La Trilogía del Mar Quebrado de Joe Abercrombie, un entretenimiento de fantasía que cumple sin más

1

No sólo George R.R Martin hace fantasía oscura donde el lector teme todo el rato por la vida de los personajes, hay muchos más. Ya lo hizo Moorcock en los setenta y ahora destaca por encima de todo Joe Abercrombie, que con su trilogía del Mar Quebrado se ha postulado como una de las firmas más prolíficas y respetadas del género.

De nada sirve crear una base de fan si no les das material cada cierto tiempo. Pueden pasar lustros de un libro a otro si eres el autor de Canción de Hielo y Fuego, y la gente acaba creyendo que pasas de tus seguidores. Pero Abercrombie no es de esos, es como Sanderson, le gusta escribir y quiere consolidarse como una de las cabezas de la fantasía (por eso lo mencionamos en nuestra lista de los 25 imprescindibles de la fantasía), y tras la Primera Ley y las notables ambientaciones en el mismo universo -La mejor Venganza, Tierras Rojas, Los héroes y Filos Inmortales-, publicó una trilogía más ligera y palomitera: El Mar Quebrado. Ahí conocemos a personajes de un mundo de fantasía al uso, pero que viven en una zona en plan Escandinavia y lidian con sus problemas que son: Yarvi con ser manco y muy listo y tener que desenvolverse en un mundo cruel, Espina con tener una habilidad enorme para luchar pero ser mujer… cada uno tiene que poner las circunstancias a su favor para no acabar siendo arrasados por el contexto que les ha tocado vivir.

Luces y sombras

Estra trilogía se compone de Medio Rey, Medio Mundo y Media Guerra, todos ellos con personajes independientes pero que se relacionan a lo largo de toda la trama. Puedes leer un libro sin saber de qué van los otros, sin conocer la historia previa de un secundario y seguir adelante disfrutando, pero a lo mejor ese secundario resultó ser el protagonista de la primera parte. Algo así como Dragonlance. Y de hecho me recuerda bastante a ese estilo porque se puede definir como “el libro que agradeces encontrarte con él cuando estás de vacaciones”. No es malo, para nada, es típico, poco innovador y hecho un poco cumplir, pero funciona. Algo así como la saga mencionada de Dragonlance, que no aportaba nada pero sin embargo se recuerda con cariño. Y es que noto cierta pereza en todo: giros, contexto, diálogos… me esperaba algo mejor, algo a la altura de sus grandes novelas, no un best seller en formato bolsillo tan descarado. Es flojo para lo que nos tiene acostumbrados pero, como digo, también entretiene y te lleva a conocer un mundo nuevo donde vas a coger cariño a algún personaje que otro, algún diálogo fuera de lo habitual y alguna sorpresa. Y sí, claro, muere gente, es parte del sello personal del autor, pero en este caso es una sensación más parecida a “pues vale, ha palmado” que ha temer por la vida del grupo de aventureros.

No es su mejor trabajo, pero Abercrombie sigue siendo muy majo

Hay que tener en cuenta que las novelas salieron de verano del 2014 a otoño del 2015, es decir, un año y tres meses para escribir tres libros, y se nota. Es un escritor experimentado y se nota, y tiene el gancho de querer crear un nuevo mundo, pero se nota que no es algo tan trabajado como la anterior. Quizás habría sido mejor ambientarlo en donde han estado todos sus personajes conocidos, donde el lector se siente cómodo. Pero, una vez más, también tiene la ventaja de adentrarse en un contexto nuevo, que también es muy emocionante. Así que una vez más estamos en un equilibrio de luces y sombras donde, sin arriesgar, cumple el objetivo de entretener. Sin más.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

1 comentario

  1. Comenzaré por decir que me ha hecho mucha ilusión toparme con esta entrada ^^ Aprovechando las vacaciones me he dado a la lectura y esta trilogía es una de las que me he ventilado durante el verano. Ha sido mi primer acercamiento a Abercrombie y tengo que confesar que he quedado encantada, a falta de leerme su trilogía más famosa: La primera ley (que por supuesto tengo en pendientes). Precisamente decidí empezar por esta por ser más ligera – y palomitera, como bien dices tú – y francamente coincido con tu opinión de pleno, cumple y ya está, pero engancha y funciona. Quizá me veía venir el final, pero me ha maravillado vivir cómo ciertos personajes van tirando de los hilos para entretejer estrategias que les favorecen e ir así manejando el cotarro con trapicheos a lo Juego de Tronos. Realmente me parece un acierto que los protagonistas de cada libro sean diferentes y está tan bien escrito que he llegado a empatizar y a coger cariño a todos ellos.

    Poco más puedo comentar. Me gustaría cerrar mi comentario recomendándote (si no los has leído ya) Crónicas del mago negro y La era de los cinco dioses, ambas maravillosas trilogías de Trudi Canavan 🙂

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
ECC sigue recuperando una de las mejores series de DC de toda su historia, el Escuadrón Suicida de John Ostrander (guion) y Luke McDonnell (dibujo).…