Las series de Amazon V: The Tick (La Garrapata), entre la genialidad y el absurdo.

0

Bienvenidos a esta sección aperiódica que pretende descubrir las series originales de Amazon Prime. Hasta la fecha hemos comentado cuatro series de las que os dejo los enlaces a continuación. Tras ellos, empezaremos con The Tick (La Garrapata) la comedia sobre el género que hoy en día está en boca de todos, el de los superhéroes. ¿Es The Tick una genialidad o una bobada? Eso es lo que trataremos de averiguar en las próximas líneas.

Las series de Amazon I: Bosch

Las series de Amazon II: Crisis en seis escenas

Las series de Amazon III: El hombre en el castillo

Las series de Amazon IV: Goliath

El absurdo

The Tick nos sitúa en un mundo en el que los superhéroes y los supevillanos son algo habitual. La gente está acostumbrada a sus batallas y a que formen parte de sus vidas. Tras unos años de calma en los que el mayor de los supervillanos (El Terror), fue derrotado por el mayor de los superhéroes (Superguay) aparece un nuevo y misterioso superhéroe, alto, azul y algo bonachón, llamado The Tick, o lo que es lo mismo, La Garrapata. No sabemos de dónde viene, no está claro a dónde va y tampoco a que dedica el tiempo libre, ya que parece no tener ni identidad secreta. La identidad secreta es algo que le impide desarrollar al cien por cien su labor como superhéroe y La Garrapata no está para esas nimiedades como tener un trabajo, amigos, una vida secreta,… La Garrapata está ahí para combatir el crimen y lo demás son tonterías. En este escenario, The Tick se convierte en la sombra de Arthur Everest, un mediocre contable obsesionado con la idea de que El Terror sigue vivo y es el cerebro en la sombra de todo el mal que asola la ciudad. Cuando todo el mundo piensa que Arthur es un paranoico, The Tick le creerá y le ayudará a demostrar su teoría y, de paso, a que cumpla con un supuesto glorioso destino. Eso o que muera en el camino.

Arthur y The Tick, en pleno abrazo

Como veis, el argumento no puede ser más de tebeo: villanos muy malvados supuestamente muertos, superhéroes que cumplen con todos los tópicos del género, situaciones cómicas y/o directamente absurdas (atención a la muerte de los Bandera 5, el mayor grupo de superhéroes de la ciudad, afectados de sífilis y muertos a balazos), todo eso y más lo tenemos en la primera temporada de The Tick, desarrollada a lo largo de 12 episodios de una media hora de duración cada uno. Sin embargo no se trata en absoluto de una sit-com al uso. The Tick tiene un diseño de producción que no tiene nada que envidiar a series más serias y con mayores pretensiones. Abundan los exteriores y los decorados no parecen de cartón piedra, los efectos especiales cumplen con su función (no son cien por cien realistas pero tampoco lo pretenden) y los argumentos no se limitan a uno por episodio sino que se continúan de uno a otro, finalizando cada uno con un cliffhanger que invita a pulsar en el siguiente. Dicho así puede dar la sensación de que estamos ante una gamberrada con un presupuesto abultado que no tiene más trascendencia pero hay un par de detalles que nos llevan a pensar que hay algo más.

La genialidad

La genialidad de The Tick radica en sus personajes principales. Arthur Everest (encarnado por el actor Griffin Newman) es un enfermo mental en tratamiento, completamente falto de autoestima, un tipo mediocre y patético que da autentica pena. No hay nada gracioso en Arthur, o por lo menos no debería haberlo. Su personalidad es más compleja de lo que pueda parecer a simple vista, con un pasado traumático y un presente gris y aburrido. La gracia está en las situaciones en las que se mete y en su relación con The Tick (o si queréis, La Garrapata). Superfuerte, casi invulnerable, alto y musculoso y azul como un pitufo, posando con los brazos en jarra a la mínima oportunidad que tiene, The Tick no deja de ser un superbuenazo que rebosa buenas intenciones, con un optimismo inmensurable y una fe total en su trabajo de héroe. Cada frase que sale de su boca es un diálogo tópico y grandilocuente que hemos leído en los cómics una y mil veces. En pantalla resulta absurdo y a la vez divertido, sobretodo gracias a la interpretación y a la voz de Peter Serafinowicz. Es inevitable reírse con las pretenciosas parrafadas que The Tick le suelta a Arthur para intentar convencerlo de su grandioso destino. Igual que es inevitable reírse cuando The Tick se presenta en la fiesta de cumpleaños del padrastro de Arthur, convirtiéndose en su atracción principal.

A Newman y a Serafinowicz se les une un nutrido grupo de excelentes secundarios encarnando a personajes a cada cual más paródico, desde ese megavillano supuestamente muerto que es El Terror, tras el que se halla un irreconocible Jackie Earle Haley (el Rorschach de Zack Snyder), a ese justiciero ultraviolento y noventero parodía de The Punisher que es Supermuerte (OverKill en el original, interpretado por Scott Speiser), pasando por Ramses IV (Michael Cerveris) o la señorita Pelusa (Yara Martínez), cuyo poder de lanzar descargas eléctricas le hace atraer todo el polvo en suspensión y el escondido bajo las alfombras, ganándose a pulso su nombre de supervillana.

Jackie Earle Haley es El Terror

Reirse con ellos y no de ellos

Esa es la principal cualidad de The Tick. La serie no pretende reírse de los superhéroes o hacer una burla ácida y crítica del género. Para eso, en la misma plataforma, ya llegará The Boys, que aquí no se como resultará pero que en los cómics es una auténtica gamberrada de mal gusto perpetrada por Garth Ennis, el más cafre de los guionistas en activo. The Tick parte de una base necesaria y que a veces resulta algo olvidada como es el respeto al género al que pertenece. La serie muestra un gran conocimiento de los resortes que mueven el género de los héroes en mallas gracias al trabajo de Ben Edlund, creador de la serie y del cómic en que se basa. Y algo debe de tener cuando cuenta con una serie animada y con otra serie de imagen real previas a esta que nos ocupa. Amazon Prime ya ha encargado una segunda temporada que llegará a lo largo de este 2018. Mientras esperamos, sed felices y disfrutad con una de las series de superhéroes más inteligentes del momento.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Lo que interesa es nuestra selección de cómics de este mes y no soy muy dado a enrollarme en las presentaciones, así que seré breve. Solo…