InicioCineCrítica de Fauces de la Noche (2021) | Colmillos, amor cursi...

Crítica de Fauces de la Noche (2021) [NETFLIX] | Colmillos, amor cursi y luchas de poder

‘Fauces de la Noche’ se estrenó el 20 de octubre y acercándose Halloween cualquier largometraje que huela a terror o a criaturas terroríficas llama mi atención. Reconozco que el título no cuadra con el de una de esas cintas que uno piense que vayan a cambiar la vida del espectador, pero nunca hay que juzgar un libro por la portada. Siempre suelo mencionar Lesbian Vampire Killers, ya que por el título puede parecer de serie Z y después es una cinta de acción y diversión muy recomendable.

Fauces de la noche se sitúa en una ciudad de Los Ángeles en la que hace años  que vampiros y humanos  viven en relativa paz y armonía, con tregua firmada de por medio. La película se desarrolla prácticamente en una noche. Benny va a hacer el turno de noche como chófer de su hermanastro Jay, a quien un capo vampiro le ha secuestrado a su novia tras un pequeño despiste. Benny pasará la noche transportando a dos bellas jovencitas más peligrosas de lo que parecen.

Aquí os dejo el tráiler de ‘Fauces de la noche’:

Esta es la sinopsis de este filme de Netflix pero cuando vamos asistiendo al desarrollo de la trama hay tres títulos que me vienen a la mente: ‘Collateral’ de Michael Mann, ‘Underworld’ de Len Wiseman y ‘Vampiro Mascarada’ de White Wolf. Todo esto manteniendo las distancias, claro.

‘Fauces de la Noche’ coge ingredientes interesantes de cada uno de esos pesos pesados y los implementa para elaborar una historia que no innova (tampoco creo que lo pretenda) pero que nos mantiene entretenidos durante sus 107 minutos de duración. Es la clásica película ligera que no llega a aburrir pero que si no la ves continuarás teniendo una vida plena.

Fauces de la Noche

El peso de toda la trama la llevan tres personajes: Blair, Zoe y Benny, de quienes reconozco que pese a lo cliché de sus personalidades, funcionan muy bien juntos como para que nos parezcan atractivos.  Tampoco hay gran profundidad: Benny es el nerd virgen, a Blair nos la presentan como alguien inocente llegada a la gran ciudad y Zoe está loca porque lleva muchos años de vampiresa.

Todo huele a algo visto anteriormente, con lo que habrá venganzas personales, historias de amor cursis que no se ven venir desde el minuto 1 (véase el sarcasmo) y la eterna lucha entre humanos y vampiros.

Por otro lado tenemos a Alfie Allen como Victor, uno de los vampiros poderosos de la ciudad. Y lo siento pero después de Juego de tronos y John Wick a mi este actor no consigue trasmitirme miedo o amenaza y su villano se desinfla a cada minuto que pasa, por mucho tatuaje que le hayan puesto en el cuello.

También tenemos a algún secundario de lujo como Megan Fox que aparece durante tres minutos y encima su desenlace se hace fuera de plano. Así que no es que ‘Fauces de la Noche’ haya tirado la casa por la ventana en cuanto a nivel actoral.

Tampoco se han lucido mucho en el tema de efectos especiales, ya que los poderes de los vampiros brillan por su ausencia y no los vemos ni siquiera con mayor fuerza o reflejos que un simple humano. Un par de chupasangres tostados y pare usted de contar: es lo que veremos por CGI.

La trama no se complica mucho y creo que estira excesivamente el chicle del amor adolescente no apto para diabéticos. Nada sorprende respecto a la parte romántica ni al resto de del guion.

¿Es mala ‘Fauces de la Noche’? No es buena, pero es disfrutable y quizás para un público algo más juvenil puede que hasta tenga alguna que otra sorpresa que le haga su visionado más interesante.

Hay partes en la cinta que intentan llevarnos por el camino del humor pero no funciona como sí lo hace, por ejemplo, en ‘Lesbian vampire Killers’ y es por este cóctel de géneros e ideas que flojea por momentos.

Cierto es que visualmente está muy bien lograda y nos consigue adentrar en este mundo gracias al buen hacer en ese apartado, pero no es más que la carcasa de un Ford Mustang con el motor y el acabado interior de un Seat Panda.

Conclusión

Esta propuesta de Netflix no va a pasar a la historia del séptimo arte, ni tan siquiera a la del género vampírico, pero puede servir para una tarde de palomitas y refrescos. No está realizada para público exigente, sino para quienes busquen evasión sin complicaciones.

¿Aburre? No, pero los momentos pastelazo entre Blair y Benny son demasiado ‘intensos’ para mí y eso casi consiguió hacerme pulsar el botón de avance rápido.

Muy cliché todo lo que nos cuentan y los personajes que habitan ‘Fauces de la Noche’, así que no se deben esperar giros de guion sorprendentes.

Es un divertimento superficial y sin un sello propio que lo haga destacar sobre toda la oferta que hay actualmente en los streamings.

Un saludo desde el sótano de la Batcueva.

Juanma Martín
Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

6 COMENTARIOS

  1. Pues, creo que has sido hasta generoso con tu crítica. Para mí, ha sido la típica peli/serie que te pones de fondo mientras planchas y te enteras de todo con el 20% de atención; todo cliché. En fin, más suerte la próxima vez.
    Un saludo.

    • Hola Manuel
      Todos tenemos nuestros días buenos y ‘Fauces de la noche’ me pilló en uno de ellos. Supongo que la nostalgia por mis años jugando al juego de rol Vampiro me hicieron verla con mejores ojos.

      Un saludo

    • Hola Lucia
      Sí, totalmente de acuerdo. Para mi desgracia me siento muy atraído por la temática vampírica y he visto cosas que no le mejor olvidar: Mordisco peligrosos (1985) con un jovencísimo Jim Carrey o Vampiros: Los muertos (secuela de la cinta de Carpenter) con Jon Bon Jovi de protagonista… Ahí dejo esos títulos.

      Un saludo

  2. Hola Juanma gracias como siempre por tus interesantes artículos. Yo me detuve antes de la mitad de su visionado, no me convenció. No llega ni a teen Movie interesante. Es mi humilde opinión sin haberla acabado.

    Un saludo y disfrutemos de las cosas que nos hacen felices!!

    • Hola Jordi
      Gracias siempre por tus comentarios y por leer nuestra web. Cuando veo este tipo de cine es cuando me doy cuenta que ya soy muy mayor y este tipo de tramas se me antojan ya muy ‘manidas’ y demasiado cliché. ‘Fauces de la noche’ entretiene si sabes como apagar el cerebro o ser una persona multitarea y como dijo Manuel: Se puede ver mientras haces los quehaceres.

      Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

'Fauces de la Noche' se estrenó el 20 de octubre y acercándose Halloween cualquier largometraje que huela a terror o a criaturas terroríficas llama mi atención. Reconozco que el título no cuadra con el de una de esas cintas que uno piense que vayan...Crítica de Fauces de la Noche (2021) [NETFLIX] | Colmillos, amor cursi y luchas de poder