Jojo´s Bizarre Adventure, primer arco (episodios 1-9): bienvenidos a la felicidad

0

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Habrás visto, estimado lector que nos lees desde el trabajo o en el autobús, que en este tu página faltan secciones. Las cosas que nos hacen felices nos llamamos pero no hay sección de comida o del acto sexual de follar. A pesar de toda nuestra sabiduría no llegamos a todo: tampoco vamos a entrar en cuál de las cosas anteriores tenemos más lagunas porque, bueno, tampoco es importante. Aunque, para compensar esa carencia, vamos a hablar de la felicidad. De la verdadera. De la oficial. De la de la película. La que aparece en los vídeos en los que David Hasselhoff hace como que canta.

No te pierdas Jojo´s Bizarre Adventure, segundo arco (episodios 10-26): tendencia a las yoyas (felices)

Seguro que ahora podríamos hablar de las mil maneras de ser feliz, de cada uno es un mundo y demás, pero no. Lo siento. No es verdad. Toda la felicidad del mundo, o casi, está resumida en una única cosa. Podríamos decir que está contenida en un montón de tomitos que Ivrea está publicando en España, pero de todos es sabido que leer es cansado. Cansarse no nos hace felices. Así que lo diremos: hay serie al respecto, la podéis ver en Netflix y cada capítulo dura 24 minutos. El primer arco del manga son los primeros 9 capítulos del anime (que se corresponden con los 3 primeros tomos que sacó Ivrea, los del lomo rojo), y el segundo arco del manga los 17 restantes de la primera temporada (que se corresponden con los 4 siguientes tomos que sacó Ivrea, los del lomo verde). Y la serie se llama Jojo´s Bizarre Adventure. Allá vamos con el maravilloso opening del primer arco. No sólo es bonito estéticamente: es que resume asombrosamente bien todo el primer arco en poquísimo tiempo. En pie, estimados lectores.

Ahora es cuando deberíamos explicar en qué consiste la serie, las razones que hacen que sea buena y demás. Vivimos tiempos oscuros en los que hay que razonar y convencer, en vez de poner un listado en la página cada mes con tres columnas: cosas a ver/leer/jugar, cosas a evitar y cosas a probar si te sobra el tiempo. Nos adaptamos porque os queremos y queremos dar a conocer la buena nueva. Aunque sea muy complicado explicar qué es Jojo´s Bizarre Adventure.

Podríamos decir, al empezar a ver la serie, que es algo así como una serie animada de culebrones ambientados en el siglo XIX, con su ambiente de ricos y sus mansiones. Una simple rivalidad entre dos hermanastros por el amor y la herencia del padre de familia. Con dejes más que claros a El Puño de la Estrella del Norte, pero con más de Candy Candy que otra cosa. Con diálogos tirando a bobos y un desarrollo que tampoco parece que vaya a llegar a mucho. Hasta que el malvado oficial de la serie, Dio Brando, se pone una máscara con oscuros poderes y…empieza realmente la serie. El despiporre. Las vueltas de cabeza sin parar. Todo ello. Cuando Dio Brando renuncia a su humanidad. Y nosotros a volver a aburrirnos.

Aquí pasamos, sin comerlo ni beberlo, de un culebrón decimonónico de ricachos a un manga de monstruos con yoyas y un desfile de personajes a cada cual más estrafalario, pero todos únicos en su diseño. Desde el momento en que Dio Brando se pone la máscara el resto de los capítulos del arco son una explosión de locura, pero no de descontrol como puede encontrar uno en Bobobo, por poner un ejemplo. Es una explosión de creatividad constante encauzada como casi nunca se ha podido ver en manga, cómic o anime. Es sorpresa constante, es trasladarte de nuevo a momentos en los que recuperas, una y otra vez, el sentimiento de la maravilla, de la sorpresa, de una imaginación descomunal puesta al servicio de un método y una regularidad. La felicidad era esto.

No es sólo que el manga anticipe años antes los famosos enfrentamientos de Death Note, en los que cada pelea es realmente como una partida de ajedrez entre los combatientes, en la que todas las batallas son únicas. Es que el propio desarrollo de las peleas es sorprendente: cómo empiezan, las ambientaciones, la dinámica de los combates y las constantes tretas y contratretas. Por no hablar del constante sentido del humor que se plasma en que queda muy claro que todo esto va de ser feliz, que hay autoparodia y que las posiciones absurdas de pelea no están puestas al azar. Mucho del manga o anime de peleas tiene lógicas bobas, pero nos da igual, lo sabemos y nos reímos de ello. Es más: nos reímos de ello y a la vez mostramos que se puede sorprender en cada batalla al lector convirtiendo cada pelea en ver quién es mejor estratega que el otro, no sólo quien es más rápido, fuerte o tiene más unidades de combate.

Todo ello alternando ambientes diferentes, mezclando alta y baja cultura, mezclando referencias descaradas a grupos de rock clásicos con personajes legendarios anglosajones. Hay diseños de moda italiana en las vestimentas o peinados de los personajes, dándoles un toque claramente glam, pero son vergonzosamente mundanos. Lo de abajo con lo de arriba. Ya desde el primer arco en Jojo´s no hay alta y ni baja cultura, es una historia que aborrece tanto del elitismo cultural como del anti-intelectualismo: todo forma parte de la misma maravilla sorprendente aderezada con muchísima estética y lógica pop. De ahí que haya tantos memes de la serie animada y que, en realidad, la serie sea una fábrica de memes andante. En la adaptación animada no hay ningún complejo y se sumergen en ello disfrutando, quizás, vamos a decirlo todo, centrándose mucho en la parte más humorística del manga (que existe) y pasando más por encima de la más tragicómica (que aparece, aunque tiene menos peso). Pero no hay que decir mucho más: la adaptación de estas primeras partes del manga, que son ochenteras a más no poder, se ha concretado en una actualización a estéticas del siglo XXI sin perder en realidad casi nada de su particular estética ochentera. David Production, los encargados de la adaptación, han hecho un trabajo excelente, en un equilibrio rarísimo y extraño que no puede encajar mejor con algo extraño y rarísimo como es el manga original.

Este primer arco es la toma de contacto de lo que luego es el resto: la explosión de locura, el zarandearte en cada capítulo, las referencias pop que te atan a tu mundo y las dinámicas de la historia que te llevan a otro nuevo, coherente, extrañamente coherente, que no descarrila no sabes cómo.  Uno que consigue poner en equilibrio una lucha por ver quién besa primero a una chica con una pelea contra un monstruo mientras se sostiene una copa que no puede derramar, sin que eso choque ni parezca seriamente forzado y, además, siendo quienes lo hacen conscientes de lo coherentemente absurdo de lo que se está viendo. Sigue sin ser el mejor arco pero es la introducción, las bases de lo que viene a continuación y la promesa clara de lo que disfrutas y te espera: maravillarte, sorprenderte, ser feliz otra vez. Y otra. Y otra.

Que es, en definitiva, de lo que va todo esto. De ser feliz.

Sed felices.



el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a todos. En Halloween les preparé un artículo especial con la lista de películas más esperadas de 2019. Algo que me inquieta es que…