4 recomendaciones de anime que quizá no hayas visto

0

Buenas, queridos lectores, y bienvenidos a esta nueva entrada, casi continuación de aquella que hice en su tiempo titulada 4 Recomendaciones de animes recientes para aquellos que creen que la calidad tiene edad. El criterio sigue siendo el mismo, recomiendo los animes que a mí me plazca y que considere merecedores de estar en esta entrada con la condición de que sean de 2010 en adelante. ¿Habrá más entradas? Es probable. Mientras tanto, aquí os dejo este cóctel de series que poco tienen que ver las unas con las otras, para que contéis con variedad a la hora de decidiros. ¿Listos? Pues allá que vamos.

Ajin

He decidido empezar con la que es mi favorita de ésta lista y la que a su vez puede que sea la menos popular debido a una única cosa: su dibujo. Yo comprendo que es dibujo 3D, que es feísimo, está mal animado y que baja la calidad visual de la serie, que es extraña, todo esto es cierto. Pero por otro lado es una serie de tal calibre argumental en lo que a calidad se refiere que merece toda las oportunidades habidas y por haber. Una serie de ciencia ficción en la actualidad, alejándonos al fin del mascadísimo escenario post-apocalíptico que, seamos sinceros, ya le aburre a todo el mundo. Nuestro protagonista pertenece a una nueva clase de humanos, unos humanos temidos y perseguidos por la raza dominante para ser usados en experimentos: unos humanos inmortales. No se sabe si pueden morir de viejos, pero respecto a todo lo demás: reviven recomponiéndose a la perfección , sea cual sea la causa de la muerte. ¿Cuántos viven entre nosotros?¿Porqué son así?¿Podrán encontrar su sitio en la sociedad?

Akatsuki no yona

Y si antes hablábamos de un seinen publicado en España y al alcance de todos, ahora pasamos a un shojo que cuenta con la misma ventaja. A pesar de pertenecer a esta demografía y por lo tanto ser una obra romántica y con el típico triángulo amoroso, si eres un romanticón de tres al cuarto lo siento pero quizá esta serie no sea para ti. Akatsuki no Yona tiene por protagonista a Yona, una princesa con carácter y determinación que contará una historia de intrigas de la corte y traición, incluidas por tanto masacres, batallas, viajes, desencantos, pobreza y leyendas. Se podría decir que a pesar de su precioso dibujo barroco, característico de los shojo, en realidad se trata de un shonen con romance.

Tokyo Magnitude 8.0

Y si antes os hablaba de la crudeza y la marcha de Ajin o de la dulzura guerrera de Akatsuki no Yona ahora toca la serie llorera. Los animes destacan, con bastante frecuencia, por lo lacrimógenos, duros y tristes que pueden llegar a ser. Pues bien, esta serie es respecto a eso mi talón de Aquiles, mi piedra angular de angustia y tristeza. Por todo ello recomiendo que a quien no le gusten nada de nada los dramones,  que proceda a eliminar automáticamente a éste de la lista. Tokyo Magnitude 8.0 cuenta la historia, como su nombre ya puede indicar, de un terremoto en Tokyo y de cómo dos hermanos intentan llegar a casa después de que éste ocurra. En un primer momento esta serie me resultó irritante porque es propensa a intentar sacarte la lágrima fácil en todo maldito momento, cada capítulo y cada minuto. Pero cuando llegó el final no pude sino hacerme un ovillo e intentar aguantar mis ganas de llorar. No os puedo decir nada porque sería un pedazo de spoiler, pero de verdad, echadle un vistazo si sois lloreras.

Rainbow: Nisha Rokubō no Shichinin

Y aquí venimos con la cuarta y última recomendación, que es mi segunda favorita en esta lista. Rainbow es una serie viejuna, de esas que en cuanto la ves el halo de los noventa se persona. Y vaya si lo hace en esta serie. ¿Recordáis lo que os comenté sobre Dororo en esta entrada? Que en los animes antiguos la historia y desarrollo de los personajes no importa tanto, es algo que en vez de descubrir tú una vez se te presenta te imponen y adiós muy buenas. Ningún personaje está a salvo, todo es gris y muy gris, la vida es así y tienes que tragártela tal cual es. Bueno, pues esta serie es así pero sin el problema deux ex machina. Aquí sí descubres por ti mismo la relación que los personajes tienen entre ellos, su personalidad, sus motivaciones, comprendes sus reacciones, sus acciones… y por eso mismo esta serie es tan increíblemente buena. ¿Y de qué va? Bien, estamos en la posguerra en Japón, y el archipiélago está ocupado por estadounidenses pavoneándose e imponiendo sus normas como país ganador. En este complicado periodo histórico, en que el que no había organización, organismos,  alimento, justicia ni nada que no fuese la ley de la selva encontramos a 6 jóvenes que son enviados a un reformatorio sin ninguna clase de regulación o garantías. ¿Lograrán sobreponerse a las atrocidades a las que se ven sometidos?

 

Bueno, y con esto, señores, hemos terminado. Comenten y sean felices.

 



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¡Saludos a una nueva entrega de las series que nos hacen felices! En mis últimas entregas de esta sección respecto a series de dibujos, analicé…