s al mejor estilo Beatles.

Pero siguen los problemas: Un sujeto anónimo viene enviando a las familias de Riverdale filmaciones de sus propias casas para luego pasar a escenas actuadas con enmascarados que reproducen algunos de los asesinatos cometidos (gran detalle que las máscaras reproduzcan el aspecto de los personajes en los cómics originales).

En el colegio, el director Honey se opone a la realización del baile de graduación, lo cual pone en pie de guerra al alumnado y lleva a que sus padres lo presionen para cambiar de opinión.

Aun así, no se rinde y filma un vídeo en los pasillos del colegio buscando crear la imagen de que el psicópata de las filmaciones trama algo allí. Pero en su torpeza, filma su propio reflejo y al ser descubierto por Betty, debe renunciar, aunque anuncia que se va a Stonewall.

Por lo pronto, el baile lleva destino de hacerse, pero queda para la quinta temporada debido a que la pandemia obligó a suspender la filmación de los tres últimos episodios de la cuarta.

En el cierre, Betty recibe en su casa un nuevo vídeo que, en este caso, parece mostrar al director atado a una silla mientras a su alrededor, Archie y sus amigos lo llenan de cuchilladas. Por primera vez, reproduce un asesinato que aún no ha ocurrido.

Y así es como llegamos a la quinta temporada que, recordemos, se estrena el 20 de enero. Espero que esta reseña les haya servido para reubicarse en la historia (créanme que es difícil resumir setenta y seis episodios en un único artículo), pero el sentido, como dije al principio, era más que nada refrescarnos la memoria.

En pocos días más, nos estaremos encontrando nuevamente, pero en este caso no solo para reseñar sino también para analizar los nuevos episodios. Espero que me acompañen cuando ello ocurra.

Será hasta entonces.  Sean felices y nos encontramos en Pop´s…

 

 

 

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad