Los más chulos del barrio: Madmartigan

7

¡Saludos y sed bienvenid@s a una nueva entrega de Los más chulos del barrio! Tras hablaros de personajes como Joe Hallenbeck, Star-Lord o John McClane en las anteriores entregas de esta sección, hoy nos vamos al género de cine fantástico para dedicarle a cierto personaje el momento de gloria que se merece aquí. Nuestro chulo de hoy es….¡Madmartigan, el mejor espadachín de todos los tiempos!

Aunque esté en esta jaula soy un gran guerrero.

Este personaje de ficción, interpretado por Val Kilmer en la película Willow (1988), representa bien ese papel de antihéroe macarra y descarado que tan bien cala en la gente, y que merece formar parte de nuestros chulos de barrio. No obstante, hay que decir que Madmartigan no es el protagonista absoluto en Willow, sino que ello le corresponde con todo merecimiento al personaje al que la película hace honor, Willow Ufgood (interpretado por Warwick Davis). Sin embargo Madmartigan es el compañero de aventuras de Willow, ese amigo que siempre se pasa varios pueblos con sus bravuconadas y chulerías, pero que, llegado el momento de dar la cara, está al lado de sus amigos y no se echa atrás.

Porque sí, debajo de toda esa fachada de persona mujeriega y chula, se esconde un hombre valiente y leal, aventurero y apasionado. Que él mismo se considere el mejor espadachín de todos los tiempos es un monumento infinito de amor hacia sí mismo, pero dicho sea de paso, es muy bueno manejando la espada y si nos viéramos involucrados en una batalla a espadas, sería todo un alivio tenerle de nuestra parte.  Lo único que no es recomendable dejarle, son bebés. Para quien viera Willow, recordará que éste, tras liberar a Madmartigan de una jaula en la que está encerrado, le hace prometer que cuidará del bebé que Willow encontró en su aldea, y que debe llevar de vuelta con su gente. Madmartigan acepta ese precio a cambio de su liberación desde luego, pero poco tiempo después, le roban el bebé al amigo Madmartigan. Eso no será todo, porque luego tendrá tiempo de enmendar su torpeza, pero por si las moscas no le dejéis un bebé a su cargo.

¡Qué gran idea he tenido para que no me pille el marido de esta mujer!

También es cierto que, si tenéis un ejército, no estaría de más comprobar que Madmartigan estuviera presente cada vez que se llamase a filas, porque en Willow se nos cuenta que este personaje era un noble caballero que desertó del ejército en el que era soldado. Y es una pena, porque durante el resto de la historia de Willow asistimos a una demostración tras otra de las habilidades de combate de Madmartigan, que se las apaña bastante bien sólo sin ayuda de ningún ejército. Lo cual no quita que, cuando llega el momento de combatir un mal mayor que amenaza todo el reino, se muestra como un gran guerrero capaz de decantar a su favor cualquier batalla donde la magia no esté presente.

Mientras no hay batalla que librar, el hombre es un mujeriego con mal ojo para sus conquistas. En Willow pudimos verle con una mujer casada y a punto de ser pillado por el marido de ésta. Lo que le salvó al principio fue vestirse de mujer y casi dar el pego, hasta que lógicamente se descubrió el pastel, pero era de esperar. Posteriormente Madmartigan se encaprichará de Sorsha, la hija de la malvada reina Bavmorda. Aunque en este caso hay que puntualizar el hecho de que Sorsha terminará ayudando a los protagonistas en su lucha final contra Bavmorda, y también se sentirá atraída por nuestro chulo de la espada.

¡Vamos, atreveos conmigo!

Por otra parte, Madmartigan cabalga como nadie sobre la cabeza de una bestia de varias cabezas que además echan fuego, maneja los carros con una soltura en batalla que ya querría más de uno, y sabe tirarse de empinadas y nevadas montañas como nadie sentado sobre un escudo. Si además está borracho de polvos de amor de los brownies, le veréis recitar poesía con pasión, aunque lo esté haciendo en territorio enemigo y frente a una de las personas que quiere matarle aunque posteriormente se enamore de él. En definitiva, estamos ante todo un personaje que suele verse poco en las películas de espada y brujería, donde parece ser un requisito que la picardía o la chulería no puedan ir conjuntamente en un mismo personaje.

Y esto es todo por hoy estimad@s internautas. ¿Qué os parece este personaje? ¿Os gustó en Willow?



