Reseña de Espíritus del mar, la cinta de animación actual más hermosa

0

Espíritus del mar es la adaptación del manga del mismo nombre de Daisuke Igarashi, dirigida por momentos deslumbrantemente por Ayumu Watanabe, con fluctuoso guion de Hanasaki Kino, producida por Toho animation y animada por el sorpresivo Studio 4 °C. Nos llevan a un viaje astral fenomenal pero que no tiene mucha sustancia en cuanto a historia.

Ruka es una chica de secundaria a la cual no se le da bien conectar con las demás personas, tiene una pésima relación con su madre a la cual evita cada que tiene oportunidad. Un día en sus vacaciones de verano al quererse aislar, decide ir al acuario donde trabaja su padre, ahí conoce a Umi y a Sora los cuales han sido criado por manatíes, ellos tienen una conexión especial con el océano. Es así como predicen la aparición de un fuego fatuo que es una especie de meteorito. Umi decide invitar a Ruka a verlo, incrementado el interés que siente Ruka por ellos.

El meteorito provoca que las especies marinas se reúnan para un festival conocido como «El festival del nacimiento» el cual es seguido por investigadores ya que puede proveer de información importante para las ciencias marinas.

Sora y Umi al estar muchos años en el mar tienen una esperanza de vida muy corta, es por esa razón que Sora le da a Ruka un fragmento del meteorito que contenía el en su estómago, para que se lo de a Umi en el momento indicado. Tras esto Sora muere y Umi no vuelve a hablar, comportándose como un animal.

Cuanto más se acerca el festival el mundo va cambiando poco a poco, las especies marinas son atraídas por el canto de las ballenas que funge como invitación. Invitación que Ruka persigue junto con Umi a través del mar.

El festival comienza cuando Ruka con la piedra dentro de ella es tragada por una enorme y asombrosa ballena jorobada, llevándola en su interior da inicio al viaje astral que intenta mostrar que todo el universo es uno mismo. Finalizando con Umi tragando el meteorito convirtiéndose en galaxias las cuales se esparcen por todo el océano, siendo tragadas por los peces. Como una especie de fecundación.

Ruka es rescatada por sus padres de en medio del océano. Comienza a mostrar interés por las personas y restablece la relación con su madre.

Tengo que admitir, la cinta es una de las más hermosas que he visto en mi vida, entregando imágenes tan impactantes que verla en cine fue totalmente una experiencia única. El estudio 4 °C hizo un trabajo inclusive superior a algunos trabajos de Ghibli.

Esto lo logra con los hermosos paisajes que se pintan en los puertos, la estrellas en el cielo que parecieran tan cercanas, el mar que transmite tanta calma, las olas que son dibujadas en cada detalle, los peces formados por gotas de lluvia, el haz de luz que suavemente atraviesa el mar y llena de color el oscuro fondo azul, incluso el movimiento de las pequeñas gotas de agua en el cuerpo de los niños al nadar, y las ballenas sumamente impactantes, el ver como escurre el agua cuando se levantan por los aires, o como choca el agua con su majestuoso cuerpo cuando nadan rápidamente. Estas son las cosas que hacen a esta película merecedora admiración en cada cuadro. Una clara afirmación de porque la animación es arte. Y como hay cosa que solo este medio es capaz de transmitir.

Kaijû no kodomo (2019)

Lamentablemente eso es lo único que la película logra realizar perfectamente, la majestuosidad del océano y un viaje astral bien logrado. El guion y la dirección fallan en diversas ocasiones, la cinta deja grandes dudas al espectador ya que nunca queda del todo claro cual es el mensaje o el sentido de la película. En diversas ocasiones escuchamos la frase “del mar son las estrellas” pero no llega a significar nada importante para nuestros personajes o si quiera aporte a la trama; simplemente son meras frases sin relevancia tangible, y hay varias de esta índole en la película.

La película trata de abarcar una idea complejísima, que todo en este mundo está conectado por el mar, ya que del mar es la vida, por ende todos contamos con esa conexión. Esta idea luego se pondera al universo, los humanos, los animales, las plantas, los planetas y galaxias le pertenecemos a él.

Es por eso por lo que la película, es compleja de digerir ya que aborda un tema realmente basto en menos de dos horas. Esto provoca que en casi más de la mitad de la película, más que contar una historia se la pasan explicando las teorías filosóficas que abarcará el viaje astral.

El viaje astral es una pasada en cuanto animación, y me gustan muchas cosas de este, el cuerpo humanoide abarcando desde pequeñas especies marinas hasta cúmulos de galaxias es una potente forma de incluir a toda forma existente en este universo, que muestre como las células, el ADN, los átomos y las estrellas son parecidos entre sí, los recuerdos de la madre de Ruka en medio de la locura y Umi desmoronándose en galaxias, son detalles muy interesantes.

Esta es una de esas obras donde se puede sentir el poder de la animación. Créanme cuando les digo que vale la pena esperar por el fantástico viaje astral. Quizá nos deje con grandes dudas pero es un buen intento por abordar temas complejos que pocas veces hemos visto al menos en la animación.

A Espíritus del mar le ocurre como en su tiempo le ocurrió a la adaptación de Akira (1988), que por problemas de duración no pudo abarcar todo el manga, limitándose a sustraer lo importante de la trama. Aun así Akira es un gran clásico de la animación que deja muchas preguntas y pocas respuestas.

En conclusión, debes experimentar esta película, que no es del todo buena pero merece la pena dejarse llevar por el viaje astral y que los pensamientos metafísicos y existencialistas comiencen a brotar de tu mente. Además de todo el agasajo visual que te llevaras de por medio.



el autor

Hola! aquí Arturo, soy ingeniero químico con un gusto enorme por el cine, anime, cómics, manga y muchas otras cosas. Me gusta dar a conocer obras para hacer crecer el medio audiovisual y gráfico. El aprender es mi actividad favorita.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Hace escasos días, Netflix acaba de subir Curon, serie italiana mezcla de horror, fantasía y thriller sobrenatural, creada por Ezio Abate, Ivano Fachin, Giovanno Galassi…