Critica de The Gentlemen. Los señores de la mafia

0

Saludos gente cinéfila. Guy Ritchie ha vuelto. Cierto es que su última película como director fue Aladdín (aquí podéis leer nuestra crítica), totalmente opuesta a la que hoy nos ocupa. Pero con «The Gentlemen. Los señores de la mafia» (otra metedura de pata añadiendo el subtítulo en España) volvemos a disfrutar de ese cine tan divertido que suele hacer Ritchie cuando aborda una película de criminales. Porque hay que admitir una cosa, y es que, haga películas con mayor o menor frescura, para los que seguimos el cine de criminales de este director, siempre es un placer ver qué tiene que contarnos. Rara vez deja indiferente. En ese sentido, y salvando las distancias, es como el cine de Tarantino. Sabes lo que te va a dar en cada película y si eres un fan ves cada nuevo estreno con entusiasmo.

Parte de una de las plantaciones de Mickey.

¿De qué va The Gentlemen? La trama nos presenta a Mickey Pearson (interpretado por un excelente Matthew McConaughey), un americano que ha creado todo un imperio de la marihuana en Londres y está bien asentado entre la aristocracia británica, pero que quiere vender su imperio criminal, habida cuenta de que, cuando en unos años se legalice la venta de marihuana, no quiere que su pasado delictivo quede asociado a la imagen de su imperio. Derivada de dicha venta, nos veremos inmersos en una espiral de violencia, chantajes, sobornos y cambio de lealtades donde tendrán cabida investigadores privados, directores de periódico, mafiosos asiáticos o rusos, y entrenadores de gimnasio. Más o menos el tipo de elementos que tan familiares son en las películas de este tipo de Ritchie, pero que tan bien sabe combinar este cineasta, que además ejerce nuevamente labores de guion en la historia.

Por otra parte, la historia arranca con una escena en la que Mickey Pearson se sienta en un pub a tomar una cerveza, hace una llamada telefónica, y poco después oímos un disparo y vemos sangre por todos lados. No sabremos qué ha pasado con él hasta bien avanzada la película. Pero para ir conduciendo la función hasta la resolución de ese clímax, aparecen dos personajes: Fletcher y Ray, interpretados por Hugh Grant y Charlie Hunnam. El primero es un investigador privado al que un periódico ha contratado para destapar todos los trapos sucios de Pearson, mientras que Ray es la mano derecha del propio Pearson, su «consigliere». Pues bien, tras la escena del pub, Ray aparecerá en su casa, donde le estará esperando Fletcher. El investigador le pedirá una enorme cantidad de dinero a cambio de no revelar públicamente todo lo que sabe sobre Pearson, y poco a poco le irá contando a Ray lo que ha descubierto. Es así como iremos conociendo el origen de Pearson, la manera en la que ascendió como criminal, la importancia de su mujer en su vida (papel interpretado por Michelle Dockery), y todo lo relacionado con su imperio de la marihuana, desde contactos y funcionamiento hasta las razones por las que la ley nunca le ha echado el guante encima desde que se trasladó al Reino Unido. A partir de ahí, mejor que vayáis descubriendo todo esto viendo «The Gentlemen».

Fletcher contándole a Ray lo que sabe.

Para los que somos habituales del cine de Ritchie, no faltan esos planos rápidos, las escenas violentas o surrealistas (ya lo veréis con la aparición de un cerdo), ni los personajes peculiares. Un buen ejemplo de esto último es el personaje de «Coach», interpretado por Colin Farrell, que en algunos momentos me ha recordado al papel que hiciera Brad Pitt como el gitano en «Snatch, cerdos y diamantes». Hay hasta un guiño a la obra «El Mercader de Venecia». Por ello no me parece un desacierto que Ritchie vuelva a apostar por una película de este corte que le es tan familiar, si sabe ofrecer un producto divertido y de calidad.

¿Cómo? ¿Que no te gusta esta película? No te oigo bien.

¿Merece la pena la película? Desde luego que . No voy a negar que si uno ya es fan del cine de Ritchie va a disfrutar el doble, pero «The Gentlemen» es una película con la suficiente personalidad y gancho como para gustar en general, y si le dais una oportunidad no os dejará indiferentes. Hay momentos para la acción, para las risas y para el disfrute. Lo único necesario es estar atentos y disfrutar del viaje.  Así que dadle una oportunidad y conoced a estos «caballeros».

Esto ha sido todo por mi parte, cualquier comentario que queráis dejarme sobre qué os ha parecido la película o cualquier otra cuestión, estaré encantado de responderlo. ¡Hasta otra!



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos habitantes de Midgard a este artículo sobre lo que me ha parecido mi primer contacto con Final Fantasy VII Remake en la demo de…