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

7 comentarios

  1. Tyler Durden el

    Desde ya pido para esta sección el “balón de oro” de esta sacrosanta web 🙂
    Y lo hago desde mi más humilde posición y sin desmerecer en absoluto al resto de secciones o colaboradores que tan buenos ratos nos hacen pasar…pero es que, ésta en particular consigue ponerme una sonrisa de oreja a oreja durante todo el rato que paso leyéndola.
    Seguramente sea debido a que supone un tiro directo a mi línea de flotación, aborda personajes y películas que forman parte de mi desde que tengo uso de razón y que me acompañarán mientras viva.
    Willow…que puedo decir, no quiero extenderme demasiado o parecer muy friki, así que simplemente diré que el film de Lucas y Howard fue la primera película que quise tener, la primera cinta de una filmoteca que ha ido creciendo y creciendo con el paso de los años…con eso lo digo todo.
    Y a riesgo de repetirme, lo diré de nuevo…ya no se hacen personajes así. Coincido plenamente con todo lo que expones José Carlos, Madmartigan es un (anti)héroe de los que se queda grabado a fuego en la memoria; desde su desarrollo como personaje, carisma, sentido del humor, lealtad…hasta su habilidad con la espada, todo en él te hace soñar con parecerte o vivir sus aventuras.
    Pero, como bien dices, Madmartigan era uno más de un gran elenco de personajes: desde nuestro entrañable Willow, la adorable Elora Danan (muy míticas sus expresiones), la malvadísima reina Bavmorda o el amenazante general Kael, hasta la valiente y guapa…que digo, guapísima y bellísima Shorsa (sip, el bueno de Madmartigan no fue el único en enamorarse de ella), sin olvidarnos de los divertidísimos brownies.
    Mención aparte merece el momento culminante de la peli, como apuntas, del enfrentamiento con el dragón de dos cabezas…sorpresa que nos dejó con la boca abierta de par en par a los que lo disfrutamos por aquel entonces.
    Curiosidades y anécdotas: se dice que Lucas se puso a hacerla tras la fallida tentativa de hacerse con los derechos para El Señor de los Anillos. Los efectos visuales de la transformación de la hechicera Finn Raziel suponen el primer uso en la industria del morphing a cargo de Doug Smythe (quien años más tarde se encargaría de las mutaciones del T-1000 en la increible Terminator 2). En un principio, John Cusack era el elegido para el papel de nuestro valeroso héroe (menos mal que al final se lo llevo Kilmer). Y, por último, en la aldea de los Nelwyn aparece haciendo un cameo como músico Kenny Baker…nuestro droide favorito.
    Saludos, que siga gozando de tan buena salud la sección y un abrazo compañero!

  2. José Carlos García el

    ¡Gracias por tan maravilloso comentario Tyler Durden! Es una enorme satisfacción leer las palabras que dedicas a esta sección que tanto me gusta escribir, y para la que considero importante no dejar en el olvido a estos entrañables personajes que nos dieron (y nos seguirán dando jeje) tantos buenos ratos ante una pantalla de cine o televisión.
    Confieso que de todos los “chulos” que he hablado, hasta ahora hay un porcentaje muy mayoritario de personajes que me impactaron en la infancia o la adolescencia, y es agradable comprobar que no soy el único. Willow la vi tantas veces de pequeño que no podría contarlas jeje, y sí es cierto que revisándola con otra edad le sacas más matices divertidos a personajes como el gran Madmartigan, que no es protagonista absoluto pero desborda carisma. En ese sentido no hay ningún personaje en “El señor de los anillos” que me haya despertado tanta simpatía como Madmartigan; un poco Gimli pero su papel es muy secundario. Hace algunos meses leí esa información que apuntas sobre el origen de esta peli como el deseo de Lucas de haber hecho El señor de los anillos. Los otros detalles los desconocía. Pero sí que leí también que se sacaron algunas novelas tras la película, escritas por el propio Lucas junto al conocido Chris Claremont. Y aunque quizás lo sepas en el rodaje de esta peli surgió el flechazo entre Val Kilmer y Joanne Whalley (Sorsha), que terminaron casándose.
    ¡Un saludo y nuevamente gracias por pasarte y dejar huella en los comentarios, con seguidores como tú es un placer seguir escribiendo en esta sección, otro abrazo!

  3. Muy buen artículo. Personaje entrañable, para el infinito recuerdo. Ni que decir tiene, que Willow, fue una de esas películas, que grabaron en la retina una ideología genética, que muchos compartimos. Hoy en día, las películas, ya no causan ese efecto, cuasi milagroso, era otra época, la denominada egb, que duró lo que duró, y al igual que el largometraje de Willow, fue pura magia. Un saludo.

    • José Carlos García el

      Gracias por tus palabras Hyuga, como decía en el anterior comentario me agrada mucho ver que esta sección sigue despertando vuestro interés. Es cierto, Willow, además de ser una peli sobre la magia, era mágica, tenía ese encanto que compartía con muchas otras películas que se hicieron en los años 70, 80 y principios de los 90 y que cada vez se nota menos en el cine actual. ¡Un saludo!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ichiro Inuyashiki es un hombre de 58 años que sufre de una vejez anticipada. Aparenta más años de los que tiene y sufre de dolores…