InicioseriesAnálisis de The Walking Dead. Temporada 10. Episodio 18

Análisis de The Walking Dead. Temporada 10. Episodio 18

Continuamos con los análisis de la extensión de la temporada 10 de The Walking Dead para centrarnos hoy en el episodio 18, “Encuentrame”, dedicado a profundizar un poco más en la figura de Daryl, uno de los personajes favoritos de los fans.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores de The Walking Dead

Carol y Daryl salen a explorar mientras comentan los últimos acontecimientos. La destrucción de Alexandria y el trabajo que llevará su reconstrucción sirven para ponernos en contexto antes de pasar a lo que realmente quieren los guionistas, contarnos que fue de Daryl en el tiempo que estuvo solo en el bosque buscando a Rick. La excusa perfecta es que la pareja llega a una vieja cabaña que despierta los recuerdos del maestro de la ballesta.

Todo es buen rollo entre Carol y Daryl al principio del capítulo

La narración se traslada al pasado donde vemos a Daryl vagar por el bosque buscando algún rastro de su amigo perdido. En todo el tiempo que pasa allí recibe visitas de su amiga Carol, informándole de como va todo, pero nuestro protagonista no está listo para volver. Tiene todo su dolor aún bien metido dentro de su alma, se siente responsable de lo que paso, de manera injusta, ya que él no pudo haber hecho más, pero está en su naturaleza.

En su deambular se encuentra un cachorro (nuestro querido Perro) que lo lleva a una cabaña (la que hemos visto al comienzo) donde se oculta una mujer que acaba echándolo con viento fresco. Pero a lo largo de los meses se cruzan varias veces hasta que ella le dice su nombre: Leah y le lleva a la cabaña donde se le cae un portafotos en la que se la ve con un niño que dice que se llamaba Matthew y que era su hijo, aunque no lo alumbró. Nació de una mujer a la que consideraba su hermana, pero ella murió en el nacimiento así que se hizo cargo del pequeño. Tal día como aquel sería su cumpleaños, pero fue mordido por un zombie y se tuvo que despedir de él el mismo día que nació Perro y desde entonces no había visto a nadie (hasta Daryl). Leah le pregunta cuál es su pérdida ya que eso se refleja en su mirada y en su forma de ser y él le explica que “un hermano” en referencia a Rick, al que nunca ha encontrado vivo ni muerto tras un accidente.

El primer encuentro de Daryl y Leah no fue muy amigable que digamos

Después de eso Daryl se queda a vivir con ella, pero, aunque están juntos en cuerpo no lo están en espíritu. Él sigue pensando en los compañeros que dejó atrás, en su búsqueda de Rick y no acaba de decidirse, lo que Leah no acaba de entender.

Daryl acaba marchándose y vuelve a encontrarse con Carol, que le explica que debe tomar las riendas del Reino y que estará un tiempo sin ir a verle. Esto le hace ver que la gente puede rehacer sus vidas y que tal vez ha llegado la hora de dejar atrás el pasado. Vuelve a la cabaña, pero Leah ya no está, así que le deja un mensaje en su sitio secreto “Debería estar contigo. ENCUÉNTRAME”.

Ya en el presente, Carol le pregunta si cree que sigue viva. Él le dice que no lo sabe y siendo como es, se culpabiliza por no haber estado con ella. Su amiga lo conoce bien y le dice que no tiene la culpa de lo que le pasó, como tampoco fue su culpa que desaparecieran Rick ni Connie.

Hace tiempo que Carol y Daryl tenian una conversación pendiente

El pasado sale a relucir y él dice a Carol que eso fue culpa suya porque no sabe cuándo parar. Sin embargo, la mujer no se arrepiente de nada, hizo lo que tuvo que hacer para eliminar a los Susurradores. Carol cree que ella tiene razón, el fin justifica los medios. Daryl le dice que para ella todo parece ser cuestión de tener razón y que no debería haber ido con él para huir de Alexandria y de todo lo que hizo allí, pues considera que lo que tiene es cargo de conciencia.

Carol no necesita un salvador ni un mártir, solo un amigo, pero él le dice que está harto de tener siempre la misma conversación con ella y que se arrepiente de haberla disuadido que irse cuando estuvo a punto de abandonarlo todo y a todos. Si quiere huir, lo haga, que esta vez no se lo impedirá. Entre lágrimas Carol le dice que sí tenía razón en una cosa: en que parece que se les ha acabado la suerte.

Valoración del episodio

Después del capítulo de la semana pasada, en el que retomamos la serie y vimos que había pasado con Maggie, en este toca viajar al pasado y conocer a fondo los sentimientos de Daryl. Y la verdad es que se me ha hecho un poco cuesta arriba ya que la narración es lenta y sólo avanza a base de saltos temporales. Y creo que Daryl es un personaje que todos conocemos a fondo, así que me parece un poco redundante lo que nos cuentan, más allá del tema de Leah.

Leah, la nueva incorporación al universo de la serie

Mucho se ha especulado sobre la sexualidad de Daryl, que si gay por su bromance con Rick, que si hetero por su relación con Carol y luego con Connie, que si bixesual, que si la abuela fuma… Personalmente me da igual la orientación sexual de los personajes mientras no tenga importancia en la trama, por eso este tema no me importaba demasiado. Pero los responsables de la serie han decido poner punto final al asunto buscando una pareja a nuestro amigo en el periodo de tiempo en que estuvo perdido en el bosque. A pesar de todo, dicha historia de amor no se muestra en ningún momento de manera explícita (¿habrán dejado una vía libre para recular?), es más que evidente a lo largo de todo el capítulo. Bueno, pues vale, pero me resulta extraño que alguien con su personalidad se cuelgue de otra persona de una manera tan repentina. Si, ya se que pasan algunos años, pero aún así, me parece todo bastante cogido por los pelos y muy atropellado.

Lo que si me ha gustado es el aire melancólico con el que envuelven a Daryl. La tristeza que lo envuelve por la perdida de su amigo y como es incapaz de pasar página. Sobre todo, porque es alguien que asume siempre las culpas, las tenga o no. Y además está el tema de la duda, un sentimiento que nace de esa culpabilidad intrínseca al personaje y que no le deja ir más allá, paralizándolo y haciendo que abandone a Leah para cumplir con sus obligaciones autoimpuestas.

Walking dead
Daryl, el alma y el corazón de The Walking Dead

En este sentido, la evolución del personaje es totalmente coherente desde sus primeras apariciones, cuando era un capullo igual que su hermano. Es increíble como ha ido creciendo de manera orgánica a lo largo del tiempo. Y por eso, que se hayan sacado una novia de la manga de buenas a primeras no acaba de convencerme.

También es muy acertada la manera en que los guionistas retratan la relación entre Daryl y Carol, una relación que casi se rompió por las acciones de la mujer en la batalla contra los Susurradores pero que entre ambos tratan de recomponer. Aunque está claro que hay muchas cosas que no han acabado de dejar atrás.

Al igual que el capítulo anterior, en este también tenemos una reflexión sobre la perdida y la búsqueda de la paz. Parece que a nuestros protagonistas se les empieza a acabar la suerte como dice Carol. O dicho de otro modo, todo el equipaje que llevan a cuesta está empezándolos a pasar factura. Por eso es una buena idea acabar con la serie en la temporada siguiente.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad