El cómic de la semana: Crononautas

0

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic, bienvenidos al cómic recomendado de la semana, bienvenidos a los viajes en el tiempo según Mark Millar

mark-millar-sean-murphy-delorean

Crononautas confirma lo que muchos ya intuíamos: que Mark Millar es el puto amo. La última producción del Millarworld en aterrizar en España, de la mano de Editorial Panini, es esta serie que consigue apropiarse del espíritu de Regreso al futuro para construir una historia que es de las más divertidas que nos ha ofrecido el escocés y todo sin recurrir a la violencia, la sangre y las vísceras a las que nos tenía acostumbrados. Bueno, por lo menos no abusa de ello.

Quin y Reilly, dos gamberros en la corte de Samarcanda

Los doctores Corbin Quinn y Danny Reilly son dos científicos que consiguen hacer realidad uno de los mayores sueños de la humanidad: viajar a través del tiempo. Lejos de preocuparse por el continuo-espacio temporal que tanto preocupaba a Doc Brown, los dos amigos deciden que mejor que ganar el premio nobel es pasárselo de p… madre en cualquier época. Volar con un caza en la prehistoria esquivando dinosaurios, apostar sobre seguro en las vegas, follarse a Marilyn Monroe, lo que sea con tal de no regresar a su presente. Por supuesto habrá a quien tanto desmadre no le parezca bien y hará lo posible para que ese par de gamberros deje de jugar con la historia.

chrononauts-dinosaur

¿Que mas puedo decir sin spoilear el cómic? Pues que yo de mayor quiero ser Mark Millar. Pocos guionistas hay, por no decir ninguno, que sepan mezclar elementos conocidos, agitarlos y que salga algo nuevo. Es verdad que no resulta 100% original pero si que consigue parecerlo y dejar un buen sabor de boca. Sin embargo, a pesar de todas sus virtudes, Crononautas puede parecernos una serie menor dentro del Millarword. No impactará en el aficionado como impactó Kick-Ass en su momento, ni cuenta en los lápices con un dibujante inconmensurable como pueda serlo Frank Quitely, ni siquiera aspira a ir más allá en su mensaje como la hacía MPH. Crononautas es un cómic más ligero aunque eso no es malo.

El blockbuster del mes

Leer Crononautas es como ver un blockbuster en el cine. De no ser porque mancharíamos las páginas, un bol de palomitas no desentonaría nada. Eso se debe también al trabajo en la parte gráfica de Sean Gordon Murphy. Sus viñetas grandes, plagadas de detalles (atención a la que nos muestra un DeLorean, la maquina del tiempo de Wells y la Tardis del doctor Who en segundo plano) ayudan a crear esa sensación de producción hollywoodense. También es verdad que otro entintado algo más definido y menos “sucio” en algunas viñetas habrían ayudado a tener un mejor aspecto. Mientras leía no pude evitar pensar en Bryan Hitch. Millar ya mostró en The Ultimates que sabía como plantear una superproducción en cómic. Si hubiese pasado por las manos del dibujante de The Ultimates, estaríamos todos babeando. Ahora bien, también es verdad que la realización del cómic habría podido prolongarse durante décadas.

chrononauts-comic-movie-universal

En resumen, Crononautas tiene muchos de los rasgos de esas grandes superproducciones que antes citaba. Crononautas es, ante todo, divertida (muy divertida), una serie sin grandes pretensiones, con toques de humor (mucho humor), acción y romance. Si fuese una película (que lo será) los efectos especiales y el diseño de producción serian de primera fila.  Crononautas no es Terminator. Crononautas esta mucho mas cerca de Regreso al futuro y eso, para muchos, es el mejor elogio que se le puede hacer. Un saludo, sed felices.

crononautas



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario