Reseña de Batman: Three Jokers #1. Johns desvela el misterio en su mejor trabajo con el Caballero Oscuro

2

Geoff Johns hizo saltar la sorpresa cuando se publicó el especial DC Renacimiento en 2016 al establecer que existían tres Jokers distintos (Three Jokers) y no sólo uno como siempre habíamos pensado. Esta revelación cogió con el pie cambiado a los lectores y habría una posibilidad bastante interesante de cara a contar nuevas historias del Príncipe Payaso. Con el paso del tiempo Johns fue perdiendo poder en DC Comics pasando Scott Snyder a ser el guionista que en estos momentos está definiendo el camino de la editorial. Pero la idea de los tres Jokers es tan sugerente que se ha decido contar su historia fuera de la continuidad oficial con Three Jokers , una miniserie dentro de la línea Black Label a cargo cómo no de Geoff Johns en el guión y el espectacular Jason Fabok en los dibujos.  

Las consecuencias de ser Batman.

Parece que la jugada ha salido bien a DC, ya que el cómic ha sido todo un éxito de ventas. Esto tampoco debería extrañar.  A la potencia de la idea de base de la trama se añade el hecho de que el Joker está de moda. Al gran éxito de la película basada en el personaje hay que añadir que es el gran protagonista de las colecciones de Batman gracias a la saga Joker War y además tiene un papel principal en el evento Death Metal. 

Pasando al contenido del primer número de Three Jokers, Johns nos ofrece una historia con ecos de la Broma Asesina (en fondo y forma) pero con identidad propia. El Joker ha cometido tres crímenes en Gotham con la peculiaridad de que… ¡han ocurrido a la vez! La respuesta a este acertijo no puede ser más obvia. Hay tres Jokers, el de la Golden Age, el de La broma asesina y el de Una muerte en la familia, trabajando juntos bajo el aparente mando del primero de ellos, el más antiguo. 

Los policías de Gotham no saben que hacer con el Joker.

Johns se vale de este interesante punto de partida para escribir una historia sobre el trauma y la venganza en la que el guionista enseña las heridas físicas y mentales que el Joker ha causado a varios miembros de la Bat-familia. Por eso los protagonistas de la historia son el propio Batman, Batgirl y Red Hood, los tres personajes que más han sufrido a manos de esas encarnaciones del Príncipe Payaso. 

Barbara Gordon, Batgirl, tiene alguna cuenta pendiente con el Joker.

En principio todo este entramado podría ser peligroso en las manos de un escritor mediocre. Pero Johns no lo es y se vale de una atmósfera agobiante y oscura, de un tono detectivesco y del respeto hacia los personajes y su mitología (genial lo de los peces payasos) para mantener el interés del lector. El guionista da la que hasta ahora es su mejor aproximación al universo de Batman ya que hasta ahora, cuando había tratado al personaje, no había logrado ofrecer un trabajo que podríamos considerar redondo. 

El dibujo de Three Jokers está a la altura del guión

Del arte se encarga Jason Fabok, uno de los mejores dibujantes con los que cuenta DC. El artista siempre ofrece un trabajo muy bueno, y más si como en esta ocasión puede tomarse el tiempo que necesita al no contar con las acuciantes fechas de entrega de una colección mensual. No es de extrañar que Fabok considere éste su mejor trabajo hasta la fecha. Todo, desde las vibrantes escenas de acción, a las más pausadas conversaciones entre los personajes y a la investigación de los crímenes, brilla a un nivel altísimo recordando al gran Brian Bolland, dibujante de la Broma Asesina. Hecho que se ve refrendado por el uso composición de página de 3×3 tan habitual en las obras de Alan Moore. 

¿A quién no le parecen adorables estos pececillos?

A dar mayor empaque a este dibujo ayuda y mucho la labor del colorista Brad Anderson, que logra dotar al conjunto de la obra de unos colores vivos que contrastan con la oscuridad del ambiente y que quedan genial. 

Jason Todd, alias Red Hood, posiblemente sea el personaje más traumatizado por el Joker.

En cuanto al diseño artístico destaca la manera en que Fabok se las apaña para diferenciar a los tres Jokers, mostrando a uno de ellos bastante envejecido e incluso avinagrado mientras que los otros dos están tan locos o más como siempre.  

El primer número de Three Jokers es un grandísimo cómic que deja con ganas de más. El mayor peligro que veo es cómo va a resolver el guionista el tema de la trinidad de Jokers, pero espero que logre hacerlo de manera adecuada sin que se salga por las ramas. Si Geoff Johns sigue por este camino, manteniendo el equilibrio entre la historia de detectives y la acción a la vez que logra profundizar cada vez más en la mente de los protagonistas, podemos estar ante una de las mejores miniseries de Batman de los últimos tiempos.  



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

2 comentarios

  1. A ver si lo dejan todo cerrado en los 3 números que se supone que va a durar esta miniserie y no empiezan a sacar morralla para estirar (aún más) el chicle, porque este número ha sido un pepinazo.

    • Juanjo Avilés el

      Un placer como siempre Manuel. Al ser un proyecto contenido dentro de Black Label no cre que lo estiren más, otra cosa es como acabe la cosa, pero de momento como tú dices es un pepinazo.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad